La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    La crisis mundial da la puntilla a las «reformas» económicas de los Castro

    «Ahorro o muerte»: perdidos en Cuba

    Las penurias de Cuba pueden empeorar todavía más si llega otra temporada
    de huracanes como la de 2008.
    4 Julio 09 – Humberto Montero

    MADRID-En la mayor de las Antillas, la vida está esposada a una cartilla
    de racionamiento. Si hoy se despertara allí, como un ciudadano más y no
    como un despistado , dispondría del siguiente kit de
    supervivencia: una pastilla de jabón y otra para lavar la ropa cada dos
    meses (ninguna limpia lo que se espera), un puñado de arroz para todo el
    mes, un vaso de aceite de soja del tamaño de una caña, medio kilo de
    pollo (la mayoría hueso), y 100 gramos de café que nunca podrá tomar con
    leche porque el «oro blanco», en polvo, se reserva a los menores de 7
    años. Además, unos 300 gramos de frijoles al mes y un paquete de carne,
    presuntamente de res, mezclada con soja en tal proporción que casi nadie
    se atreve a comerla, otros 300 gramos de pescado que habrá de cambiar
    por otros 200 gramos de pollo ya que, pese a estar rodeado de uno de los
    mares más ricos del mundo, misteriosamente los peces esquivan los
    mercados. Para completar la dieta, se le darán 300 gramos de guisantes,
    la mitad de lo que se ofrecía meses atrás, como consecuencia de un nuevo
    racionamiento. Cualquier «capricho» extra deberá pagarlo con los 20
    dólares al mes de que dispone. Y rece para que no llegue otro huracán
    que adelgace aún más su cartilla. Esto es Cuba y todo puede empeorar.
    Sin ir más lejos, los 11,2 millones de cubanos participantes en este
    «reality» de pesadilla viven con el temor a que sus «tesoros» se pudran
    durante uno de los apagones que dejan sin corriente sus neveras.
    Hace casi un año, tras abrir las puertas a tímidas reformas, Raúl Castro
    advirtió a sus compatriotas de que venían tiempos difíciles y les pidió
    que no se «acostumbraran» a recibir sólo buenas noticias. Ya que la
    ironía no es uno de los fuertes de los Castro, los cubanos se apretaron
    el cinturón hasta casi no poder ni respirar ante lo que se les venía
    encima. Los sueños de reforma se quebraron ese mismo día, por culpa de
    un sistema que ha degenerado hasta el extremo de que el 80% de los
    alimentos tengan que ser importados, la mayoría de , con un coste
    de 1.600 millones de dólares al año, mientras el 55% de las tierras
    están en un eterno barbecho.
    «Este sistema no da para más. Las medidas de ahorro no servirán de nada
    porque el daño es estructural. Cuba vive del crédito que ya lograba con
    dificultad, porque no lo devolvía, y ahora es aún más difícil obtenerlo.
    La situación no deja de empeorar y eso se nota porque cada vez entran
    menos barcos con las importaciones. De hecho, casi no llegan ya»,
    explica a LA RAZÓN Óscar Espinosa Chepe, economista y uno de los 75
    opositores apresados en la Primavera Negra de 2003. Excarcelado por
    motivos de , Espinosa no cree las previsiones de crecimiento para
    2009, rebajadas del 6% al 2,5%. Tampoco la «blogera» Yoani Sánchez, que
    pronostica «un verano incierto y una estampida migratoria».
    Con las tierras arrasadas por herbicidas soviéticos o cubiertas por el
    marabú (una zarza casi imposible de erradicar que ha tomado el 20% del
    suelo fértil), pocos aceptan trabajar el campo porque hay que plantar lo
    que digan los Castro y venderlo al precio que ellos quieran.
    «Hay mucho malestar por las restricciones del consumo eléctrico, los
    recortes en la cartilla de racionamiento y los bajos salarios. Han
    desaparecido productos como la pasta de dientes y todo hay que comprarlo
    en el mercado, pero con 20 dólares al mes no da para nada», explica
    Miriam Leiva, fundadora de las Damas de Blanco y esposa de Espinosa.
    Si, como en 2008, los huracanes se sumasen a la crisis, ni el «Ahorro o
    muerte» (sustituto del Patria o Muerte) salvará a los Castro.

    «Ahorro o muerte»: perdidos en Cuba (4 July 2009)
    http://www.larazon.es/noticia/ahorro-o-muerte-perdidos-en-cuba

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    July 2009
    M T W T F S S
    « Jun   Aug »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
    Archives