La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Dicen
    Yosvani Anzardo Hernández
    1 de julio de 2007

    Holguín, Cuba – bitacoracubana – Los cubanos somos habladores y nos
    gusta pronosticar, lo hacemos con dos objetivos fundamentales.

    El primero y más importante es llamar la atención en el momento en que
    predecimos el futuro y de esa forma demostrar cuan informados estamos y
    cuan analíticos podemos ser.

    El segundo objetivo es regodearnos con el tiempo, al demostrar cuanta
    razón teníamos sin importar que las cosas no hayan sucedido como lo
    anunciamos, a fin de cuentas si algo hemos asimilado bien es la cultura
    de la justificación y la tergiversación póstuma de nuestras propias
    palabras, pues siempre podemos sustituir crisis económica por periodo
    especial, embargo por bloqueo, robar por conseguir, empeorar por
    mejorar, no hay por, está en falta, dictadura por democracia y así por
    el estilo un interminable etcétera.

    Por todo esto y para que no digan que yo nunca reconozco nada bueno,
    hoy, me voy a limitar a reproducir fielmente lo que se dice en la calle
    que sucederá en mi pueblo en los próximos días y meses. Si no sucede
    recuerden que yo hablo algo más claro que Nostradamus y que quien se
    equivoca no soy yo, sino ese ente omnisciente que casi nunca sabe que
    hacer con lo que conoce pero que aún así, en esta materia pocas veces
    yerra, pues constituye todo un inmenso tanque pensante, y lo que divulga
    no es más que el ruido de las piedras que trae el y que es conocido
    por todos, como el pueblo.

    Dicen en mi pueblo que el ferrocarril volverá a atravesar la aldea como
    antes, y que para ello sólo faltan 700 metros de vía férrea, o sea unos
    55 campos y claro, todos nos alegramos, porque a fines de la década de
    los ochenta del pasado siglo, esa vía la alejaron de nosotros como
    resultado de una política nacional que consideraba necesario que los
    trenes no cruzaran por los pueblos para evitar de esa forma accidentes.
    Contrariamente a lo esperado, por lo menos aquí, las víctimas por
    accidentes aumentaron y llegar a la estación es peligroso y difícil, por
    lo apartado y solitaria que es la "Liberia" donde se encuentra la
    destartalada estación.

    Dicen también que van a traer camas para el hospitalito y una autoclave
    para comenzar a esterilizar los instrumentos médicos. Que traerán un
    pequeño ómnibus para el a la ciudad capital de los enfermos
    que viajan a hacerse hemodiálisis y hasta que tendremos dos ambulancias,
    y es probable que algo de esto sea cierto porque ya entraron sillas de
    rueda y muletas al hogar de ancianos.

    Dicen además, que van a vender un radio receptor por núcleo y que cuando
    termine el proceso judicial contra los compañeros trabajadores sociales
    que robaban televisores chinos, se reanudará la venta de estos, claro,
    con las mismas reglas de antes, dando y dando: te doy un chino nuevo si
    me das un ruso viejo que hable y se vea, aunque pretender encontrar un
    televisor ruso a medio palo es como querer cortar hoy caña de un solo
    trozo y además hay que presentar la propiedad, medida esta que
    contradice el derecho de posesión por usucapión establecido por la ley.

    Dicen, y aquí la duda si es general –y no se puede culpar a la gente por
    el escepticismo, es que nos han mentido tanto que ¡concho cara`!; no se
    puede creer ya ni en radio bemba que difunde lo que los "doctores" dan
    por hecho–, que San Germán después de treinta años de promesas, por fin
    tendrá un acueducto, y ni lo voy a comentar ni haré historia, pues hay
    que cruzar los dedos no vaya a ser que se malogré la cosa.

    Por último, y para no cansar. Dicen que van a conectar a todo el pueblo
    al dichoso grupo electrógeno. Que continuará la venta de keroseno por
    libreta de racionamiento porque los apagones serán de a quintales, que
    las bolsas de cemento que están a 6.25 CUC en las tiendas, pronto
    valdrán igual que las que nuestro gobierno comercializa en Haití, o sea
    1.00 dólar, y esto es importante porque significa que los cubanos
    comenzamos a ser visto como haitianos por nuestro "generoso gobierno" y
    por lo tanto avanzamos en la escala de valores.

    Dicen que lo que se dice no se da, pero hay que decirlo para que la
    gente siga soñando y para que la expectativa un día haga valer las
    promesas. Lo que no oigo decir es que las personas exijan respeto a sí
    mismas para que no hayan estudiantes universitarios dando las gracias
    por televisión al gobierno por permitirles estudiar aún siendo negros,
    como si el racismo no fuera un delito punible incluso en la actual
    Alemania, y es que no conocen el mundo en que viven.

    No oigo que nadie exija el respeto de las autoridades por las leyes
    vigentes, y estimulan con la ignorancia la violación de artículos como
    el 297 del código civil que establece que toda posesión se presume
    lícita y el 188 que establece el derecho por usucapión.

    Cedimos todos nuestros derechos para sentirnos culpables de ser
    inocentes y no nos atrevemos a pensar por no negarnos a obedecer.

    Sentimos miedo de reconocer que hemos estado equivocados porque el
    equívoco siempre fue nuestro sentido de la vida y el odio su lazarillo.

    Se dicen tantas cosas y se hacen tan pocas, se dicen tantas mentiras que
    suenan como verdades, se dicen grandes verdades… y sólo eso, se dicen.

    http://www.bitacoracubana.com/desdecuba/portada2.php?id=5073

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    July 2007
    M T W T F S S
    « Jun   Aug »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
    Archives