La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Libreta de abastecimiento no solucionó escasez en Cuba
    Un experto cubano calcula la ayuda venezolana a Cuba en 12.000 dólares
    anuales equivalentes a 21% del PIB cubano
    El instrumento se aplica por zonas. A cada ciudadano, dependiendo de su
    localidad, le corresponde una bodega
    ANNA CAROLINA MAIER | AMAIER@EL-NACIONAL.COM
    23 DE MARZO 2014 – 12:01 AM

    Sin perder su acento cubano Gloría Díaz, cubana residenciada en
    Venezuela, contó que cuando vivía en Cuba hace 30 años muchas veces le
    tocaba desayunar “café con lengua”. Tras la pregunta de a qué tipo de
    bollería se refería, contestó: “No, mija, café con la lengua que yo uso
    para hablar y tú también”.

    La libreta de abastecimiento es una cartilla que regula la venta y
    entrega mensual de un grupo de productos que, con el nombre de “Canasta
    Básica”, el gobierno de Cuba asigna a cada ciudadano. Fue implementada
    el 12 de julio de 1963 por el entonces presidente Fidel Castro con el
    objetivo de afrontar la escasez de alimentos y la especulación en los
    precios, consecuencia, según el mandatario, del embargo económico que
    mantiene Estados Unidos desde inicios de 1960.

    Medio siglo de racionamiento no solucionó la escasez en la isla y la
    economía se truncó. El presidente Raúl Castro en 2011 aceptó que con el
    pasar del tiempo la cartilla “se convirtió en una carga insoportable
    para la economía y en un desestímulo al trabajo, además de generar
    ilegalidades en la sociedad”.

    El economista y catedrático Carmelo-Mesa Lago adjudica la imposición de
    la libreta no solo al embargo de Estados Unidos, sino también a la
    colectivización de los medios de producción que alcanzó su apogeo a
    finales de la década de 1960, así como a la congelación de los precios
    de los bienes de consumo. “El miedo a no poder comprar dichos bienes
    indujo cierto acaparamiento y las medidas de confiscación del gobierno.
    El embargo fue la puntilla, pero el problema de raíz ya había tenido
    lugar”, aseguró el economista.

    En los acuerdos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba en 2011
    está incluida la eliminación del racionamiento. Mesa-Lago señaló que las
    reformas de Raúl Castro han extraído gradualmente productos de la
    libreta para venderlos a precio de mercado (varias veces más alto que el
    precio de racionamiento). “El problema es que un tercio de la población
    no recibe remesas del exterior y para este sector es imposible
    sobrevivir sin el racionamiento. Además, Cuba produce hoy muchos menos
    alimentos que en 1989, por lo que tiene que importar cerca de 2.000
    millones de dólares anuales”, destacó Mesa-Lago.

    Requisitos. El primer requisito para que un ciudadano tenga derecho a
    solicitar la libreta de abastecimiento es ser dueño de la vivienda que
    ocupa. Debe presentarse en la Oficoda, Oficina de Control y Distribución
    de Abastecimientos, institución que controla y regula la distribución de
    alimentos, y presentar su documento de identidad y la propiedad de la
    vivienda, explicó Roberto de Jesús Guerra Pérez, periodista
    independiente cubano y director general del Centro de Información
    Hablemos Press.

    Cada ciudadano recibe mensualmente 3 kilos de arroz, 230 gramos de
    frijoles, poco menos de 1 kilo y medio de azúcar refinada, 454 gramos de
    azúcar morena, un paquete de café de 230 gramos, medio litro de aceite,
    5 huevos, 454 gramos de pollo, 340 gramos de pescado (que la mayoría de
    las veces lo sustituyen por pollo), 226 gramos de embutido, 230 gramos
    de carne de soja molida y una caja de fósforos. Se puede obtener también
    1 kilo de sal cada 6 meses “El único producto que el ciudadano recibe
    con frecuencia diaria es el pan, que consiste en uno redondo de 80
    gramos por persona”, enumeró Guerra Pérez.

    La libreta se regula por zona. A cada cubano, dependiendo de su
    localidad, le corresponde una bodega única que es el almacén destinado
    únicamente a la comercialización de productos racionados. Si lleva la
    libreta a otra bodega simplemente no le despachan la mercancía. En la
    libreta se anota con tinta cuando el usuario recibe un determinado
    producto y deberá esperar al mes siguiente para volver a adquirirlo.

    Alcance. El blogero cubano Yusnabi Pérez publicó en su página web que
    “en sus inicios la libreta era bastante extensa y alcanzaba para comer”.
    Recordó que el ciudadano contaba además con una tarjeta gemela que
    racionaba la ropa y los productos no comestibles, pero que esa situación
    duró mientras la Unión Soviética existió, pues la economía cubana
    dependía de la generosidad del bloque socialista y no había incentivos
    para el desarrollo de la industria nacional.

    “La libreta de racionamiento con precios subsidiados por el Fisco debía
    cubrir de forma magra las necesidades mínimas pero, usualmente, no
    llegaban suficientes productos y se formaban enormes colas, hasta que
    los productos se acababan”, expresó Mesa-Lago.

    El catedrático cuenta que la Unión Soviética ayudó a Cuba a través del
    suministro de petróleo, subsidios a los precios de las exportaciones
    cubanas de azúcar y níquel, y ayudó con la cobertura del déficit de la
    isla en comercio exterior e inversiones. “La suma recibida por Cuba
    entre 1960 y 1990 la he calculado en 65.000 millones de dólares, mayor
    que el costo total de la Alianza para el Progreso en América Latina. Por
    tanto, el colapso de la URSS y de los países de Europa Oriental causó
    una terrible crisis en el PIB que cayó 35% entre 1991-1994”, especificó
    Mesa-Lago.

    Venezuela, según Mesa-Lago, ha apoyado a Cuba con el suministro de
    100.000 barriles de petróleo diarios con términos preferenciales, compra
    de servicios profesionales cubanos a precios sobrevaluados –que subsidia
    el déficit comercial en que incurre La Habana– e inversiones
    sustanciales. El experto calcula la ayuda venezolana a la isla en 12.000
    dólares anuales equivalentes a 21% del PIB cubano. Si la crisis en
    Venezuela termina con esta ayuda o la reduce sustancialmente, Cuba
    sufrirá otra grave crisis aunque no de la magnitud que la de los años
    noventa porque el comercio con la URSS era 68% y con Venezuela es 42%.

    El Dato: El salario medio 20 dólares al mes

    EL CUADRO:
    Cada ciudadano recibe al mes
    3 kilogramos de arroz
    230 gramos de frijoles
    menos de 1 kilo ½ de azúcar refinada
    454 gramos de azúcar morena
    230 gramos de café
    ½ litro de aceite
    5 huevos
    454 gramos de pollo
    340 gramos de pescado (cuando hay)
    226 gramos de embutido
    230 gramos de carne de soja molida
    Una caja de fósforos
    1 kilogramo de sal (cada 6 meses)
    80 gramos de pan (al día)

    Source: Libreta de abastecimiento no solucionó escasez en Cuba –
    http://www.el-nacional.com/mundo/Libreta-abastecimiento-soluciono-escasez-Cuba_0_377362378.html

    Tags: , , , , , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    March 2014
    M T W T F S S
    « Feb   Apr »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
    Archives