La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Pollo por pescado

    Martes, 31 de Julio de 2012 00:52

    Escrito por Amarilis C. Rey

    Cuba actualidad, Managua, La Habana, (PD) En la forzada dieta del

    cubano, el estado trueca la porción normada de pescado por una de pollo.

    Desde los inicios de la cartilla de , en los años 60, el

    pescado tuvo su lugar. Pero en los últimos decenios, ha sido

    reiteradamente sustituido por raciones de pollo. Al principio era de una

    libra por persona, pero esto ha mermado paulatinamente, y hoy es de once

    onzas per cápita mensual o bimensual.

    Ya sin preguntarse qué pasa con los mariscos, muchos cubanos son de la

    opinión que para comer pescado hay que ser extranjero.

    Alberto, de 58 años, espera en una pequeña fila frente la "carnicería

    especializada", establecimiento donde debe adquirir su cuota de pollo

    por pescado. En tono jocoso afirma, cuando los amigos le saludan: "Aquí

    estoy esperando el pollo porque el pescado parece que también nos

    abandonó y se fue para Miami. Quiera Dios que el pollo no siga su

    ejemplo". Por fin, cuando Alberto, que vive solo, salió de la carnicería

    llevaba en una mano un pequeño muslo de pollo.

    Por ser Cuba una isla, el consumo de pescado y mariscos debía ser algo

    cotidiano, como fue siempre hasta hace algo más de 50 años.

    Personas que se dedican a la venta de pescado, afrontan

    dificultades en los puntos de control policial diseminados por todo el

    país. Si son descubiertas y la cantidad excede lo permitido (lo que

    alguien puede estimar que es lo lógico para el consumo familiar) el

    portador puede enfrentar una multa y el decomiso de la carga.

    Nancy, de 44 años, quien hace algún tiempo que vende pescado por

    encargo, comenta: "Cuando viajamos en el camión que nos trae del

    Surgidero de Batabanó, donde compramos el pescado, colocamos el paquete

    a cierta distancia, para en caso de que venga la policía y lo descubra,

    no sepa de quién es. Se pierde la mercancía, pero no te marcas. En el

    caso de la langosta y los camarones, ahí sí no hay arreglo. Eso está

    prohibido y si te cogen puedes hasta ir presa. Eso depende también del

    policía y del arreglo a que puedas llegar con él."

    En las pescaderías especializadas se puede encontrar de forma

    esporádica pescados como el pargo y el bonito, pero su precio excede los

    40 pesos el kilogramo. La gran mayoría tiene que contentarse con la

    opción de las croquetas a cincuenta centavos cada una.

    Hoy gran parte de los jóvenes en Cuba no tienen el hábito de consumir

    productos del mar. El pescado de mar que conocen es el jurel pero hace

    mucho tiempo que no lo ven en su mesa.

    Alexis, de 20 años, suele ir a pescar a una presa. "Voy a la presa con

    un grupo de amigos y allí estamos todo el día, más por entretenernos que

    por otra cosa. A veces se pesca. A mí el que me gusta es la claria."

    Hay quien asegura que la claria fue traída de Tailandia, durante el

    periodo especial para ayudar a la alimentación del pueblo en una etapa

    de aguda crisis económica tras el derrumbe del campo socialista.

    Pescar una tilapia o una claria pudieran ser buenas opciones para

    quienes aun lleven por dentro el instinto de nuestros ancestros que

    vivían de la pesca. Para los que hayan perdido esa afición y no tengan

    recursos, esperemos que el pollo no les abandone también.

    Para Cuba actualidad: amarilisrey@yahoo.com

    http://primaveradigital.org/primavera/economia/51-economia/4789-pollo-por-pescado.html

    Tags: ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    July 2012
    M T W T F S S
    « Jun   Aug »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
    Archives