La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    EL CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

    Por Jesús Marzo Fernández *
    Analista
    Colaboración
    La Nueva Cuba
    Septiembre 5, 2007

    El próximo 10 de Octubre se conmemoran diez años del último congreso del
    partido celebrado en Cuba, de acuerdo a los estatutos del partido los
    congresos estaban llamados a celebrarse cada cinco años ya que el
    congreso es "la máxima representacion del pueblo cubano" y el aparato de
    dirección del gobierno cubano, el cual debía ser renovado y
    perfeccionado sistemáticamente, hasta el presente por distintas causas
    aún no se ha celebrado el sexto congreso.

    Resulta conveniente para los estudiosos del tema cubano analizar los
    resultados y efectos en la población cubana del llamado quinto congreso.
    Este quinto congreso se caracterizó por alcanzar una participación de
    sus miembros sobre la base de la máxima fidelidad a la figura del
    comandante en jefe y de hombres con una trayectoria probada e
    intachable. La composicion de los miembros elegidos para formar el
    aparato de dirección del partido y los miembros del comité central se
    conformó sobre las siguientes bases: el 72% de sus miembros eran
    funcionarios del gobierno y del aparato de dirección del partido, el 15%
    militares, el 10% de obreros destacados y el 3% de científicos. Este
    aparato de dirección formado por 150 personas no había dudas que
    representaba una fuerza monolítica de una lealtad probada y con un nivel
    de comprometimiento incuestionable con la revolución.

    Los resultados de estos funcionarios en la actividad socio-económica y
    política del país pueden resumirse en los siguientes aspectos. De los
    quince ministros que fueron electos como miembros del comité central
    puede sintetizarse en lo siguiente:

    1. SUSTITUIDOS POR CORRUPCION
    Barbara Castillo Cuesta
    Comercio Interior

    Osmany Cienfuegos Gorriaran

    Roberto Tomas Diaz Sotolongo
    Justicia

    Roberto Robaina Gonzalez
    Relaciones Exteriores

    Marcos J. Portal Leon
    Industria Basica

    Orlando Felipe Rodriguez Romay
    Pesca

    2. SUSTITUIDOS POR INEFICIENCIA
    Carlos Pablo Dotres Martinez
    Publica

    Fernando Vecino Alegret
    Educacion Superior

    3. SUSTITUIDOS POR DEFUNCION
    Alfredo Jordan Morales
    Agricultura

    Rosa Elena Simeon
    Ciencias

    4. SOLAMENTE SE MANTIENEN EN ACTIVO, MAS BIEN POR LEALTAD QUE POR
    RESULTADOS ADMINISTRATIVOS
    Luis Ignacio Gomez Gutierrez
    Educacion

    Abel Enrique Pietro Jimenez
    Cultura

    Jose Luis Rodriguez
    Economia

    Ulises Rosales del Toro
    Azucar

    Salvador Valdes Mesa
    Trabajo

    Un aspecto interesante que define los resultados de estos diez años es
    el informe elaborado por la Fiscalia de la República, que durante este
    período han sido sometidos y sancionados por la justicia mas de 42,000
    funcionarios y militantes del partido.

    El Buró político tampoco estuvo exento del fenómeno de la corrupción.
    Los casos más sonados fueron los de Juan Carlos Robinson Agramonte,
    Roberto Robaina Gonzalez, y Marcos J. Portal.

    La situación de la corrupción ha alcanzado tan altos niveles que durante
    los meses de abril y agosto del 2007, el gobierno se ha visto obligado a
    aplicar sendas resoluciones sobre la disciplina laboral y la corrupción
    con el objetivo de frenar estas actividades.

    En la economía el colapso fue de tal magnitud con la desaparición de la
    Unión Soviética, que el gobierno se vio obligado a inicios de los 1990 a
    autorizar la libre circulación del dolar, promover las remesas
    familiares, autorizar la inversión extranjera, poner un énfasis especial
    en el turismo y brindar un pequeño espacio a los trabajadores por cuenta
    propia. Este conjunto de medidas con la ayuda irrestricta del gobierno
    de Hugo Chávez, ha evitado el colapso total de la economía cubana.

    La gestion económica de por sí ha sido un fracaso total reconocido por
    el propio gobierno cubano.

    La actividad económica en especial ha sido muy deficiente en estos
    últimos 10 años, al punto tal que la actividad fundamental de Cuba, la
    industria azucarera prácticamente se encuentra en vias de extinción. La
    ganadería vacuna, la porcina, y la avicultura se encuentran en los
    niveles mas bajos de su historia, al igual que las cosechas de viandas y
    vegetales.

    Esta crisis ha tenido que ser atenuada con la importación de más de mil
    millones de dólares anuales del mercado norteamericano. Según el
    ministro de Comercio Interior en la actualidad el 80% de la canasta
    básica de productos alimenticios es de origen importado, si comparamos
    en el año 1987 era del 50%, y en el año 1959, según estudios realizados
    por la de Villanueva, no llegaba al 12%. No es ocioso
    recordar que en la década de 1950, Cuba era el principal exportador de
    alimentos del mundo, más de una tonelada de alimentos por habitante.

    Otro sector totalmente afectado es el de la construcción. Según reconoce
    el propio gobierno el déficit de viviendas supera el medio millón, sin
    considerar la grave crisis en el mantenimiento de las actuales
    viviendas. En la rendición de cuentas del gobierno de la capital, el
    Instituto de Planificación Física reconoce que de las 560,000 viviendas
    en la capital, más del 50% se encuentran en estado inhabitable.

    En relación con los viales la situación es aún más crítica. Según
    reconoce el director de viales Homero Crabb, en su intervención en la
    Asamblea Nacional el pasado mes de julio, más del 70% de los mismos se
    encuentran en estado casi intransitable, requiriéndose un plan de diez
    años con una disponibilidad de 300,000 toneladas de mezcla asfáltica
    para recuperar la viabilidad. Actualmente solamente se dispone de 30,000
    toneladas anuales.

    En el , el colapso de la Unión Soviética y la falta de
    combustible determinó a inicios de los años 90, la decisión de sustituir
    mas del 80% del transporte público por las bicicletas. Se importaron más
    de dos millones desde transformándose radicalmente la forma de
    transporte y locomoción del cubano. Los efectos de esta medida en la
    población cubana fueron devastadores. Según estudios realizados por el
    Instituto de Higiene y Epidemiología, la falta de alimentos que fue la
    causa del surgimiento de la epidemia de neuropatía, también incidió de
    forma directa en la población cubana. En 1993 de acuerdo a estos
    estudios la población cubana mayor de 18 años tuvo una perdida de masa
    corporal de casi 15 libras por persona, ya que la ingesta de alimentos
    no sobrepasaba las 1,200 kilo calorías por día, incidiendo también de
    forma directa en la talla de los cubaños, que en estos últimos años se
    ha visto disminuida significativamente. Incluso durante el ano 2007, se
    ha solicitado ayuda emergente al programa mundial de alimentos de las
    Naciones Unidas, debido a la presencia cada vez mayor de niños
    distráficos en las provincias orientales.

    Durante este período también se ha manifestado una crisis en el sector
    de la salud pública, considerando que una de las principales fuentes de
    divisa ha sido la exportación a otros países del personal de la salud.
    Como un aspecto novedoso hoy en Cub
    a la está sujeta a un
    sistema muy restringido de distribución es decir un racionamiento
    rigurosamente controlado por el estado.

    En el sector industrial se puede considerar a Cuba como un gran
    cementerio de equipos obsoletos de tecnología atrasada, procedente del
    extinto campo socialista. La industria cubana actualmente no es capaz de
    tener competitividad en el mercado mundial por ser en términos generales
    alta consumidora de energía. En estos últimos diez años de acuerdo a los
    indicadores de las Naciones Unidas, Cuba se encuentra ubicada entre los
    tres países más pobres del área: Bolivia y Haití.

    En lo político, estos últimos diez años se han caracterizado como un
    período de grandes represiones. No se puede olvidar que figuras
    delictivas propiciadas por el propio gobierno como el comercio
    vinculado al racionamiento, y salida ilegal del paíis, fueron
    sancionados miles de ciudadaños, lo que conllevó a un incremento
    sostenido de la población penal.

    Este conjunto de situaciones incentivó el movimiento cada vez mas
    creciente de la disidencia interna la cual como todos conocen ha sido
    reprimida de forma brutal.

    Resulta importante señalar que durante estos últimos diez años, el
    deterioro moral de la sociedad ha sido significativo. El robo, la
    corrupción, y la prostitución han corroído todos los estratos de la
    población.

    El turismo señalado por el gobierno como el motor de la economía ha sido
    fuente de corrupción y de conjunto con la inversión extranjera ha dado
    surgimiento a una nueva clase de dirigentes, muchos de ellos procedentes
    de las fuerzas armadas que han ido acumulando riquezas a costa del
    patrimonio nacional.

    EL SEXTO CONGRESO

    Desde el inicio de la etapa terminal de la enfermedad de Fidel Castro se
    ha estado analizando por la dirección del gobierno cubano, la
    conveniencia de efectuar el congreso del partido para legitimizar la
    sucesión de Raúl Castro. Incluso, se llegó a plantear que la imprenta
    Federico Engels ya había confeccionado toda la documentación necesaria
    para la realización de dicho evento. Sin embargo, la prolongada
    enfermedad y la falta de información sobre el futuro de la salud de F.
    Castro, ha ido dilatando la decisión de convocar este congreso.

    Hay que tener en cuenta que la convocatoria del congreso conlleva la
    discusión de las tesis económicas que regiran el país en los próximos
    cinco años. Además, la selección de los delegados determinara las
    características partidarias del comité central. Un aspecto que ha
    caracterizado a los actuales miembros del comité central es su
    longevidad, es una militancia muy vieja, de características muy
    ortodoxas y formadas sobre un esquema cerrado de continuidad de un
    sistema económico que ya hoy se considera obsoleto. Mientras F. Castro
    esté en condiciones de emitir opiniones, no resulta aconsejable convocar
    a un congreso, que pueda modificar el actual modelo de dirección del
    país. Las grandes incógnitas, cuáles serán las tesis económicas?, ¿cuál
    será la composición del nuevo buró político, y del nuevo comité
    central?, ¿pasaran a retiro los históricos miembros?, ¿surgirán nuevas
    figuras?, y lo más importante, ¿cuál será la función de los militares en
    las nuevas proyecciones?. Actualmente, los militares han venido
    asumiendo un papel cada vez más activo en todos los aspectos en la vida
    socio económica del pais.

    El gobierno cubano necesita urgentemente legitimizar y sanear su equipo
    de dirección, asi como brindar nuevas espectativas y promesas de mejoras
    económicas a la poblacion cubana.
    * Jesús Marzo Fernández, analista y economista cubano, fue Secretario de
    la Comisión de Divisas del Grupo de Alimentación del Consejo de
    Ministros de Cuba.

    http://www.lanuevacuba.com/archivo/jesus-marzo-fernandez-7.htm

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    September 2007
    M T W T F S S
    « Aug   Oct »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    Archives