La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    El pan del desayuno
    diciembre 23, 2014 3:12 pm·

    Cuba actualidad, El Cerro, La Habana, (PD) Para los cubanos de a pie,
    que son la mayoría, el pan del desayuno es sinónimo de lucha, y va más
    allá de la mismísima ciencia y ficción.

    El pan del desayuno se puede hallar en tres estados relacionados
    intrínsecamente con el nivel socio-económico del desayunante.

    El pan de la cuota, una masa amorfa y ácida, más conocida como Toma 1,
    está reservado para los sustratos sociales más bajos.

    El pan de la Cadena es de una calidad incuestionablemente superior por
    lo que su precio escapa del bolsillo de los asalariados estatales.

    El pan del Sylvain está hecho de harina de otro costal: debido a su
    calidad celestial, está reservado para dueños de negocios lucrativos,
    gerentes, generales, ministros y otros privilegiados.

    Toda regla tiene su excepción, y luego de un infrahumano sacrificio, no
    es de extrañar que, un día al menos, alguien quebrante el orden
    alimentario. No obstante, ya sea para el pan de la Cuota o para el pan
    de la Cadena, más vale precaver y asegurar.

    Teniendo seguro el pan, comienza la segunda temporada: ¿qué lo acompañará?.

    En este punto, debemos remitirnos nuevamente al nivel socio-económico de
    los desayunantes.

    El grupo del pan de la Cuota, puede escoger entre azúcar, aceite,
    croquetas de claria con sabor a harina, pollo (del que dan por la
    libreta en vez de pescado, picadillo de ave-rigua, jamonada, o
    simplemente, pan solo.

    Los del pan de la Cadena, pueden acompañarlo con jamón, ya sea Vicky,
    depierna o cualquier otro, pero sin derecho a pensar en el jamón del
    diablo, el queso o el bistec.

    Los que pueden disfrutar del celestial pan del Sylvain, tienen toda una
    constelación de estrellas para acompañarlo: atún, bonito, emperador,
    carne de cualquier cuadrúpedo vedado al pueblo, etcétera.

    En cualquier caso, y aún en el mejor de ellos, es imposible desayunar
    con pan fresco, recién elaborado, calientico, y menos aún crujiente si
    no lo compras en la Cadena.

    Pero como en toda -buena o mala- historia, está la invisible mano del
    imperio, el Norte revuelto y brutal, con el monstruoso bloqueo que
    propicia el desfalco del aceite que debería usarse en la confección del
    pan, el aumento de la dosis de levadura en la medida que se disminuye la
    de harina, mientras que se nutre la masa de sudor, saliva, escupitajos,
    cenizas de cigarros y tabacos y por qué no, algún que otro humor
    pegajoso segregado por las mucosas, comúnmente conocido como moco.

    Pero ya esto, más que la historia del pan es parte de la historia de
    cómo lo hacen, a lo cubano, a lo bloqueado.

    Esta foto, sin retocar digitalmente, fue tomada el pasado 21 de
    septiembre, a las 11:31 am, en la panadería de Toyo, en Calzada de Diez
    de Octubre esquina a San Leonardo, Santos Suárez, en el capitalino
    municipio Diez de Octubre.

    La panadería de Toyo, antigua Casa del Pan y que ofertara en su tiempo
    de gloria diversas variedades de exquisito pan, ha sido convertida en un
    cuchitril que ofrece el desabrido y racionado pan de la cuota o Toma 1.

    La larga cola de personas que se ve son cubanos de a pie que no pueden
    comprar otro pan que el que les toca por la libreta, comprarlo hoy y
    guardarlo para desayunar mañana.

    Para Cuba actualidad: elhidalgo2013@yahoo.com

    Source: El pan del desayuno | Primavera Digital –
    http://primaveradigital.net/el-pan-del-desayuno/

    Tags:

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    December 2014
    M T W T F S S
    « Nov   Jan »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    Archives