La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Café con aroma de escasez
    Lunes, 04 de Julio de 2011 01:16
    Augusto César San Martin

    Habana, La Habana, 4 de julio de 2011, (PD) Desde que el gobierno
    anunció que el café distribuido por la de seria
    mezclado con chícharo, las cafeteras domesticas comenzaron a temblar.

    Este tipo de mejunje que se vende para estafar al ingenuo, tiene miles
    de aromas menos el del café.

    La mezcla llegó con el consejo de no llenar el recipiente de polvo y
    utilizar mayor cantidad de . Todo un reto para obtener la coladita
    necesaria que estimule el ánimo en la mañana.

    La verdad es que tratar de colar café se ha convertido en otro dilema
    para los cubanos. La cafetera suda, gime, suelta el vapor por la
    válvula, se estremece y cae pero nunca llega a cumplir su misión. Es
    triste ver como sufre en el intento de filtrar el chícharo. Por momentos
    nos da la impresión de que explotará. Cuando comienza a colar una
    especie de tinta viscosa, no sabemos qué sucederá después. ¿Soltara la
    válvula? ¿Explotara?

    Lo cierto es que el café mezclado despide un aroma y gusto nada
    compatible al del café.

    Es una suerte que el Ministerio de Comercio Interior decidiera suprimir
    la cuota normada a los consumidores de 0 a 6 años. Al menos salva la
    responsabilidad que recae en los padres que se atrevan dar gusto a la
    leche con la mezcla infernal.

    ¿Por qué la "necesidad ineludible de volver a mezclar el café"? ¿No
    estaba ya mezclado?

    El subsidio de algunos productos alimenticios que se ofrecen de manera
    normada nada tiene que ver con multiplicar los panes y los peces. El
    sueldo de los cubanos no permite adquirir los alimentos de subsistencia
    en la red de tiendas estatales que ofertan los productos en divisas.
    Los precios del café oscilan entre 1.75 y 12 dólares, en una moneda
    que supera veinticinco veces el billete utilizado por el gobierno para
    pagar los salarios.

    La libreta de racionamiento sostiene el comienzo de la hambruna sin
    precedentes en el país. Las intenciones de reformas dirigidas a recortar
    los subsidios del Estado han tenido muy en cuenta este asunto.

    ¿A quién culpar de los bajos índices de producción nacional de café? La
    solución: el pueblo no merece el "lujo" del café puro, la carne vacuna o
    la leche.

    Escuchamos a los consumidores exclamar que el picadillo distribuido es
    del bueno. Peor es el picadillo de soya. Llaman bueno al "picadillo
    enriquecido", elaborado con tendones y partes desechables de la res.
    Muchos lo echan a los perros, que voltean la cara en señal de odio. Nada
    asombroso si en años pasados el Ministerio de la Industria Alimenticia
    exaltó las propiedades de la verdolaga, el CERELAC (polvo elaborado en
    laboratorios que intentó sustituir la leche) y el picadillo vegetal.
    Productos que por subsidiados no hay derecho de reclamación.

    El tema de la mala calidad del café normado está en la calle. Nadie
    espera que forme parte de los debates con los delegados del Poder
    Popular. El programa de radio "Alegrías de sobremesa" se burla de la
    mala calidad del polvo. "Libre Acceso", espacio televisivo que intenta
    tratar problemas sociales, trata el asunto y difunde el descontento
    popular. Hay quienes preparan el colador de tela para preservar la
    integridad de sus cafeteras, porque hay que asumir la medida y
    acostumbrarse.

    Como muchos alimentos que los magos de la revolución han desaparecido
    para el pueblo, el sabor del café quedará en el recuerdo. Presumo que
    comenzó a formar parte del listado de productos que sirven para
    describir el poder adquisitivo del cubano. Cuando usted visite un
    hogar en la isla y el café tenga sabor desconocido, no culpe a su
    anfitrión, compadézcase de sus necesidades y sobre todo, de los
    problemas gástricos que debe padecer.
    ¿Las explosiones de las cafeteras? Nada, ya nos acostumbraremos a ellas
    y habrá las bromas típicas de los cubanos. Si quieres librarte de la
    suegra, pídele de favor que prepare una coladita de café.
    acesar2004@gmail.com

    www.vocesdelsilenciocubano.wordpress

    http://www.primaveradigital.org/primavera/economia/51-economia/1727-cafe-con-aroma-de-escasez

    Tags: , ,

    Print Friendly

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    July 2011
    M T W T F S S
    « Jun   Aug »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
    Archives