La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Cuba se prepara para un grave desabastecimiento de alimentos
    El Gobierno de La Habana anuncia severas medidas contra los especuladores

    MAURICIO VICENT – La Habana – 30/09/2008

    Una mujer vende frutas y verduras en un mercado de La Habana.- REUTERS

    Los cubanos se preparan para un duro invierno. No se trata del clima:
    las secuelas de los huracanes Ike y Gustav ya se empiezan a notar en la
    mesa y en la cartera. Desde hace un par de semanas, muchas viandas y
    hortalizas escasean en los agromercados y el precio de algunos
    productos, como la cebolla, han aumentado entre un 50% y un 100 %. El
    fantasma del desabastecimiento se hace cada vez más real en la isla, y
    el Gobierno ha anunciado severas medidas contra los especuladores y
    quienes traten de "sacar provecho de necesidades apremiantes de los
    ciudadanos".

    El diario Granma publicó el lunes una nota oficial en la que advierte
    que mantendrá estables los precios de los alimentos aunque para ello
    tenga que recurrir a la fuerza. Así, informó de que en los mercados
    agrícolas estatales, donde la variedad de la oferta es limitada, se
    mantendrán los precios subsidiados, mientras en los agros regidos por la
    ley de la oferta y la demanda, más abastecidos y caros, donde concurren
    los campesinos privados, se "establecerá provisionalmente como precios
    máximos los existentes antes de los huracanes para un grupo de productos
    básicos".

    Granma afirma que los que violen la ley "en las circunstancias
    especiales actuales" se les aplicarán severas multas y sanciones. Según
    se ha informado, estas pueden ir desde el decomiso de mercancías y
    propiedades personales hasta penas de cárcel.

    Los huracanes Gustav e Ike destruyeron entre fines de agosto y comienzos
    de septiembre un 30 por ciento de los cultivos de la isla, dañaron medio
    millón de viviendas y provocaron destrozos por 5.000 millones de
    dólares, según cifras oficiales. Los datos de pérdidas incluyen 700.000
    toneladas de alimentos, un millón de pollos, 110.000 cerdos, 12.000
    toneladas de carne porcina (un 8 % de lo producido en la isla el año
    pasado) y casi dos millones de litros de leche dañados.

    Junto a las medidas coercitivas para evitar que se disparen los precios
    de productos agrícolas, el Gobierno aseguró que no aumentará el precio
    de los artículos básicos en tiendas en divisas y anunció que importará
    más alimentos para enfrentar la escasez que se avecina, y que puede ser
    grave en los próximos meses.

    Recientemente, la ministra en funciones de , María del Carmen
    Pérez, advirtió que era urgente "potenciar" los cultivos de ciclo corto,
    como la calabaza, pues "de ello dependerá la comida de que se pueda
    disponer en los meses venideros''. Pérez indicó entonces que el gobierno
    ha trazado planes estratégicos de emergencia para asegurar que el
    impacto en la población sea el menor posible, aunque advirtió que
    "'siempre se harán sentir las consecuencias de un fenómeno tan devastador".

    En poblados y ciudades duramente golpeadas por las tormentas,
    fundamentalmente en Pinar del Río, la Isla de la Juventud y las
    provincias orientales del país, la población ha comenzado a quejarse por
    la pobre distribución de alimentos y artículos básicos como leche, pan y
    arroz. En muchos de estos lugares se ha dado a los habitantes una cuota
    doble de la cartilla de racionamiento, pero aun así no alcanza para
    aplacar las necesidades y el malestar de la gente.

    La Habana se salvó del efecto devastador de los huracanes pero no de sus
    secuelas. La semana pasada, en el principal agromercado del barrio del
    Vedado, el precio del kilo de tomates era 40 pesos, el de pepino 20 y el
    de ajo 16, casi el doble, en todos los casos, de lo que costaba antes
    del paso de los ciclones. El salario medio mensual en Cuba es de 408
    pesos, aproximadamente 13 euros.

    Ayer, en algunos pequeños puestos de verduras de la capital se
    cuestionaba la eficacia de las sanciones para evitar que se disparen los
    precios. "Lo que va a traer es más desabastecimiento: ahora, con topes
    de precios establecidos a la fuerza por el Gobierno, las cooperativas y
    campesinos privados – que producen el 60 % de los alimentos – no van a
    querer llevar sus mercancías a los agros", comentó el empleado de uno de
    estos establecimientos. ¿Su pronóstico?: "Esto va a estar pelado dentro
    de una semana".

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/Cuba/prepara/grave/desabastecimiento/alimentos/elpepuintlat/20080930elpepuint_2/Tes

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    October 2008
    M T W T F S S
    « Sep   Dec »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
    Archives