La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Posted on Sat, Nov. 19, 2005

    Castro llama a sus seguidores a salvar la revolución

    CARLOS BATISTA / AFP
    LA HABANA

    Casi 47 años después de tomar el poder, el gobernante cubano Fidel
    Castro convocó a sus seguidores a salvar la revolución, amenazada de
    muerte por la corrupción, ilegalidades y desaciertos económicos, para lo
    cual anunció una cruzada contra esos males y medidas de ahorro y austeridad.

    ”La batalla contra esas desviaciones es de vida o muerte, de ¡Patria o
    Muerte!”, advirtió Castro la noche del jueves en un discurso de casi
    seis horas en La de La Habana.

    Castro sacudió a su joven auditorio: ”este país puede autodestruirse
    por sí mismo, esta revolución puede autodestruirse” si no logra
    eliminar los problemas acumulados, que se agudizaron con la crisis
    económica de los años 90.

    El primer error fue ”creer que sabíamos como se construía el
    socialismo”, señaló en tono de autocrítica y afirmó que “no tengo
    miedo de asumir las responsabilidades que tenga que asumir”.

    A partir de 1993, su gobierno aprobó una serie de medidas ”con
    elementos de mercado” para enfrentar la crisis, los que según el
    gobernante agudizaron viejos problemas, generaron desigualdades y
    permitieron la aparición de los “nuevos ricos”.

    Castro, de 79 años, fustigó a ”quienes creyeron que con métodos
    capitalistas iban a construir el socialismo” y se distanció de errores
    propios y del modelo soviético.

    Para lograr ”un cambio total de la sociedad cubana” y que ”cada
    ciudadano viva fundamentalmente de su trabajo y de sus pensiones”,
    anunció una batida total contra la corrupción, el desvío de recursos y
    las ilegalidades.

    Las primeras medidas anticorrupción ya comenzaron: sustitución de
    empleados en gasolineras por trabajadores sociales, los nuevos cruzados
    en la batalla.

    Para voltear la pirámide, sanear la economía y lograr un bienestar
    austero diferente al de ”la sociedad de consumo”, Castro esbozó una
    serie de medidas económicas que estimó imprescindibles.

    Entre ellas, un fuerte ahorro energético, para el cual aumentarán las
    tarifas eléctricas a los mayores consumidores y habrá un fuerte control
    en el consumo, despilfarro y desvío de combustibles, lo que ahorraría
    $2,000 millones anuales.

    También habló de la posibilidad de que desaparezcan los restaurantes
    privados (paladares); de una disminución de los subsidios estatales al
    consumo privado, en alimentos, , electricidad y combustible
    doméstico.

    Dejó entrever nuevas devaluaciones del peso convertible frente a la
    moneda nacional (24 a uno actualmente) y del dólar frente al peso
    convertible (80 centavos de dólar por uno).

    Pero el nudo gordiano es la desaparición inmediata de la ”libreta”,
    cartilla de racionamiento alimentario vigente desde 1962, cuyos
    subsidios cuestan a las arcas estatales más de $600 millones anuales.

    ”La libreta no da para vivir, pero sin ella no se puede vivir”, dijo
    un preocupado obrero fabril de 38 años, padre de familia, que no ha
    conocido otra forma de distribución.

    http://www.miami.com/mld/elnuevo/news/world/cuba/13206961.htm

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    November 2005
    M T W T F S S
    « Oct   Dec »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
    Archives