La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Abril 14, 2006
    Nefasto “El Refranólogo” Boza (II)
    Víctor Manuel Domínguez, Lux Info Press

    LA HABANA, abril (www.cubanet.org) – Retomando algunos de los refranes
    camuflados bajo los conceptos de Sabiduría o Experiencia, analicemos los
    que con mayores posibilidades de éxito siembran cizaña, discordia,
    desorden, pendencias y disensión en los acalorados moropos de los
    cubanos, en contra de los principios y objetivos de la obra revolucionaria.

    Escuchar en medio de la joroba de un camello, junto a los tambuchos de
    basura de un , en la cubanísima efervescencia de una cola para
    viajar al interior del país -¡como mejor opción!- que “Todo árbol es
    madera, pero el pino no es caoba”, suena cual injusta bofetada en pleno
    rostro de un sistema donde todos tienen igual oportunidad, más allá de
    su posición social o preferencia ideológica.

    ¿Acaso no sienten en este sinuoso y subversivo refrán cierta nota que
    niega la teoría de la igualdad en el socialismo? ¿No palpan el
    subversivo intento por demostrar las diferencias entre unos y otros, el
    cada uno en su sitio, la superioridad manifiesta de una clase o
    espécimen sobre los demás?

    La peligrosa diferenciación que expone a partir del ejemplo de la caoba
    y el pino -algo así como todos somos cubanos, pero el maceta y el
    comunista están por encima del desmochador de palmas y del que disiente-
    puede inquietar a muchas personas lentas de entendederas que, aún
    transcurrido medio siglo de revolución, no logran interiorizar o sentir
    en cuerpo propio los beneficios de tan magna obra.

    ¿Cómo es posible siquiera imaginar que los expertos en desvíos, robos,
    negocios turbulentos y jineteo estrenduoso, o algunos dirigentes,
    cuadros, delegados y excombatientes revolucionarios, tengan mayores
    opciones de sobresalir en la sociedad y alcancen mayor nivel de vida que
    los trabajadores de altura como el desmochador, el guardián de un faro,
    y de quienes piensan diferente a la ideología oficial?

    ¿No sienten caminar por el refrán “Todo árbol es madera, pero el pino no
    es caoba”, los comejenes de la desviación ideológica, el palo seco de la
    supremacía financiera y el golpe artero del hachazo político?

    ¿No es sabido que todos sin distinción son depositarios de una libreta
    de racionamiento? ¿Acaso cuando llueve -si están a la intemperie- no se
    mojan por igual?

    ¿Quién niega que vayan a parar al mismo cementerio con la sola
    diferencia del lugar y el diseño de las tumbas o panteones?

    ¿Tanto los hijos de uno como los de otros no estudian en la misma
    , optan por las mismas becas y se mantienen a equidistante nivel
    de posibilidades a la hora de obtenerlas?

    Es duro comprender que hasta en los refranes quieran agraviarnos,
    hundirnos en las dudas, exponernos al escrutinio del lengüeteo mundial.

    Duele que después de tantos años de equilibrio ideológico, justeza
    política y repartición apenas desigual, pretenden calificarnos de
    marginadores, selectivos y otras señas que anuncian supuestas
    diferencias entre cubanos que residen en el país.

    Pero donde la chiva rompió la talanquera, el perro dejó de seguir al amo
    y la gallina se orinó, es en los refranes que dicen: “El que tiene
    amigos tiene un central” y “En todas las manadas hay un pollo pelón”.

    Con el mayor descaro e irrespeto hacia un sistema social donde la
    honradez y el control son el crédito infinito, el primer refrán
    constituye un llamado a cuatro voces al desgobierno, la irregularidad,
    el tropelaje, la desorganización y el caos que tumbaría un andamiaje
    burocrático sin el cual se haría imposible en Cuba hasta bostezar.

    ¿Ustedes se imaginan qué sería de la economía del país si cuanta persona
    tiene un socio o pariente en un central le pide y obtiene una librita de
    azúcar, media botellita de alcohol, un litro de petróleo o un tambuchito
    de miel?

    ¿Pueden interiorizar el caos que generarían los amigos de los amigos
    cargando como hormigas hacía sus casas lo mismo sacos de aspirinas y
    panes, que carretones de tablas, bolsas de cemento o cajas de
    calzoncillos, baldosas, quesos, zapatos, sal pescado y el resto de los
    7777 productos y artículos deficitarios en la vida cotidiana del cubano?

    ¡Eso sería lo último! Algo así como entregar las riquezas del país al
    enemigo en bandeja de plata, pues no sólo se afectaría la exportación y
    el consumo interno, sino también quedarían sin empleo los “papeliteros”
    encargados de recibir, contabilizar, poner cuños, organizas colas,
    diseñar peloteos, para después de varios meses autorizar con la firma de
    arriba el permiso de soplarse la nariz a un ciudadano necesitado de una
    pronta atención a sus problemas.

    ¡Y habría que ser un capitalista redomado para caer en este trasiego de
    productos sin conduce, memos, análisis, autorizos, reuniones de control
    y ayuda, investigaciones, prontuario de conducta, prueba de convicción
    ideológica, muestra de ADN y un control LPV -Listo para Vencer- entre
    ciudadanos que tal vez no militan ni en el !

    Hay que estar alertas contra los actos de despilfarro, las acciones
    ilegales y la distribución sin control en una nación donde todos son
    beneficiarios del mismo sol y de similar luna.

    No se puede bajar la guardia ante los intentos del enemigo por
    desacreditarnos por cualquier vía, como hoy pretenden hacerlo a través
    de los que parecen inofensivos refranes, pero no lo son.

    Vean si no la descalificación a la unidad política, el masivo entusiasmo
    y la monolítica unción de las masas en su carrera de maratón hacia el
    porvenir, que reza un refrán como “En todas las manadas hay un gallo pelón”.

    ¿Qué pretende insinuar este agente especial del enemigo? ¿Que no estamos
    tan unidos como propagamos cada segundo de la vida? ¿Intentan
    calificarnos de manada sin pensamiento propio, elección personal, rumbo
    escogido y otras resquebrajaduras éticas como tener en nuestras filas
    falsos revolucionarios, oportunistas, resentidos y desencantados que al
    primer revuelo sacan las plumas y huyen despavoridos como el pollo pelón?

    ¡No hay dudas de que un refrán así significa un insulto! ¡Le ronca el
    mango que muchos no ven el juego sedicioso oculto en las palabras
    escritas con el objetivo de desestabilizarnos, de obligarnos a revisar
    los caminos de un proceso y el comportamiento colectivo de una población
    sutilmente calificada de manada, horda, rebaño, cuadrilla, bola de gente
    que marcha sin ton ni son hacia cualquier orilla donde haya sombra!

    ¡Hay que vivir para ver! Se escucharán palabras como truenos sobre la
    resequedad de un sueño falto de abundantes lluvias, pero que jamás
    lleguen a la tormenta, dijo mi amigo Franklin “El Rana” Pararrayos Pi,
    en un reciente parte del tiempo literario.

    Aunque en realidad no deben preocuparse por estos refranes necios,
    malintencionados, que ocultan tras el gracejo popular una carga malévola
    de comparaciones, propuestas deshonestas y llamamientos a la insensatez
    de utilizar la cabeza no sólo para gorras de los yanquis de New York.

    Y como
    guerra avisada no mata soldado, revertiremos a través del
    infalible análisis marxista algunos refranes que sirven de supuesta
    predicción o advertencia ante los ataques del enemigo, pero eso será en
    el próximo desguace de textos que pretenden subvertir nuestra paz de
    batallas y guerras de papel.

    LUX INFO-PRESS
    Agencia Cubana Independiente de Información y Prensa
    E-mail: Fsindical@aol.com

    http://www.cubanet.org/sindical/news/y06/04140601.html

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    April 2006
    M T W T F S S
    « Mar   May »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    Archives