La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Breve mirada a la situación social de la familia cubana

    Héctor Ramón Forés Sánchez

    11 de junio de 2007

    Holguín, Cuba – bitacoracubana – Para la gran mayoría del pueblo cubano,
    la situación socioeconómica es algo dura. La vida diaria es un ir y
    venir para poder obtener productos en el mercado.

    Entre el 2005 y el 2006 el gobierno hizo una reforma salarial y,
    mediante una escala al efecto, estableció un aumento en un monto de
    salarios y pensiones creando toda una expectativa de alivio económico,
    pero ello no ha resuelto absolutamente nada.

    La carestía de la vida es galopante, y se traduce en una hiperinflación.
    La vida se hace difícil hasta para los que reciben remesas del
    extranjero, ya que en las tiendas que venden en moneda convertible el
    alza de los precios reduce el poder adquisitivo.

    Para ilustrar lo expuesto sobre la reforma salarial, las cuatro onzas de
    café de la libreta de racionamiento que deben durar un mes a cada cubano
    costaban 20 centavos, ahora cuestan 5 pesos cubanos, lo que significa un
    aumento de 25 veces. Los llamados cinco huevos adicionales, al parecer
    por el apellido, cuestan en la actualidad 90 centavos por unidad de 15
    que antes costaban, lo que representa un aumento de seis veces.

    Y para qué hablar de los artículos electrodomésticos de pésima calidad
    que tienen endeudada a la familia cubana, vendidos a precios carísimos
    en relación con el nivel salarial promedio del cubano, lo que ha creado
    un verdadero trauma en el núcleo familiar que no ve la forma de
    organizar el presupuesto familiar y tener un respiro, ya que todo,
    absolutamente todo, es un problema y no quiero referirme a la cantidad
    de necesidades acumuladas e insatisfechas como ropas, útiles y otros.

    En el 2005 el gobierno anunció a bombo y platillo que se construirían
    cien mil viviendas, ¿Dónde están? ¿Se equivocaron y las construyeron en
    la luna?

    Recientemente visité la Habana Vieja, y es lastimoso el estado de la
    . La gente, en su mayoría, se apiña en edificios semi derruidos,
    en los que se observa la amenaza de derrumbe como regla, donde dos o
    tres generaciones conviven de manera precaria y como consecuencia se
    genera un alto nivel de promiscuidad, con las malas palabras a la orden
    del día y el comportamiento inadecuado resultante. Como todos sabemos,
    esta situación apretadamente descrita se extiende desde la Punta de
    Maisí hasta el Cabo de San Antonio.

    Hay un sector poblacional al que me quiero referir que lo llamaremos "de
    la tercera edad". Este sector poblacional, después de una vida de
    trabajo, le subieron como retribución una pensión o ayuda social que
    para nada les alcanza. Existen las llamadas casas de abuelos en las que
    se les da una atención aceptable dentro de lo caótico de la situación y
    esto sólo representa una exigua minoría, por la poca cantidad y
    capacidad de estas denominadas casas de abuelos.

    La situación mayoritaria es que los ancianos son forzados a realizar
    todo tipo de actividades impropias para su edad, como son la venta
    furtiva de periódicos, cigarros, etc… en cualquier esquina. En Ciudad
    Habana esto se aprecia fácilmente. Da pena ver hombres que frisan los 80
    años moviendo carretillas o realizando tareas pesadas incongruentes con
    su edad.

    Hay que preguntar: ¿de qué seguridad social habla el gobierno?, ¿de qué
    protección social?

    Es triste la vida de los ancianos en Cuba, a semejanza de todo el pueblo
    cubano, cuyas vidas son igualmente penosas. El país y el pueblo
    necesitan cambio profundo dándole libertades al pueblo de todo tipo,
    buscando la perfección en todos los órdenes, dejando que los cubanos
    tengan propiedad y puedan expresar sus ideas libremente.

    Sin embargo, el gobierno como acostumbra, afirmó que la economía había
    crecido en un 12,6 por ciento, pero el cubano de a pie se pregunta
    ¿dónde está ese crecimiento económico y cómo es que ahora se habla de
    eficiencia frente al desorden y la desidia existentes, donde nada de
    nada funciona?

    Yo no lo entiendo, quien lo entienda, por favor, que me explique.

    http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=4925

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    June 2007
    M T W T F S S
    « May   Jul »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
    Archives