La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Los jóvenes cubanos rehúyen el empleo estatal
    Los bajos salarios provocan la inestabilidad de los trabajadores,
    principalmente de los jóvenes, en sus puestos laborales
    viernes, agosto 28, 2015 | Osmar Laffita Rojas

    LA HABANA, Cuba – Recientemente, la titular de Trabajo y Seguridad
    Social, Margarita González Fernández, se reunió con los delegados al X
    Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas, en la que también estuvieron
    presentes Marino Murillo Jorge y Maimir Mesa, ministros de Economía y
    Planificación y de Comunicaciones, respectivamente.

    A los delegados que se quejaron de los problemas que hoy confrontan los
    jóvenes para encontrar empleos estables y decorosamente remunerados, la
    ministra les aseguró que “en Cuba están creadas las condiciones para que
    la sociedad no tenga jóvenes desvinculados laboralmente”.

    “Resulta clave la concertación de estrategias entre las instituciones,
    sobre todo a la hora de diseñar la demanda laboral para el universo de
    egresados”, dijo también.

    De guiarse por las estadísticas, se pudiera pensar que Cuba es un
    paraíso laboral.

    Cuba, al cierre de 2014, fue el país del Hemisferio Occidental que
    reportó la mayor estabilidad de empleo. La tasa de desocupación (2.7 %)
    fue la más baja de los países miembros de la Organización Internacional
    del Trabajo.

    Según el informe “Panorama Económico y Social de 2014”, de la Oficina
    Nacional de Estadística e Información (ONEI), la población cubana
    económicamente activa es de 5 105 500 personas, y de ese total estaban
    ocupadas 4 969 800. Esto representó una tasa de ocupación de un 97,3%.
    Es decir, que en Cuba había sólo 135 700 desocupados.

    Pero la realidad difiere bastante de las estadísticas.

    En el primer semestre del presente año, la cuestión del empleo se ha
    complicado de manera extrema.

    El salario promedio mensual devengado por la mayoría de los trabajadores
    de las empresas estatales y unidades presupuestadas es el equivalente a
    23,36 dólares.

    Los alimentos que de manera racionada vende el Estado por la libreta de
    abastecimiento, cuando más, duran diez días. Para comer hasta terminar
    el mes hay que salir buscar unos pocos dólares a como dé lugar para
    comprar en las Tiendas de Recaudación de Divisas y en los mercados
    agropecuarios. La compra de estos alimentos requiere invertir algo más
    del equivalente de unos 50 dólares. Y nadie se imagine que con el
    salario que paga el estado se pueden comprar estos alimentos.

    Los bajos salarios provocan la inestabilidad de los trabajadores,
    principalmente de los jóvenes, en sus puestos laborales.

    Los hombres y mujeres jóvenes que empiezan a trabajar no llegan a
    adquirir habilidad en el puesto para el que se les adiestró, porque en
    poco tiempo, no conformes con la poca remuneración que reciben y las
    malas condiciones en que tienen que desempeñar su trabajo, piden la baja
    y salen a buscar otro empleo en el que les paguen un poco más y con ello
    puedan tan siquiera alimentarse como es debido.

    Pero en estos momentos no es fácil encontrar trabajo. La parálisis en
    los sectores de los bienes y servicios hace que no se generen empleos.

    La titular de Trabajo y Seguridad Social, al referirse a los miles de
    jóvenes que han hallado empleo en el sector no estatal –los pequeños
    negocios privados– dijo que “las cifras hablan de una juventud que no ha
    experimentado movimientos significativos hacia ese sector”, algo que
    ella sabe perfectamente que no es cierto

    Según la ONEI, en mayo del presente año 504 613 personas realizaban
    alguna de las 201 actividades autorizadas por el Estado para ejercer por
    parte del sector privado. El 31% de ese total son jóvenes (155 605).

    Del total personas autorizadas a realizar la actividad privada en Cuba,
    113 360 han encontrado empleo como trabajadores contratados en las
    cafeterías, pequeños restaurantes, hostales, o como choferes de camiones
    y taxis particulares.

    El Estado no reconoce a los dueños de los establecimientos privados como
    personas jurídicas y son muchas las trabas que enfrentan para el
    desempeño de sus negocios. Pero a pesar de todos esos inconvenientes,
    los salarios que les abonan a sus empleados contratados rondan el
    equivalente de los 50 dólares mensuales, poco menos del doble de lo que
    paga el Estado. Es por eso que los jóvenes tratan de encontrar empleo en
    estos negocios privados y no en las empresas estatales y unidades
    presupuestadas, donde perciben salarios de miseria.

    Source: Los jóvenes cubanos rehúyen el empleo estatal | Cubanet –
    https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/los-jovenes-cubanos-rehuyen-el-empleo-estatal/

    Tags: ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    August 2015
    M T W T F S S
    « Jul   Sep »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
    Archives