La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    El pan de Pánfilo escasea en La Timba
    La panadería de esta barriada capitalina frecuentemente paraliza su
    producción por roturas en sus hornos. El malestar entre los pobladores,
    genera situaciones similares a las que narra el comediante Luis Silva,
    en su “Monólogo del pan”
    viernes, mayo 22, 2015 | León Padrón Azcuy

    LA HABANA, Cuba. – Gran irritación provoca entre la población residente
    en la zona de La Timba, del municipio Plaza, la reiterada falta de pan
    que presenta la única panadería que hay en el barrio. Según explican los
    consumidores, esta instalación, ubicada en la calle 37, entre 2 y Paseo,
    paraliza su producción por las constantes roturas de los hornos desde
    hace unos dos años.

    CubaNet entrevistó a varios vecinos que compran en dicho
    establecimiento, y que no pueden darse el lujo de adquirir una flauta de
    pan que cuesta diez pesos.

    “Cuando sucede este percance, que los hornos entran en huelga, y dejan
    de funcionar, se trae el producto de otras panaderías para seguir
    vendiendo el pan normado. Pero ya de por sí este alimento posee una
    pésima calidad, imagínate ahora cómo llega el nuevo pancito cuando
    procede de otro centro de elaboración. El que nos traen es pequeñito,
    medio duro y viejo, que ni los perros quieren probarlo, después que lo
    huelen”, dijo María Emilia, una señora de esta barriada, enfermera de
    profesión y jubilada.

    Leonardo, nativo de la Timba, y más conocido por Boby el Bailarín,
    declaró: “Súmale las molestias de tener que estar al tanto de la llegada
    del pan. Después, tú sabes, se arman las largas colas, al estilo de las
    que ridiculizó Pánfilo en el teatro, ese personaje del programa
    humorístico Vivir del cuento. En Cuba se ha perdido el respeto por el
    tiempo de los demás, y a uno se le va el día en resolver cualquier cosa,
    por sencilla que sea. Está visto y comprobado que a nadie en este país
    le interesa trabajar bien y rápido.”

    “Claro que el servicio de esta panadería ha mejorado en algunos
    aspectos”, dice un ancianita conocida por Toña. “Hace unos meses atrás
    no te daban ni vuelto al comprar. Esto de no dar vuelto es una
    enfermedad contagiosa, bastante común en los comercios estatales, y en
    los ómnibus urbanos. Pero bueno, no hay que desesperarse, porque el
    infarto está ya que hace olas, y el demonio anda suelto y sin vacunar.”

    Los pobladores de la Timba se quejan de que las autoridades de este
    municipio han hecho poco por el bienestar de esta comunidad. Incluso,
    aquellas instituciones que en el pasado desempeñaron funciones sociales
    importantes, fueron cerradas.

    Nos comenta el viejo Esteban, quien trabajó como lector de tabaquería, y
    ahora es un eficaz recolector de materia prima: “En general, todo va a
    parar al balón inflable de las promesas, que nada cuestan. Aunque una
    vez el ‘globito’ terminó, si la memoria no me falla, en alguna pinturita
    exterior para enmascarar el aspecto cochambroso de las casas y edificios”.

    Cuando le expliqué que en la antigua Unión Soviética, allá por el año
    1963, a raíz del racionamiento de la harina, a Jrushchov se le ocurrió
    inventar la receta del pan inflado con aire, para que pareciera tener el
    tamaño requerido y desde ese entonces se conoce como el Pan de Nikita,
    nuestro entrevistado me replicó impetuoso: “¡Bróder, eso sí es una
    tremenda idea para ponerla en práctica en Cuba, porque también estas
    instalaciones funcionarían como poncheras para los autos y las motos!
    Escúcheme, pues le habla la voz de la experiencia, y yo le digo a usted
    que durante mucho tiempo la eficiencia productiva de esta panadería,
    alias La que más se rompe, ha sido y es mediocre, inestable e
    impredecible. Y son muchos los compatriotas que aún se recuerdan de las
    pocas veces que podían adquirir la cuota asignada de pan en las horas
    tempranas, es decir, antes de que sus hijos entraran a clases, y así
    poder prepararles una meriendita”.

    Finalmente, una profesora jubilada de la escuela primaria Gustavo Pozo,
    y que prefirió no se mencionara su nombre, sobre este tema nos comentó:
    “Mis abuelos y mis padres vivieron aquí mucho antes del arribo de los
    barbudos de Fidel, y no eran ricos, sino humildes trabajadores, pero no
    sufrieron una calamidad tan grande como la que soportamos ahora. ¿Di tú,
    si este socialismo es irrevocable entonces tenemos que seguir padeciendo
    el mal pan y el resto de las penurias?”.

    Leonpadron16@gmail.com

    Video:
    https://youtu.be/nH7yKfyQW7E

    Source: El pan de Pánfilo escasea en La Timba | Cubanet –
    http://www.cubanet.org/mas-noticias/el-pan-de-panfilo-escasea-en-la-timba/

    Tags: ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    May 2015
    M T W T F S S
    « Apr   Jun »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
    Archives