La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Publicado el miércoles 27 de junio del 2007

    La penetración castrista en América Latina
    NICOLAS PEREZ DIEZ ARGÜELLES

    Al no nos gusta enfrentar crudas realidades y vivimos de sueños,
    olvidándonos qué mensaje trató de enviarnos Cristo cuando dijo: “La
    verdad os hará libres''.

    Me he preguntado 100 veces por qué razón el castrismo, tan fuñido a la
    hora de mostrar sus precisos triunfos, goza de tanto prestigio en
    América Latina. He tomado no un bisturí, sino un cuchillo de carnicero y
    he diseccionado las entretelas de un asunto que, como la luna, tiene dos
    caras, hasta llegar a las siguientes conclusiones, que quizás como otras
    veces sean un foul a las mallas. Durante un tiempo pensé que por un
    bello sentido de justicia o por un complejo de Edipo mal superado, al
    menos en las cancillerías la admiración radicaba en la fábula bíblica de
    David y Goliat, por el valiente enfrentamiento de un pequeño país con el
    más poderoso del planeta Tierra. También resultaba explicable que la
    masa irredenta hubiese sucumbido a esa magia que posee La Habana para
    manejar con tanto encanto y descaro sus propios mitos. ¿Pero y los
    gobiernos? Y los políticos de América, ¿por qué tanta babosería?

    La respuesta la tuve en el lugar más insólito para descubrir este tipo
    de enigma. Fue cuando llegué a tierra el pasado jueves por la tarde,
    después de finalizar la pesca del día, a la marina de Punta Cana,
    participando de un evento fascinante, el Torneo Internacional de la
    Romana del Marlin Azul. Uno sólo puede entender de qué se trata si ha
    leído Islas a la deriva de Ernest Hemingway.

    Mi yate, El Tiburón, un Unisse de 42' del 2000, había capturado ese día
    3 marlins blancos fotografiados y taqueados con un número de serie que
    serían enviados al Bill Fish Foundation para su clasificación, y aun
    cuando no valían puntos en la competencia nuestro capitán, el famoso
    Ricardo Torres, alias Ponce, había calificado la jornada de ''decente''
    porque a las 8 y 34 de la mañana se nos había escapado, como siempre
    sucede con los pescadores, que son más mentirosos que los vendedores de
    autos usados, el gran pez, la presa cumbre, que no vimos porque no llegó
    a saltar en el aire, rompió el sedal a los cuatro o cinco minutos de
    lucha, pero definitivamente todos aseguraban en el bote, que “era un
    marlin azul de por lo menos 400 libras''.

    Cuando llegamos a tierra, el muelle, que albergaba la mayoría de los 44
    yates del torneo, era un hervidero de vida y pasión que me trajo un déjà
    vu de las Regatas Nacionales de Remos de Varadero. Crucé entre la
    muchedumbre hasta llegar al restauran La Yola. Allí estaba citado con un
    político costarricense para terminar una conversación que había quedado
    inconclusa el día anterior, en donde me había dicho par de cosas
    interesantes, en el Jelly Fish de Bávaro, sobre la misteriosa
    influencia de Cuba sobre los políticos latinoamericanos. Nos sentamos en
    una mesa apartada y en minutos hizo del tema una lectura magistral,
    sabía lo que hablaba.

    El tratar de influir en los gobiernos al sur del río Bravo era una vieja
    práctica que se remontaba a los inicios de la antigua NKVD, que llegó a
    tener bajo su esfera de influencia y posibilidad de chantaje a líderes
    clave como Salvador Allende y José Figueres. En esta época era una pieza
    clave de este desmadre el cubano Joaquín Ordoqui. Esta trama se
    sofisticó con el concurso de la Stassi alemana y, cuando llegó a Cuba,
    tomó altura porque todos conocemos de la enorme imaginación del cubano.

    Este tipo de actividad era como el de la elaboración del mármol en
    Italia, un trabajo artesanal y artístico que trasmitía sus secretos
    oralmente y siempre estaba en vías de perfección. El tenía un amigo,
    brillante político hondureño al que un funcionario cubano, después de
    darle más vueltas que un trompo, le había ofrecido con una delicadeza y
    una diplomacia summa cum laude ayuda económica en cash para financiar
    una campaña electoral imbatible y ayuda política de las tropas de choque
    de izquierda, instrumentos de Cuba en su país. El hondureño rechazó la
    oferta argumentando que eso era en Honduras y el funcionario
    cubano del Departamento América le respondió inmutable y sonriente que
    lo que sí no era ilegal, aunque al menos era inmoral, que la derecha
    ocupara una posición política en un país con tanta pobreza, y que
    carecía de importancia que él dijera no, que ya otros dirían que sí.

    En catarata incontenible prosiguió aportándome datos: dos políticos
    ticos amigos suyos –el uno había operado de la vista a su madre, el
    otro a su hija de las carótidas en la isla y, en ambos casos, Cuba no
    les había cobrado ni un solo centavo. Además de la , también
    penetraban los diferentes países con becas para estudios e invitaciones
    a militares e intelectuales para visitar La Habana, y que en muchos
    casos, no en todos, coronaban la operación con fotos o películas de sexo
    explícito, con lo cual manejaban a la cándida víctima que había pensado
    que el castrismo era capaz de tener un acto de generosidad sin obtener
    nada en cambio.

    Por último me hizo una pregunta que me puso a pensar. Si con unos medios
    económicos mínimos, cada cubano con una libreta de racionamiento en la
    mano y unas cifras económicas desastrosas, sin casi presupuesto, Cuba
    había obtenido milagrosos éxitos en el campo de la penetración, el
    chantaje y el espionaje, ¿a dónde se podría llegar ahora que La Habana
    tenía acceso directo a un petróleo venezolano cotizado a $70 el barril
    en el mercado mundial?

    nicop32000@yahoo.com

    http://www.elnuevoherald.com/opinion/story/58380.html

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    June 2007
    M T W T F S S
    « May   Jul »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
    Archives