La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    De cómo Silvia dejó el magisterio

    Jueves, 17 de Mayo de 2012 11:13

    Escrito por Amarilis C. Rey

    Cuba actualidad, Managua, La Habana, (PD) Durante el más de medio siglo

    de sistema comunista en la isla, los proyectos para formar maestros de

    diferentes niveles de enseñanza han sido numerosos. Sin , en la

    actualidad muchos centros educacionales adolecen de la carencia de esos

    profesionales.

    Uno de estos últimos proyectos, fue el de los Maestros Emergentes, que

    parece no dio muy buen resultado, pues ya casi no se escucha hablar de

    ese tema.

    Según cuentan padres de alumnos, sobre todo de la primera enseñanza, sus

    hijos han recibido clases en aulas que han duplicado el número de

    educandos establecido para cada profesor. Esta, aseguran, ha sido una de

    las dificultades aunque no la única.

    La versión de algunos educadores que han abandonado las aulas y se

    dedican a múltiples ocupaciones coincide en que: "El Ministerio de

    Educación paga muy poco y no vale la pena tanta responsabilidad y trabajo."

    Sin embargo, en la opinión de Silvia Bárbara Díaz, de 53 años, maestra

    de profesión, el extremismo, la falta de humanidad y el oportunismo

    reinante, fue lo que determinó su abandono de las aulas.

    "En esta época que nos ha tocado vivir, nuestra opinión no se tiene en

    cuenta. Así que de niña me hicieron pionera y de pionera pasé a

    Guerrillera de la Enseñanza. En 1975 me gradué de maestra primaria. No

    me gustaba mi profesión, pero ¨la Revolución¨ necesitaba maestros.

    "En 1969 mi tía, lo recuerdo bien, entró en la casa gritando que habían

    puesto la sal por la (cartilla de ). Decía que

    aquello era el colmo, porque Cuba era una isla rodeada de mar.

    Increíblemente, esa fue la causa que la llevó a emigrar de manera

    precipitada hacia .

    En 1980, mi tía regresó a visitarnos y entre los regalos que me trajo

    había un par de tenis. En aquel momento, yo tenía un alumno de 12 años

    de nombre Guzmán. Era muy pobre. A su padre le faltaba una mano y su

    madre era enferma mental. Aquel niño asistía a la prácticamente

    descalzo; entonces decidí regalarle aquel par de tenis que me había

    obsequiado mi tía.

    "Ninguno de los dirigentes del Partido Comunista ni de la Unión de

    Jóvenes Comunistas (UJC) se habían fijado en los pies de Guzmán, hasta

    aquella mañana cuando en el matutino lleno de felicidad, el niño se

    colocó en la fila mostrando sus nuevos zapatos de sport. Aquello daba

    pena. La secretaria de la (UJC), le preguntó de forma incriminatoria de

    dónde sacó aquellos tenis y lo acusó de ladrón. El muchachito estaba muy

    asustado. De pronto comenzó a llorar y casi balbuceando repetía: Me los

    regaló mi maestra Silvia, pregúntele para que Ud. Vea.

    Aquel delito revelado trajo una reunión que se realizó ese mismo día, a

    las 4 de la tarde en la biblioteca de la escuela. Se me acusaba de

    diversionismo ideológico y un sin número de cosas más. Fueron muchas

    horas en las que mis superiores me acusaban, y yo trataba de defenderme

    alegando que si había algún delito, era por un acto de humanidad de mi

    parte. Después de varias horas de aquel espectáculo apareció mi padre a

    buscarme, pues ya era un poco tarde. Gracias a su fama de guajiro bruto,

    pudo irrumpir en aquel local, pedirme que sacara el carnet de la UJC de

    mi bolso y tirarlo sobre la mesa. Después, poniéndome una mano en el

    hombro, me dijo: "Vamos, hija, en casa tienes visita."

    "Cuando al fin pude salir de aquel infierno, me alegró mucho ver a

    Guzmán sentado en un escaloncito junto al busto de José Martí.

    "La mayoría de los que se encontraban presentes en aquel, mi último día

    de maestra, poco a poco fueron emigrando hacia los Estados Unidos:

    Maribel, Xiomara, Susana, Elizabeth y otros más. Y yo sigo aquí, con mi

    gente."

    Hoy Silvia Bárbara Díaz es una Dama de Blanco residente en Santiago de

    Las Vegas. Al momento de redactar esta crónica, en vísperas del Día de

    las Madres, recibí un mensaje de su teléfono móvil: "Me llevan detenida,

    no sé adonde. Que Dios me proteja".

    Para Cuba actualidad: amarilisrey@yahoo.com

    http://primaveradigital.org/primavera/cuba-sociedad/sociedad/4116-de-como-silvia-dejo-el-magisterio.html

    Tags: , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    May 2012
    M T W T F S S
    « Apr   Jun »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
    Archives