La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    La pobre cosecha
    Thursday, March 31, 2011 | Por José Hugo Fernández

    LA HABANA, Cuba, marzo (www.cubanet.org) – Desde que dejaron de ser
    jóvenes, hace ya tanto tiempo, los caciques de Cuba ven a los jóvenes
    como si fueran acelgas, las cuales sirven únicamente para relleno.

    Su fórmula es simple: los adoctrinan desde niños para que no sean carne
    ni frijoles. Y saben de antemano que aquellos que no aprenden la lección
    terminarán abandonando el país. Así que tampoco constituyen peligro, aún
    menos.

    Claro que precisamente por su simpleza, esa fórmula estaba condenada a
    la obsolescencia. Cada vez les reporta menos frutos. Y para colmo, las
    pocas acelgas de su última cosecha parecen ser de piedra. No son
    moldeables, así que no aplican ya como relleno.

    Lo malo para los caciques (que es lo bueno para nosotros) es que esto
    ocurra en el justo momento en que los jóvenes vuelven a destacarse como
    impulsores de la historia, a través de su protagonismo en las rebeliones
    populares del mundo árabe.

    Se comprenderá entonces que no atinen a reflejar su preocupación sino
    mediante el montaje de una rancia campaña propagandística, dirigida a
    presentar a la juventud cubana de estos días como entusiasta
    simpatizante con la revolución, tanto y tan entusiasta como pudo serlo
    la de cincuenta años atrás.

    Ya que carecen totalmente de tiempo, así como de recursos políticos o
    morales, para poner en práctica nuevas fórmulas de adoctrinamiento, han
    optado por el plan, pueril donde los haya, de intentar hacerle creer a
    nuestros jóvenes y a los padres de los jóvenes (que tan bien los
    conocen) que ellos no piensan como piensan, sino como dicen pensar unos
    cuantos que salen por la televisión.

    Hasta para escoger a los nuevos "héroes" que se destapan luego de haber
    realizado la "peligrosa" misión de infiltrarse entre las filas de la
    oposición pacífica, cuidan que sean jóvenes, sin detenerse a reparar en
    lo que verdaderamente opina nuestra juventud sobre esos infelices
    fantasmones sin credibilidad y sin gracia.

    Jóvenes que no hablan como hablan hoy los jóvenes cubanos, y cuya única
    posibilidad de influir (la edad) se vuelve contra ellos apenas abren la
    boca ante la pantalla de televisión, porque desentonan dentro de la
    generalidad de sus iguales. He ahí el producto que ahora nos venden en
    abundancia, liberado de la libreta.

    Son las acelgas de la última recogida de los caciques. Una pobre
    cosecha, sin duda.

    Nota: Los libros de este autor pueden ser adquiridos en la siguiente
    dirección: http://www.amazon.com/-/e/B003DYC1R0

    http://www.cubanet.org/articulos/la-pobre-cosecha/

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    March 2011
    M T W T F S S
    « Feb   Apr »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
    Archives