La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Los cubanos hacen grandes sacrificios ante la posibilidad de que vuelvan
    los temidos cortes de luz

    Para muchos cubanos sigue presente el fantasma de los apagones. El
    Gobierno cree que pueden evitarse con medidas de austeridad.

    La ciudadanía de la isla aguanta el sofocante y pegajoso calor en sus
    trabajos y en establecimientos comerciales, entre otros, con tal de
    tener el fluido eléctrico en sus casas.

    ¿"Mi esposo me llama la 'brigada clic' porque si veo una luz innecesaria
    la apago, pero me ha ido muy bien. Desde que lo hago, mi recibo de la
    luz pasó de 400 pesos (algo más de 50 mil pesos colombianos) a 162 (casi
    20 mil pesos). ¡Mire si ahorré! Prefiero estar con menos luz, con tal de
    que no empiecen los apagones".

    Eso dice la maestra Georgina¿ Fernández. Si bien la reciente campaña del
    gobierno del presidente Raúl Castro para evitar un racionamiento de
    energía se enfoca en controlar el consumo del sector estatal, la
    machacona invitación a poner "nuestro granito de arena" ha calado en la
    mayoría de los 11,2 millones de cubanos, afirma.

    Aquí la gente prefiere aguantar el sofocante y pegajoso calor en los
    lugares de trabajo y en los establecimientos comerciales, que soportar
    apagones domésticos.

    El supermercado de 70, por ejemplo, es un horno entre la 1 y las 6 de la
    tarde. Sin más entrada de aire que las puertas de acceso, la nave se
    convierte en una improvisada sauna. Clientes y empleados recurren a
    cartones y papeles para abanicarse, mientras las gotas de sudor les
    empapan la ropa y las manos resbalan en la barra del carrito.

    Una sudorosa mujer dice, con acento francés: "Podrían poner fuentes para
    que no nos deshidratemos". Un dependiente responde: "¡Qué más
    quisiéramos, pero no estamos en Europa, señora!".

    En ocasiones, el remedio puede ser peor que la enfermedad. En las
    oficinas de la telefónica Etecsa, en el barrio Miramar, las ventanas de
    aluminio y cristal permanecen cerradas y a la 1:30 p.m. el aire
    acondicionado lleva media hora trabajando a toda potencia.

    Esta corresponsal pregunta por qué no abren las ventanas. "Es peor,
    porque luego tarda más en enfriarse el ambiente. Con los ventiladores
    podemos trabajar un poco más cómodas", es la respuesta.

    Y es verdad, pero la factura de la electricidad sube.

    El imperativo de ahorrar los recursos para evitar un verdadero 'apagón'
    en la economía nacional lo expresó con vehemencia el diario oficial
    Granma, que en una columna recordó la consigna del entonces presidente
    del Banco Central, Francisco Soberón, quien en el 2005 lanzó a los
    cubanos una disyuntiva lapidaria: 'Ahorro o muerte'. Soberón renunció en
    junio de este año, en plena implementación del programa de restricciones
    que respalda su lema.

    'Seguirán restricciones en consumo'

    El ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, dijo que
    seguirán las "restricciones en el consumo", pero aseguró que "nadie se
    va a quedar desprotegido".

    Sin embargo, ante la necesidad de ahorrar combustible y la falta de
    liquidez, las empresas recortan horarios y los trabajadores terminan
    antes la jornada laboral o se les adjudican funciones que no son
    productivas, todo por falta de materias primas.

    Una firma adscrita al Polo Científico lleva varios días cerrando sus
    puertas a las 2 de la tarde. "Además de ahorrar en luces se ahorran el
    almuerzo", explica Juan Pichardo.

    Analistas consultados por EL TIEMPO se resisten a buscar el origen del
    problema adentro y recalcan que la causa no es otra que la crisis
    económica global.

    Pero en las bodegas, calles y buses da igual que haya que ahorrar o no,
    porque el sol es de justicia y el calor es normal en esta época del año.
    Un paraguas y un abanico siguen siendo los mejores aliados. Lo han sido
    por años.

    El propósito del ahorro ha llegado, también, a los alimentos que se
    entregan a través de la llamada 'libreta de abastecimiento racionado'.
    Este mes, por ejemplo, se redujeron a la mitad las 40 onzas de fríjoles
    mensuales y, casi en la misma proporción, la sal.

    La encargada de una bodega que dispensa sólo productos 'normados'
    (arroz, aceite, granos, azúcar, sal y leche, entre otros) ¿adelanta que
    "al parecer se dejarán de entregar las dos libras de arroz que se daban
    adicionalmente desde el paso de los tres huracanes" del 2008.

    El analista económico Ariel Terrero sostiene que la contracción del
    crédito ha incidido en una "reducción muy fuerte de los ingresos de la
    economía cubana por , por el níquel, por y por otras
    exportaciones".

    Calcula que si tan sólo se considera lo que dejará de ingresar por
    concepto de la exportación de níquel y por la depresión del sector
    turismo, el país podría perder unos 1.000 millones de dólares este año.

    "¿Si sumáramos lo demás, donde quedaríamos?", se pregunta.

    Lo peor es que ese quebranto oficial revierte en la calle. A menos flujo
    turístico hay menos ocupación y, por ende, menos propinas, un
    complemento muy importante en el salario de la mayoría de los
    trabajadores del sector.

    En el Comodoro, parte del personal ha sido enviado a casa con un
    sueldo del 60 por ciento y la encomienda de aprovechar el tiempo
    desocupado estudiando idiomas.

    Varios restaurantes han reducido sus plantillas.

    El Acuario Nacional de Cuba, uno de los grandes consumidores de energía
    de la capital, este año adelantará el cierre de la temporada de
    vacaciones cuatro horas.

    "Estoy contenta y apenada a la vez, porque termino antes, pero para
    llegar a mi casa debo tomar la guagua (bus de público) y casi
    llegaría a la misma hora que si me quedara hasta las 10, porque entonces
    nos ponían transporte y ahora no", asegura Lidia, una joven trabajadora
    del lugar.

    Raúl Castro dijo que cada ciudadano debe comprender que se trata de
    medidas difíciles y nada gratas, pero sencillamente inaplazables".

    MILAGROS LÓPEZ DE G.
    CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
    LA HABANA

    Noticias de Latinoamérica – Mundo – ELTIEMPO.COM -> Los cubanos hacen
    grandes sacrificios ante la posibilidad de que vuelvan los temidos
    cortes de luz (23 August 2009)
    http://www.eltiempo.com/mundo/latinoamerica/los-cuabanos-hacen-grandes-sacrificios-ante-la-posibilidad-de-que-vuelvan-los-temidos-cortes-de-luz_5917849-1

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    August 2009
    M T W T F S S
    « Jul   Sep »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
    Archives