La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Qué está pasando con el inicio del nuevo curso escolar en Cuba
    [18-09-2014 14:30:38]
    Angélica Mora
    New York

    (www.miscelaneasdecuba.net).- ICLEP-EL CUBANO LIBRE DE HOY. Alberto
    Sánchez Martiatu. El comienzo de un nuevo periodo lectivo es un agujero
    negro en el corazón de una madre; que ve con dolor como unos pueden y
    otros no, ¿Informar los problemas? “¡Tú estás loco!
    Comenzó un nuevo curso escolar. Hay agitación mal disimulada en cada
    rostro que encuentras en la calle. Es un evento repetitivo, pero no deja
    de alterar el metabolismo de muchos bolsillos.

    El quehacer solapado lo tiene el pensamiento; aunque luchemos contra él
    no se marcha: lo tienes a pellizcos con la realidad.

    No podemos evadir a deseos un sentimiento agridulce de mil cabezas. Es
    como que la vida se escucha por dondequiera. No hay para dónde voltear
    la cara. Por estos días, el pueblo es un lápiz gigante que escribe sobre
    nuestros hijos. El aroma a papel nuevo y tizas blancas es el oxígeno
    obligado en la comunidad. Hay una escuela nueva en la sonrisa de cada
    estudiante.
    El edificio, parece vestir grandes pantalones azules y corbata de fibrocem.

    La edificación queda por el camino viejo que va rumbo al central
    azucarero. El director municipal de educación da respuesta a un padre
    afligido:
    “¡Tú estás loco!, yo no podía informar a provincia que peligraba el
    inicio de curso por falta de profesores. ¿Tú quieres que me boten?
    También tengo hijos y un carro bajo mi responsabilidad.
    Agarro el primero que pase por la calle y lo pongo a dar clases. Total,
    nadie tiene una varita mágica de fabricar maestros; no te quejes, si
    viene otro director hace lo mismo”.

    En otro orden de acontecimientos, el comienzo de un nuevo período
    lectivo es un agujero negro en el corazón de una madre; que ve con dolor
    como unos pueden y otros no. Los rostros amainan en lágrimas secas y la
    alegría inicial retrocede ojos adentro.

    La única fábrica de calzado en el municipio Los Arabos, este año, ha
    cerrado.

    Aquellos zapatos negros que costaban 120.00 pesos MN (moneda nacional),
    y que la familia haciendo esfuerzos todavía podía comprar, hoy ya no están.

    Ahora, para calzar a los niños en edad escolar hay que recurrir a las
    Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD); donde el par de zapatos que menos
    vale cuesta alrededor de 15.00 CUC (moneda libremente convertible),
    equivalente a 375.00 pesos MN. Mucho más que el sueldo medio mensual de
    un cubano. Lamentablemente, se camina hacia atrás. Lo poco que hoy tiene
    el pueblo para valerse, con intrincadas justificaciones, mañana ya no
    está. Y el simple hecho de protestar en masas por un derecho local nos
    convierte en aliados del imperialismo.

    De ahí, el manos libres para los que pueden continuar destruyendo los
    bienes y tradiciones de las co- munidades.

    Bajo estos truenos sube la marea: la mochila que hace apenas dos años
    valía menos de 10.00 CUC, hoy, en las tiendas del estado, valen 15.00
    CUC; las cubiertas de papel y nylon, para cuadernos y libros, cuestan
    5.00 pesos MN cada unidad, si el niño no forra hasta la última libreta
    no puede entrar a la escuela; los aguacates suben de precio y el
    petróleo está por las nubes en el mercado mundial.
    Y un padre se pregunta: “Si yo soy buena gente, y hasta el momento he
    compartido la suerte de mi país con el salario inmóvil abracado por la
    cintura, ¿qué tiene que ver la mochila de mi hijo con todo esto?”. No
    hay dudas, linda es la mañana y triste este papel que nos une a la
    realidad de muchos padres en Cuba. Así, como son hermosas las palmeras
    que bordean la avenida de acceso a la universidad. Sólo que para ser
    cubano hay que tratar de comprender esa extraña simbiosis de miseria
    vinculada al altruismo. Mientras el curso escolar 2014 – 2015 inunda
    temeroso y cala fuerte cada centavo de la familia, hace frío y cumbres
    de presión arterial.

    La meta que tenemos hoy es incierta: los precios de los artículos para
    acceder a un aula continúan en ascenso; ¡del salario!, hace rato no
    tenemos noticia. Algunos piensan que se fue en una balsa. Nunca he
    tenido fama de rivalizar con las matemáticas de mis pacientes, los
    números primos. Por algún motivo tienen lo suyo.

    Eso es un mano a mano de ellos con Dios. Pero, hubo dos cosas, en mi
    etapa estudiantil, en las cuales creía ciegamente: los milagros en los
    exámenes (una pregunta fácil, no otra cosa); y en la hora de la merienda.

    Por eso, temprano en la mañana y con el estómago vacío, sin abrir la
    boca y con los ojos inquisitivos en el trozo de aire por donde se
    desvanece la última palabra que dije, he descubierto que montados en una
    isla vagamos sin rumbo en otro idioma.

    En realidad, lo inmaterial y el diploma de reconocimiento (que mucha
    gente no sabe ni el porqué se lo otorgan si en su centro laboral se
    roban cuanto clavo encuentran en el camino), nos dominan. Para qué hace
    falta maestros, mochilas y zapatos en una sociedad con tanto espíritu
    combativo. Eso, lo suple todo. Estamos altos, en otra dimensión.

    ¿El mundo?, ¡qué se hunda!

    Source: Qué está pasando con el inicio del nuevo curso escolar en Cuba –
    Misceláneas de Cuba –
    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/541ad06e3a682e0e8c7c7745#.VBvxRvmSwx4

    Tags: , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    September 2014
    M T W T F S S
    « Aug   Oct »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930  
    Archives