La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    DEVASTACIÓN DESPUÉS DE LAS TORMENTAS Cuba sufre para poder comer

    Los alimentos básicos han desaparecido prácticamente de los mercados
    tras el paso de los huracanes, mientras el Gobierno intenta controlar el
    precio de los productos

    Autor:
    Natasha Vázquez | Corresponsal
    Fecha de publicación:

    «Los huevos están perdidos, no hay uno en toda La Habana. Deja ver que
    invento de comida esta noche», se quejaba preocupada Dionisia Pérez, de
    67 años, a la salida del mercado agropecuario estatal de Tulipán. Y no
    es tema de broma para la mayoría de los cubanos, que durante décadas han
    tenido en el huevo a un aliado incondicional en la cocina, ante la
    escasez de otras fuentes de proteína. «Ahora dicen que las gallinas
    están estresadas por los ciclones y por eso no ponen», dice el mecánico
    Dagoberto Consuegra.

    Lo cierto es que este es uno de los alimentos básicos que han
    desaparecido prácticamente del mercado cubano tras el devastador azote
    de los huracanes Ike y Gustav , pero no el único. Cualquiera que recorra
    los mercados de la capital puede constatar que la oferta es mucho más
    escasa que apenas un mes atrás.

    En aquellos que son controlados por el Estado, como en el mencionado de
    Tulipán, por ejemplo, apenas pueden encontrarse algunos boniatos y coco
    rallado. «El Gobierno ha priorizado el suministro a los evacuados y a
    centros sociales», explica un administrativo.

    Precios prohibitivos

    En los mercados de libre oferta y demanda, la situación ha ido variando
    en los últimos días. «La semana pasada había casi de todo, pero con
    precios prohibitivos» recuerda Ana Julia, recepcionista de una empresa.
    «Pocos podían pagar veinte pesos por unas cuantas cebollas».

    El lunes pasado, sin embargo, las cosas cambiaron. Una regulación
    publicada en el periódico oficial Granma ponía límites a los precios de
    dieciséis productos alimenticios, que debían mantenerse al costo que
    tenían antes del paso de los huracanes.

    «Ahora hay menos variedad, algunos vendedores han cerrado sus puestos»,
    dice Mercedes Hernández, mientras compra unas guayabas en uno de los
    mayores mercados agropecuarios habaneros, el de Cuatro Caminos.

    «Es que la cuenta a veces no da. Es verdad que el pueblo se beneficia
    con precios más bajos, pero los agricultores y los que vendemos también
    somos parte del pueblo. Ahora tenemos menos que vender y el combustible
    está más caro», argumenta Jorge, tras una tarima de yuca.

    Alexis Álvarez es uno de los inspectores encargados de controlar que se
    cumplan los precios establecidos por el Gobierno en el mercado de
    Santiago de las Vegas.

    «Estamos tratando de sensibilizar a los vendedores con la situación del
    país, pero los derechos de los consumidores son nuestra prioridad; ahora
    hemos puesto también una pesa [báscula] para que la gente pueda
    comprobar lo que compra», afirma.

    Las quejas de los agricultores

    Sin embargo, para muchos, estos son males que no llegaron solo con los
    huracanes.

    Con un típico sombrero de guano, Esbel Torres analiza: «Yo soy campesino
    y durante años me dediqué a la . No sé si es culpa de los
    intermediarios, pero estos productos están muy caros».

    «Está bien que se trate de controlar el precio, pero sigue siendo muy
    alto para mí», dice Mirta Ramos, jubilada. «Yo recibo un subsidio de 220
    pesos cubanos. ¿Cómo puedo pagar quince por un aguacate?» se pregunta.

    En situación parecida se encuentran millones de cubanos que viven de un
    salario o pensión estatal, que ronda entre los doscientos y quinientos
    pesos y que no tienen vías de acceso a moneda libremente convertible.

    Aunque la libreta (cartilla de racionamiento) garantiza cada mes algunos
    alimentos a precios muy subsidiados, se calcula que estos son
    suficientes para poco menos de quince días.

    http://www.lavozdegalicia.es/mundo/2008/10/05/0003_7197329.htm

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    October 2008
    M T W T F S S
    « Sep   Dec »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
    Archives