La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    ¿Reír o llorar?, una Tragicomedia a la Cubana

    2006-06-22

    Eso, una de tantas tragicomedias a la cubana. No supe si reír o llorar
    cuando escuche la historia que me relató el colega Juan Carlos Linares
    acerca de la multa que le han impuesto las autoridades porque según las
    leyes cubanas, calificadas por él como absurdas y kafkianas, vive de
    forma desde 2000 en la casa de su esposa en el municipio
    capitalino 10 de octubre.

    La referida multa, impuesta a Linares en octubre de 2005 ascendente a
    450 pesos moneda nacional, actualmente duplicada, según el decreto ley
    217 es porque no se ha inscrito en el registro del carné de identidad de
    10 de Octubre. De no pagarla por 10 que puede ir a prisión de 1 a 6
    meses y hasta 1 ano.

    Y, ¿por qué no ha cumplido con este tramite el comunicador
    independiente? Porque las cosas de este país son a veces únicas e
    incomprensibles. Veamos: Para estar “legal” Linares sólo tiene que
    cumplir con la mencionada formalidad, inscribirse en lO de octubre, pero
    a los mismos efectos legales no puede hacerlo aunque lo quiera y
    necesite porque su esposa aún no es la propietaria de la que
    ocupan.

    Olguita, una señora mayor, la dueña anterior de la casa, antes de morir
    hizo testamento en favor de la esposa del , pero y otra vez
    pero, desde 2003 los documentos permanecen “engavetados”. Además y para
    colmo 10 que dice el titulo de propiedad en cuanto al número de
    habitaciones de la casa no coincide con la realidad ¡¿?!

    Linares, de vencer este obstáculo pudiera inscribirse de forma temporal
    en lO de octubre, porque es propietario de una casa en la Habana Vieja y
    en Cuba no se puede tener mas de un habitáculo en propiedad, sólo en el
    caso que el propietario pueda demostrar fehacientemente que la segunda
    es para y sólo para veraneo.

    Entonces aparecería inscrito en 10 de octubre pero la libreta de
    abastecimientos seguiría en la Habana Vieja. Tendría que viajar el
    hombre todos los meses, varias veces, hasta allá para coger “lo que
    viene”. Algo positivo, tendría garantizado el ejercicio físico, lo que,
    pensándolo bien no necesita tanto hacer.

    También Linares tiene como soluei6n a su acuciante problema
    habitacional, que no es por defecto sino por exceso, mudarse con su
    mujer para la Habana Vieja y dirá usted, tal vez de forma ingenua, por
    desconocimiento de la realidad cubana, vender o alquilar la casa de 10
    de octubre, pero y siempre pero, el casco histórico de la vetusta Habana
    es considerado por las
    autoridades un municipio especial con interés hist6rico y turístico en
    el que no se permiten aumentos poblacionales.

    No se pueden vender casas en Cuba, s6lo al Estado que paga una cifra que
    he observado no convence a los posibles vendedores y sí se puede
    alquilar, pero, perdón, Linares no reúne los requisitos indispensables
    acordes a la “moral socialista” imperante para realizar esta actividad
    económica porque como hemos dicho es un independiente, alguien
    visto como
    proscrito, no reconocido, diferente, que está en contra del gobierno,
    delito capital en la mayor de las antillas caribeñas.

    Nada, hasta que no se desengaveten los papeles Linares esta como decimos
    los cubanos, embarcado. Por el momento, me ha dicho, esta considerando
    algunas alternativas como nombrar un abogado, se han mostrado reticentes
    a defender su caso, me ac1ara.

    Solo la directora del bufete, que asegura le atendió bien dándole
    palabras de aliento porque ella, está casi exactamente en la misma
    situación de Linares, desde hace tres meses en la casa del marido y en
    espera de que en cualquier momento le pongan la multa.

    Otras opciones tiene Linares, dos de ellas sugeridas por funcionarios
    del poder popular y del carné de identidad consistentes en romper de
    forma temporal el vinculo que tiene con su esposa en 10 de octubre o
    visitarla en horarios nocturnos, a cubierto de las miradas vigilantes de
    los vecinos que pudieran delatar su presencia en la casa.

    Otra posibilidad que tiene Linares, esta más tangible, es conveniar la
    multa en a oficina de cobros con vistas a pagarla a plazos, requisito
    indispensable, pagarla, para poder rec1amar y por ultimo también puede
    permutar la Casa de la Habana Vieja, dice que ya tiene palabreada” una
    casa en San Miguel del Padrón cerca de la Virgen del Camino donde no
    pudiera alquilar, bueno no especulo, ya nos enteraremos de lo que suceda.

    Mientras tanto no sé si llorar o reír ante esta tragicomedia a la cubana
    que le puede pasar a cualquier compatriota residente en esta hermosa
    Isla del caribe.

    http://miscelaneasdecuba.net/web/print.asp?artID=5866

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    June 2006
    M T W T F S S
    « May   Jul »
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    2627282930  
    Archives