La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    SOCIEDAD
    Los cubanos no tomamos té

    Tania Díaz Castro

    LA HABANA, Cuba – Enero (www.cubanet.org) – Cuando los gobiernos y pueblos socialistas del este europeo proclamaron el abandono del marxismo-leninismo, los cubanos dejamos de tomar té. Según muchos, es lo único que se extraña del imperio soviético. Daba gusto tomarse una buena taza de té negro, muy barato por cierto, cuando sentíamos cansancio, frío o calor.

    El té, por si alguien no lo sabe, ayuda a aliviar numerosas enfermedades. La hipertensión, la ateroesclerosis, el escorbuto. Influye de manera benéfica en el tracto digestivo, eliminando las sustancias nocivas.

    Algo de gran valor que posee el té es la cafeína, cuyo efecto es mucho más suave sobre el corazón que la del café. El té estimula la actividad mental y física como ninguna otra bebida.

    En el té se encuentran las vitaminas B, B2, A, C y P; esta última en proporción inigualable en el reino vegetal. A la vitamina P se le reconocen propiedades capaces de prolongar la vida del ser humano porque puede hacerle resistencia a las enfermedades infecciosas.

    El té es reconocido desde siempre como bebida que calienta en invierno y refresca durante el verano. También contribuye a que los pulmones trabajen mejor. Se recomienda como sudorífico durante una gripe o alguna enfermedad respiratoria.

    En los casos de intoxicación, los conocedores del té lo recomiendan, pero bien cargado, con el fin de ayudar al sistema nervioso central. Incluso puede usarse en compresas para aliviar el dolor de cabeza y la fiebre causada por las quemaduras del sol.

    En Rusia se cultivan alrededor de veinte mil especies de plantas, de las cuales 250 son medicinales. De entre todas sobresale el té, tanto el verde como el negro.

    Mucho antes de que el gobierno cubano se decidiera a proporcionarle un poco de chocolate por la libreta de racionamiento a los niños, escribí in artículo titulado Los niños cubanos no comen chocolate, y expliqué los altos precios de las pastillas de chocolate en las tiendas recaudadoras de divisas, donde el cubano de a pie no puede comprar.

    Desde hace un par de meses los niños cubanos disponen de tres onzas de cocoa en polvo, cada treinta días, luego de largos años sin consumir chocolate.

    Ahora, con este aviso sobre las grandes ventajas que proporciona el té a la humana, pudiéramos esperar que en cualquier momento también nos vendan por la histórica libreta algunos gramos de té negro o verde, para beneficio del pueblo cubano. O tal vez que los organismos que atienden la en Cuba piensen en producir esta planta que se cultiva en muchas regiones tropicales y subtropicales.

    El té se conoce en desde el siglo XXVIII antes de Cristo. Llegó a Europa en el siglo XVII. Se propagó su venta en Cuba a partir de la neocolonización soviética, en 1961. Con el colapso comunista nunca más los cubanos hemos disfrutado de una sabrosa taza de té negro, como lo hace la mayoría de los habitantes del mundo.

    http://cubanet.org/CNews/y06/jan06/05a8.htm

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    January 2006
    M T W T F S S
    « Dec   Feb »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
    Archives