La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    ‘El discurso de Obama, no el de Raúl, da esperanza a los cubanos’
    MARÍA MATIENZO PUERTO | La Habana | 19 Dic 2014 – 9:57 am.

    El periódico Granma a las 10 de la mañana no había llegado al
    estanquillo. Pero cuando llegó, el gran titular era “Volvieron” y justo
    debajo tres fotos: Raúl Castro y “los cinco héroes”, y Raúl y Obama.
    Entre risas, el comentario del periodiquero fue: “Es verdad, volvieron
    ‘los cinco’ y el capitalismo”.

    La gente está contenta, pero fiesta no ha hecho. Las reuniones de
    celebración son “las que tocan por la libreta en cada centro de
    trabajo”, dice un trabajador del casco histórico.

    A los boteros les sigue preocupando más que el impuesto de fin de año
    sea del 50%. En la esquina caliente del Parque Central se habla más de
    la Serie Nacional de pelota que de política. Las escuelas de secundaria
    básica no han sido movilizadas, solo obligaron a los estudiantes a ver,
    el primer día, las comparecencias presidenciales.

    En la Universidad de La Habana, según narró una periodista de Radio
    Rebelde, “los estudiantes universitarios han brindado un poco de su
    tiempo de clases para homenajear a los héroes”. Tema en el que insisten
    solo los medios porque la gente en la calle nada más que habla de las
    relaciones con Estados Unidos.

    La Plaza de la Revolución no se prepara para ningún acontecimiento
    público. Y Fidel Castro sigue ausente.

    Cualquiera que analice las imágenes del noticiero y de Telesur de la
    supuesta celebración popular se dará cuenta de que todos son planos
    cerrados. No hay grandes multitudes.

    La Habana está dividida en dos grandes públicos: los pesimistas y
    prudentes, y los optimistas y prudentes también.

    Pesimistas

    “Olvídate de las libertades individuales. Las negociaciones han sido
    solo económicas”, dice una joven escritora que prefiere mantenerse al
    margen. “No sé quién festeja. Bastaba ver el noticiero ayer para darse
    cuenta que quienes festejaban frente al Instituto Superior de Relaciones
    Internacionales (ISRI) eran, literalmente, cuatro gatos.”

    Como esta escritora, muchos prefieren mantenerse prudentes y no dar sus
    caras ni sus nombres. Prefieren esperar a ver qué pasa. Porque “aún
    faltan las supuestas conversaciones”.

    Una médico del policlínico de la calle Reina cree que la gente no ha
    interpretado bien: “vamos a ver qué música se baila: si un son o un
    charleston. La gente cree que va a poder ir a almorzar a Miami”, dice y
    se ríe. “Mi mamá, cuando se enteró, me dijo con nostalgia ‘ay el ferry’,
    y yo me pregunto si lo volverá a ver o lo que tendrá será un crucero al
    que nunca se podrá montar porque mi salario no da para más”.

    “Sí, se van a restablecer las relaciones diplomáticas, pero será como
    con cualquier otra embajada. El papeleo nos toca por ser potenciales
    ‘quedaos'”, dice una cubana que reside en Angola desde hace 14 años.

    Optimistas

    Una artesana de la Feria de Obispo comenta: “Llevamos años pidiendo que
    se caiga esto y ahora que se cayó, la gente no se da cuenta. Ayer cuando
    regresé a casa y vi la antena parabólica instalada al costado de La
    Punta, me dije, el muro cubano se acaba de caer.”

    “No dudo que la gente esté alegre. Coño, es que han sido cincuenta y
    pico de años de bloqueo y quince de batalla de ideas.”

    Dice un artista plástico de renombre: “El discurso de Obama, no el de
    Raúl, dio una esperanza de vida al cubano. Ahora sí no hay marcha atrás.
    Antes del 17 no había futuro. Cuando anunciaron los discursos yo estaba
    en el Habana Libre y me di cuenta de que, aunque la gente no reaccionó,
    estaba presenciando un cambio radical y positivo para mi país.”

    Otro artista dice: “La imagen de Raúl frente a una mesa, como si fuera
    Gorbachov, diciendo su discurso, era el vivo retrato de la derrota. Pero
    lo bueno de todo esto es que ya empezamos a andar en alguna dirección,
    no importa cuál.”

    “Los cinco [espías] trajeron algo pegao en los zapatos y a nosotros nos
    gusta”, dice un emo en la calle G, para referirse a los Estados Unidos.

    La gente se pregunta qué irá a pasar ahora con toda la propaganda en
    contra de los Estados Unidos. Ya en el noticiero se empieza a hablar de
    la nación, no del imperio. Algunos dirigentes comunistas empiezan a
    adjudicarse el deseo de democracia.

    El programa cultural de fin de año ya estaba programado: el festival de
    jazz, una jam session de música electrónica, los conciertos de rap en el
    Palacio de la Rumba, el concierto de Xiomara Laugart en Casa de las
    Américas, el concierto de Silvio Rodríguez en el Estadio Latinoamericano.

    El intercambio de prisioneros ha sido importante, eso cree buena parte
    de la gente entrevistada, pero lo más importante es que hay un país por
    reconstruir.

    http://youtu.be/nRUnFfrKgW0

    Source: ‘El discurso de Obama, no el de Raúl, da esperanza a los
    cubanos’ | Diario de Cuba –
    http://www.diariodecuba.com/cuba/1418979477_11906.html

    Tags: , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    December 2014
    M T W T F S S
    « Nov   Jan »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    Archives