La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Cada vez menos y más viejos
    VÍCTOR ARIEL GONZÁLEZ | La Habana | 20 Sep 2013 – 12:02 pm.

    Los datos del último censo comienzan a aflorar. La severa contracción
    demográfica conspira contra el desarrollo del país y retrata el gran
    fracaso político de ‘la revolución’.

    Recientemente, la prensa estatal ha dado a conocer cifras brindadas por
    la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), relacionadas
    con el último censo efectuado en el país, en septiembre de 2012.

    A un año del sondeo, entre los resultados que se divulgan llaman la
    atención los pronósticos oficiales: para el 2030 la población cubana
    actual, de 11.163.934 habitantes al momento del levantamiento censal,
    habrá pasado a ser de 10.904.985 habitantes. Dicho de otra forma: en 17
    años la población cubana habrá disminuido un 2.3%.

    Como contraste, recordemos que Cuba experimentó un aumento poblacional a
    partir de 1959 que superó el 80% en los 30 años siguientes. De tal
    suerte que para 1989 la cantidad de habitantes en el país había superado
    los 11 millones, cuando al principio de la “revolución” eran alrededor
    de 6 millones de ciudadanos.

    Se trató de un crecimiento demográfico impulsado, primeramente, por los
    espejismos del joven régimen, cuyas quimeras no habían tenido tiempo de
    fracasar, al que luego se sumó la bonanza económica sustentada en los
    subsidios soviéticos.

    Pero con la desaparición del “socialismo real” en la última década del
    siglo pasado, los números en las tablas demográficas descendieron hasta
    volverse negativos. El envejecimiento de los cubanos comenzó a hacerse
    tan evidente, que fue reconocido como un fenómeno preocupante por las
    altas esferas del poder.

    Como resultado, en la actualidad la cifra de habitantes en el país está
    mermando, pese al empeño que parece poner la dirección del Estado en
    lograr índices económicos alentadores y un estado de opinión favorable
    con relación al futuro. Al parecer, ni los anuncios de reformas
    socioeconómicas ni su implementación incentivan a los cubanos a tener
    suficiente descendencia.

    Además, el abandono del país se incrementa. Decenas de miles de cubanos,
    en su mayoría jóvenes con edades que oscilan entre 15 y 49 años (período
    reproductivo promedio), abandonan cada año la Isla y construyen sus
    familias en otras naciones, aun con todos los trabajos y riesgos que
    impone la emigración.

    Algunas parejas jóvenes en Cuba no tienen hijos sencillamente porque
    “eso no se le hace a un niño”, refiriéndose a que no quieren ver a su
    prole vivir en una miseria garantizada por el racionamiento, la falta de
    libertad, la violencia creciente, el colapso de los servicios y el
    envilecimiento en las prestaciones sociales. Incluso con los éxodos
    masivos anteriores a 1990, la población cubana no se había visto tan
    afectada dado el alto índice de fecundidad en aquel entonces.

    En los medios de comunicación se habla de producción, licencias y
    flexibilizaciones, pero las cubanas siguen renuentes a dar a luz más
    “pioneros por el comunismo”.

    Paradójicamente, los gobernantes aseguran caminar por la senda del
    progreso y contar con el apoyo del pueblo; pero el análisis oficial de
    la ONEI indica que la contracción demográfica no solo no va revertirse,
    sino que tampoco va a detenerse. Los resultados del censo han demorado
    todo un año en publicarse para arrojar resultados desalentadores que se
    contradicen con las promesas gubernamentales de crecimiento económico.
    ¿Quiénes trabajarán para mantener a toda la futura superpoblación en
    edad de retiro?

    Al parecer, en un plazo no muy lejano Cuba será una isla de ancianos, un
    retiro de proporciones bíblicas, por demás dantesco; la contraparte real
    del islote llamado Chairman que el escritor francés Julio Verne tomase
    como escenario para su obra de ficción Dos años de vacaciones. Con tal
    desajuste, será todavía más difícil alcanzar el desarrollo anunciado por
    los voceros de las reformas actuales.

    Source: “Cada vez menos y más viejos | Diario de Cuba” –
    http://www.diariodecuba.com/cuba/1379671354_5167.html

    Tags: , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    September 2013
    M T W T F S S
    « Aug   Oct »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
    Archives