La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    El faul de la FAO y la desvergüenza
    MIÉRCOLES, 03 DE JULIO DE 2013 02:42
    ESCRITO POR GUILLERMO ORDOÑEZ 0 COMENTARIOS

    Cuba actualidad, Centro Habana, La Habana, (PD) A veces parece que las
    instituciones internacionales, en su ceguera, proponen el modelo de
    gobierno castrista para todos los países pobres del mundo, con el
    objetivo de sostener su incapacidad ante los inmensos problemas para los
    cuales no tienen solución.

    José Graziano Da Silva – da gracia- en su ceguera, provocada por la
    altura a que se encuentra, desde su posición como director general de la
    FAO, ha cometido el descalabro horroroso de felicitar con bombo y
    platillos al mitómano más grande del mundo, Fidel Castro. La
    felicitación es por su supuesta lucha para erradicar el hambre en Cuba,
    uno de los países más mal alimentados del mundo.

    El gobierno castrista tiene sumida a Cuba en una crisis para la cual ni
    encuentra ni busca modo alguno de darle solución.

    Los datos que reportan las autoridades cubanas a la FAO distan mucho de
    la realidad. El diario bregar de los cubanos para mal alimentarse es
    digno de la Odisea de Homero o lo sufrido por Robinson Crusoe.

    El señor Da Silva, que se mueve entre jefes de estado y reportes
    estatales desconoce que hoy en Cuba muchas familias se sustentan de lo
    que encuentran en los basureros, que tenemos reportados casos de
    enfermedades que solamente se justifican por el hambre.

    Acaso no sabe da Silva que la libreta de abastecimiento con la cual
    racionan la alimentación de este pueblo, es un gran cuento que además
    limita más nuestras vidas. Que el señor Da Silva intente mantenerse
    saludable y sin hambre si recibe 27 onzas mensuales de pollo, 7 libras
    de arroz, 8 onzas de aceite vegetal, 10 onzas de frijoles que muchas
    veces es el mismo frijol durante un año, 5 libras de azúcar y algún
    picadillo de alguna piltrafa desconocida que además no es seguro llegue
    a las mesas de los gobernados por los que hoy él aúpa y congratula.

    Los políticos llenan agendas que excluyen su cumplimiento; los pueblos
    sufrimos con las falsas expectativas creadas por quienes debían ser
    responsables de dirigirlos.

    Las organizaciones de las Naciones Unidas están muy lejos desde hace
    mucho tiempo de la verdad cubana. Los dirigentes cubanos repletan con
    maravillosos discursos los oídos y las mentes de todos los que nos
    desconocen. En su voracidad por atrapar a más ingenuos para el modelo
    socialista, mienten en todos los renglones respecto a la vida en nuestro
    país.

    No gozamos de una buena alimentación, siquiera ni es seguro que podamos
    alimentarnos a diario; no tenemos un buen sistema de salud, nuestra
    educación está en declive, los profesionales de los distintos niveles de
    la enseñanza no tienen dedicación en su mayoría y se sienten
    desestimulado en todos los sentidos; el estado de nuestras viviendas no
    es digno, y que pudiésemos decir de las infrahumanas condiciones de las
    cárceles.

    Señor Da Silva, se da a conocer sin tapujos la verdad de Haití, Burkina
    Faso, etc., los problemas para alimentarse en lugares donde la
    vegetación y el agua son de muy difícil acceso. Si desde esas posiciones
    se mira el problema de la alimentación y se reduce con metas para
    cumplir aunque sea a un bajo por ciento, es digno cualquier dirigente de
    ser felicitado, pero, ¿en Cuba?, con un gobierno estático en el poder
    con un mismo sistema por más de medio siglo, en Cuba donde la tierra es
    fértil, tan fértil que en cualquier edificación puede nacer y crecer un
    árbol de grandes proporciones y dar frutos…

    En el Ministerio de Agricultura buscan soluciones pero jamás cumplen con
    expectativa alguna. El Ministerio de Agricultura es un bunker que se
    erige en el medio de la capital cubana, pero los capitalinos no saben
    que existe ni se enteran del abastecimiento que debe suministrar dicho
    ministerio, que cual chupa-sangre se alimenta del trabajo de los
    particulares.

    En Cuba, los precios de los alimentos no se corresponden con los
    salarios que devenga la población.

    En Cuba no se puede hablar de una solución al problema del hambre, mucho
    menos felicitar a los que promueven nuestras miserias.

    El modelo cubano no es digno de admirar ni de ser copiado. Bájese de esa
    nube, señor Da Silva, visítenos, conózcanos, con los pies en la tierra
    donde habitan los desposeídos. Después, felicite nuestro modo de
    enfrentar la realidad que a usted le pintan y que nosotros sufrimos.

    Para Cuba Actualidad: lizama1961@gmail.com

    Source: “El faul de la FAO y la desvergüenza | Cuba noticias
    actualidad.Periodismo independiente.” –
    http://www.primaveradigital.org/primavera/politica/54-politica/7903-el-faul-de-la-fao-y-la-desvergueenza.html

    Tags: , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    July 2013
    M T W T F S S
    « Jun   Aug »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    Archives