La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Boletín de la música underground en Cuba
    [18-09-2015 00:03:42]

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Edición: 14 de septiembre de 2015
    1. El ciudadano en Guantánamo (II Parte)
    2. El ciudadano en Guantánamo (III Parte)
    3. Wifi, una alternativa para la promoción de los artistas underground
    en Cuba
    4. La sonoridad auténtica de Franko’s
    5. Richard Gómez y su máquina del tiempo
    6. Otros artículos
    7. El termómetro

    El ciudadano en Guantánamo (II Parte)

    David Rodríguez Nápoles, a.k.a El Ciudadano, es un buen conversador como
    mismo es un buen rapero. Es uno de los más genuinos representantes del
    hip hop en Cuba, en especial en Oriente y en Guantánamo donde es una
    especie de rey con trono en el mundo underground. Con gusto dio esta
    entrevista a PMU.

    PMU: ¿Cómo fue que te iniciaste?

    El Ciudadano: Yo empecé en el 2003. Cuando aquello no me llamaba El
    Ciudadano. Al principio cantaba con La Niche MC, que es mi prima, y
    entonces hicimos un grupito como cosa de barrio, en España Chiquitica.
    Cuando aquello todo el mundo quería cantar sin tomarla en serio, pero yo
    sí. Después, ella se fue para La Habana y yo me quedé porque a mí me
    encanta Guantánamo, y seguí mi carrera en solitario.

    Y era Principio Cubano, con mi nombre, David Rodríguez. Hasta que me
    encontré con Alain, el Poeta Urbano, que era el que cantaba conmigo
    hasta hace poco, y en la secundaria nos dijimos: “vamos a hacer un
    proyecto”, y nos presentamos en el Festival Mundo Loco, donde iban todos
    los raperos. Y un día improvisando dijimos: “Somos los ciudadanos”, y
    así salió ese nombre. Hicimos dos discos de música hasta que el hombre
    se inclinó por Dios. Yo seguí arriba del caballo, ahí, para arriba del
    lío…. Y me quedé con El Ciudadano.

    PMU: ¿Y dónde tú grabas, aquí en Guantánamo, hay casas productoras
    independientes…?

    El Ciudadano: No, aquí no hay nada de eso para nosotros, todo es para el
    reguetón. No te graban un disco de rap porque no lo asimilan, tú puedes
    grabar un tema o dos, porque al final la gente te conoce. Me lo graban
    gratis, pero un disco, tengo que llegar con 200 dólares. Y ese dinero no
    lo hay.

    No tengo más discos por eso, porque son barreras que aunque uno quiera
    brincarlas, no pueden ir contra la corriente. Tengo una libreta con dos
    discos escritos y no he podido grabar, no tenemos los medios ni el
    presupuesto.

    PMU: ¿Dónde te presentas, dónde se pueden escuchar a los raperos aquí en
    Guantánamo?

    El Ciudadano: La peña que se hace en casa de la Asociación Hermanos
    Saíz, los segundos jueves de cada mes. Es una peña que cantamos los
    raperos para los raperos, y yo canto para los míos, y los míos cantan
    para mí, porque no va gente, no hay promoción, y eso como que te va
    desilusionando, porque los años nos van cayendo arriba y el tiempo no
    perdona, pero nos hemos mantenido firmes ahí. Y yo tengo fe que un día
    va a pasar algo.

    PMU: Pero eres famoso, eres muy conocido…

    El Ciudadano: Yo sé que tengo popularidad, no es que soy famoso, porque
    aquí en Cuba ser famoso es tener un carro, andar lleno de cadenas. Y más
    cuando gané la competencia de Cuerda Viva que ni me imaginé. Para mí,
    estar ahí y que me viera mi mamá fue un logro…

    PMU: ¿Y cómo llegaste a estar en la televisión nacional?

    El Ciudadano: Por Pellón (Pedro Luis Pellón), el rapero santiaguero.
    Porque… mira la vuelta que da la vida, yo estaba sentado en una acera en
    La Habana y el pasó en un P-7 que parqueó un momento frente a mí y
    cuando me vio me dijo: “¡Oye, agárrate para el ICRT que hay una
    competencia de improvisación, arranca que tú eres el tipo!”. Y cuando
    llegue allí en la lista del custodio estaba mi nombre, pero yo no sabía
    nada, y entré y gané.

    PMU: ¿Eso es suerte o es talento?

    El Ciudadano: Los dos, porque si no hubiera tenido la suerte de haber
    visto a Pellón, no hubiera podido haber participado con mi talento.
    Haber cogido el primero, el segundo, el tercero, para mí lo que fuera,
    era un logro. Eso es una cosa que te hace sentir bien espiritualmente
    porque llegas a un lugar donde hay gente que está arriba de eso.

    El jurado era entre otros, Yimi Konclaze, y a mí me maravilla que cuando
    gané la competencia Yimi le dijo a los competidores: “Pónganse para eso
    que El Ciudadano no está jugando, está fuerte, él sabe lo que está
    haciendo”. Y la gente entrena y entrena, y piensa que uno está jugando
    yaquis en la casa. Eso fue un logro para mí, como lo fue haber cantado
    en los Puños Arriba, los penúltimos que se hicieron, que no todo el
    mundo canta ahí, los abrí yo.

    PMU: ¿De que tratan tus canciones? Tú me dijiste que el rap es guerra….

    El Ciudadano: Yo te digo eso por la improvisación, a todo el mundo le
    gusta, es algo que en cualquier concierto o género suben dos artistas y
    eso se calienta, igual con dos raperos, porque son cosas espontáneas,
    que le gustan a la gente. Yo sé que lo mío es improvisar y al ganar la
    competencia, todo el mundo quiere tirarme a mí, no saben que yo tengo
    “chaleco anti-rima”.

    PMU: No eres un poco…

    El Ciudadano: No, yo creo en mí, yo estoy seguro de mí, si tú no tienes
    seguridad en ti mismo, si no sabes no te metas, es como dice el dicho.

    PMU: Bueno, ahora sí, dime de qué tratan tus canciones.

    El Ciudadano: Mis canciones, más que canciones, son vivencias. Lo mismo
    te puedo hablar del amor, del dolor, de la fiesta, de la tristeza. Mis
    canciones tratan de lo que todo el mundo vive. Cuando estoy triste hago
    una canción triste, cuando estoy contento hago una canción de alegría.
    La mayoría de las cosas son tristes, son vivencias que uno quisiera
    cambiarlas, pero no pueden cambiar, van a estar ahí siempre. a veces
    salgo para una peña, salgo contento y regreso triste. Uno siente tanto
    la música y uno ve tantas cosas en la calle, que uno dice: ¡de madre!
    Que escuchen lo que dije en uno de mis canciones: “yo sé que mis
    canciones se van a quedar en Oriente, y si llegan a Occidente van a ser
    un milagro”.

    PMU: ¿El rap….?

    El Ciudadano: El rap es una escuela invisible, como digo, todo el que
    sienta el rap y llega a ser rapero, no sabe la bendición que tiene,
    porque eso te abre los ojos espirituales, no los ojos normales… Te hace
    ver que tienes el poder de ser mala o buena persona. Y te hace estar
    consciente de lo que vas a hacer, si vas a hacer el mal, tú lo vas a
    hacer, pero vas a estar consciente. No es como la gente que hacen cosas
    y no le interesa nada. Pero bueno, gracias a Dios que PMU se está
    ocupando de preguntarle a la gente… ¡Guantánamo está en la punta!.

    El ciudadano en Guantánamo (III Parte)

    David Rodríguez Nápoles, a.k.a El Ciudadano, perdió todos sus discos al
    coger un virus la computadora, se asustó cuando la memoria que tenía
    unos pocos salvados se mojó, ya iba a comenzar de cero, pero logró
    rescatar 4, y como quiera, le dice a PMU en esta entrevista: “pienso que
    he hecho bastante”.

    PMU: Aquí en Guantánamo nacieron muchas cosas….

    El Ciudadano: Guantánamo era la segunda potencia delrap. Aquí todo entra
    por Jamaica, por la Base…, son señales que se captan y se coge el rap
    crudo de verdad. Yo estoy en Guantánamo y digo que me he crecido por mí,
    no me he crecido por medios ni por video, todo lo que he hecho se ha
    quedado aquí. Uno llega a La Habana y le dice a un hermano, porque tengo
    una pila de hermanos raperos allá y conmigo se llevan súper bien, les
    digo: “Mira, coge aquí, ¿qué te parece eso?, ¡qué bueno, sí!”. Pero tú
    sabes que la capital es la capital y yo no estoy allá. Lo poco que uno
    lucha se va en comida y en alquiler y en transporte. Todo oriental que
    sube a La Habana lo sabe, entonces no se puede, por mucha fuerza de
    voluntad, se te funde la bujía.

    PMU: Entonces, no te irías para La Habana.

    El Ciudadano: A mí en lo particular de La Habana me gusta la cultura que
    hay, que la gente reconoce cuando tú eres un talento, cuando tú eres
    bueno y es una cosa que te haces sentir bien espiritualmente. Tú vas a
    una peña y todo el mundo sabe a lo que fue a ver ahí. No como en lugares
    que he ido y todo el mundo está conversando en el público y no te están
    atendiendo, y tú tratando de cantar, pero tu subconsciente te lo te está
    advirtiendo y eso como que te quita la vibra positiva. Pero me gusta
    Guantánamo para vivir.

    ¿Sabes una cosa que me dijo mi amiga Danay Suárez?, “el día que te
    olvides de dónde eres, no eres nadie”. Yo siempre digo que soy de
    Guantánamo, donde quiera que me paro. A veces he estado en la guagua con
    amigos míos guantanameros y yo sé que ellos lo han pensado tres veces
    antes de decir un nagüe, un compay, como que ellos mismo se acomplejan.
    Yo no, a mi Cuba me conoce por el Guantanamero y nada me da pena, no me
    acomplejo de mi provincia, la amo, a pesar de los pesares.

    PMU: ¿Está fea, está bonita Guantánamo? Yo la veo bonita, está adelantando….

    El Ciudadano: Me sorprendió, está bonita a como estaba y es una cosa que
    te entretiene. La gente piensa que esto aquí es monte y animales. Hay su
    monte, pero cada provincia tiene su monte.

    PMU: Háblame de tus sueños sin contarme el último o el más cercano, no
    me cuentes ese.

    El Ciudadano: Mira, yo tengo una canción de tiradera, porque todo rapero
    tiene que tener una canción de tiradera y hay una frase que marcó una
    pauta en mí: “tu sueña con triunfar para especular compadre, yo sueño
    con triunfar para ayudar a mi madre”. Con ese pedacito te lo digo todo.
    Ese es mi sueño, ayudar a mi madre, ayudar a mi barrio.

    Yo tengo una canción que se llama precisamente “Cuando yo sea famoso”,
    que es un tema serio, no de descarga, es mi testamento, dice todo lo que
    yo quiero hacer, y si llego a hacerlo, lo voy a firmar para que la gente
    vea que uno no metió mentira.

    PMU: ¿Para ti no hay una guerra entre el rap y el reguetón?

    El Ciudadano: Ya esa guerra se acabó. cada vez que voy a La Habana la
    gente que me ayudan son reguetoneros, esos son tabúes. Los que fueron
    raperos y hoy son reguetoneros se dieron cuenta a tiempo, temprano, de
    que podían sacarle más a la música con su talento. Hay reguetón bueno,
    de letra…

    PMU: Eso es también música urbana, no deberíamos estar diciendo que un
    género va en contra de otro….

    El Ciudadano: Ahí, pero yo en lo particular lo que siento que me gusta
    es el rap. Una vez rapero, siempre rapero.

    PMU: ¿Tú estás seguro de eso?

    El Ciudadano: No es cuestión de consagrarse, hay quien tiene suerte en
    el rap y hay quien no tiene suerte con igual talento. Pero tenemos que
    quedarnos tranquilos, ¿qué vamos a hacer? No podemos volvernos locos, no
    podemos hacerle fuerza a la vida porque se parte, como dice una canción
    de reguetón precisamente.

    PMU: ¿No hay crisis de rap en Guantánamo?

    El Ciudadano: No, no, aquí nunca ha habido crisis de rap. Aquí el rap
    está fuerte, pero es que estamos en Guantánamo, qué le vamos a hacer.

    Te estoy hablando del rap más underground, el más crudo que tú puedas
    escuchar es el de Guantánamo. Aquí hay unas vivencias… No estoy
    subestimando a nadie de ahí para allá, el rap de La Habana se ha regado
    tanto que se ha pasado a comercial, pero aquí estamos en Guantánamo,
    encerrados para nosotros mismos y echándola dura. Nosotros somos
    cavernícolas, con eso te lo digo todo. En la peña uno escucha algunos
    temas y se dice: “si este tema se pudiera escuchar allá”, pero esta es
    la cruz que nos tocó cargar y hay que aguantar los latigazos y caminar.

    PMU: ¿Qué les haría falta para mejorar?

    El Ciudadano: Si tuviéramos un estudio que sea para rap nada más, así le
    pongamos Campamento Subterráneo como el proyecto de aquí, o Más para
    abajo de lo subterráneo, Tocando el núcleo de la tierra… si tuviéramos
    ese estudio, no hay quien nos pare. Como dice la canción mía: “esto es
    pura adrenalina, si tocas sentirás mi pulso, si no tengo 80 discos míos
    es porque no hay recursos”.

    PMU: ¿Sigues en la pelea?

    El Ciudadano: Puedes preguntarle a mi hermanito Omar BBox. A mí me gusta
    la pelea, no es porque me haga, sino porque me encantan los retos. Yo
    llego a los lugares y pregunto quién es el mejor aquí, y hasta el sol de
    hoy, vamos bien, gracias a Dios.

    Creo que con El Ciudadano no pueden haber despedidas, él es un hombre
    que tiene mucha sed de rap, aunque hoy por hoy, en el 2015, no lo dejen
    cantar en algunos lugares de la ciudad que tanto quiere: Guantánamo.

    Wifi, una alternativa para la promoción de los artistas underground en Cuba

    Para solventar las limitaciones que supone la comunicación de los
    movimientos musicales underground en Cuba a través de los medios
    tradicionales, éstos tratan de crear medios propios bajo su control que
    complementen y/o sustituyan la información mediada y generalmente
    distorsionada de los primeros. Para los underground en Cuba, Internet es
    la única opción que hoy día tienen de comunicarse en sus maneras, sus
    medios, sus tiempos y con sus palabras o discursos, ya sean de índole
    social o personal.

    Desde su entrada a la isla, la práctica de Internet siempre ha sido
    inaccesible para los movimientos musicales underground que han publicado
    periódicos, enviado cartas, organizado mítines públicos y usado diversos
    medios de comunicación directa con el público. Ahora, Wifi facilita a
    los músicos underground la difusión directa de informaciones sin el
    filtro o la mediación de los medios de comunicación, haciendo posible la
    creación de medios propios con escasos recursos y mayor difusión
    potencial, convirtiéndose en el principal instrumento que tienen los
    artistas cubanos underground para transmitir sus mensajes a una
    audiencia mayor y tratar de influir directamente en la opinión pública.
    Wifi ofrece oportunidades innovadoras para informar, movilizar,
    organizar a los underground y hacer pública y relevante la protesta a
    través del discurso. Viene siendo algo más que un complemento a los
    medios tradicionales de difusión masiva, pues supone un cambio de modelo
    que remueve la actual infraestructura.

    La comunicación en Internet es horizontal, de usuario a usuario, y
    contrasta con la comunicación vertical, jerarquizada, propia de las
    instituciones. Esta característica hace que en Cuba, Wifi sea
    especialmente apta para ser usada por gran número de personas que no
    tienen acceso a los medios de comunicación oficiales y que tratan de
    expresar opiniones e intereses opuestos a los de los grupos dominantes,
    como es el caso de los raperos cubanos que desafían constantemente el
    orden político o cultural existentes. La autonomía que recién comienza a
    representarles Wifi, les brinda un espacio de libertad que el sistema le
    venía negando.

    Además de un aumento de la capacidad para crear (ligado a una reducción
    de los costos y un aumento potencial de la difusión), Wifi supone un
    cambio de modelo comunicativo (del modelo centralizado y unidireccional
    a un modelo horizontal de todos a todos) y aporta nuevas formas de
    distribución abierta basadas en una variedad de herramientas disponibles
    como YouTube, correos electrónicos, Facebook y otros, que de manera
    aislada o mediante combinaciones de varias de ellas son utilizadas por
    los músicos underground para transmitir su información.

    A raíz de esto, es importante hacer un paréntesis para aclarar que
    independientemente de estas nuevas oportunidades, aún existe un número
    considerable de artistas underground cubanos que permanecen sin poder
    promover su trabajo porque Wifi está disponible para todo aquel que
    tenga la cantidad monetaria equivalente a 50 pesos en moneda nacional
    (MN) ó 2 pesos cubanos convertibles (CUC) por el tiempo limitado de una
    hora. Si tenemos en cuenta que el salario básico mensual de muchos de
    los artistas underground no supera los 300 MN equivalentes a unos 12
    CUC, es fácil llegar a la conclusión que pocos son aquellos músicos que
    pueden disponer de la cantidad que demanda la hora de conexión Wifi. Y
    aquel que pueda financiarlo por los diferentes medios que encuentre para
    ello, sería por el poco tiempo de una hora al mes.

    Por fortuna para este sector de la población carente de recursos
    económicos sigue existiendo PMU, que semanalmente dedica 14 secciones a
    la promoción y el quehacer de la música y los músicos underground
    cubanos. Un puente de verdadera, fiable, tributaria y efectiva
    comunicación para los artistas underground en la isla.

    A pesar de este visible crecimiento en la creación de medios propios
    para la promoción de artistas, Cuba continúa siendo un improvisado e
    informal mercado de tecnología underground que muestra la otra cara de
    uno de los países con menor acceso a Internet internacionalmente y visto
    en la actualidad como un terreno prometedor para productoras musicales
    extranjeras.

    La música y los músicos underground viven el comienzo de una nueva era.
    Las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y frente a la
    posible avalancha de negocios e inversiones extranjeras, abren un
    abanico de oportunidades para la música underground. No obstante, las
    opiniones de esta nueva comunidad tecnológica que se está ofreciendo
    para los artistas underground están segmentadas entre la prudencia, el
    escepticismo y la esperanza. Con el trasfondo político existente en la
    isla por más de 50 años, se debe andar con suspicacia e inteligencia y
    no regalar la posibilidad de crecer musicalmente que se nos presenta
    actualmente.

    Sin embargo, sigamos disfrutando de la buena noticia de que en los
    últimos meses han aumentado las posibilidades en Cuba de acceso a
    Internet con la apertura de 35 espacios Wifi en toda la isla. Así que,
    ¡enhorabuena artistas cubanos/as underground! Aprovechemos los espacios.

    La sonoridad auténtica de Franko’s

    Son diversos los artistas cultivadores de la música alternativa que
    desandan los escenarios underground por todo el país. Kialo, Esencia
    Rem, Orestes Opizo, Divu, Alagguema, Julio Montoro, José Antonio
    Silverio y Yaydy Piñeiro son claros ejemplos de que los jóvenes han
    impulsado el renacimiento de este movimiento. Franko’s es uno de los
    grupos emergentes que más se ha destacado, por eso PMU se acercó a
    varios de sus integrantes para conocer sus impresiones.

    Frank Luis Travieso es el director de este proyecto fundado en enero del
    2014, y es un joven afable y locuaz con quien conversamos mucho.
    “Provengo de la cultura del hip hop donde me desempeñé por cuatro años.
    Recibí el premio Puños Arriba 2010 como mejor artista novel con el disco
    Archivo número 1. Tiempo después quise incursionar en otros estilos y me
    uní a la bajista Camila Felibert para grabar varias canciones muy
    trovadorescas, simplemente a guitarra y voz”.

    “El trabajo se llevó a cabo en el estudio de nuestro amigo Moisés, Mo
    Records, ubicado en el reparto Juanelo, de San Miguel del Padrón. Esas
    primeras grabaciones tuvieron tremenda aceptación. Algo que no
    esperábamos. A partir de ahí se nos unieron los otros dos componentes de
    la banda, Lázaro González Dickson en el cajón peruano, y Braulio
    Fernández Cos en la percusión menor y coros. (…) Nos desarrollamos bien
    rápido y ya a los ocho meses nuestro grupo alcanzó la sonoridad que
    posee hoy”.

    “Estudié lingüística y en mis letras trato de no usar recursos
    rebuscados, tampoco de ser vulgar. Intento llegar a un consenso que lo
    mismo me pueda entender el que tiene sexto grado que el ingeniero. (…)
    No me gusta abordar los temas triviales, sino más bien la problemática
    amorosa y social de la juventud de nuestros días. Le cantamos a lo dura
    que esta la vida en la calle, a esta candente urbanidad en la que
    estamos inmersos. Dejo caer sobre temas, sencillos recursos literarios
    que profundizan el mensaje y que hacen nuestras canciones más complejas
    de lo que en verdad son”.

    “Mi padrastro antes de irse del país, nos regaló los recursos para
    lanzar el grupo y poder realizar un demo. Tenemos la suerte de que
    nuestros padres nos mantienen. Pasamos trabajo, pero seguimos luchando.
    Ahora somos como un grupo de bolsillo y nos movemos con facilidad. No
    tenemos equipo de sonido para ensayar, ni batería, sonidista y utilero,
    porque no los podemos pagar. Son sacrificios que después valen la pena,
    pero segurito que funcionaríamos mucho mejor con todo eso”, finalizó Frank.

    Por su parte, Camila Felibert nos expresó sus sentimientos respecto al
    conjunto: “La mayor distinción de Franko’s es su rítmica y el trabajo
    vocal. Rítmicamente buscamos sonoridades auténticas, aunque no sean de
    nuestros tiempos. (…) Fusionamos varios géneros musicales en un mismo
    tema. Mezclamosbossa nova con rumba flamenca, pasamos por el reggae y la
    música cubana. Al público cubano casi siempre lo que le gusta es
    terminar bailando y precisamente eso es lo que le brindamos. Tratamos de
    ser fáciles y a la vez interesantes”.

    “La promoción nos la dan los amigos que se han enamorado de nuestra
    música. Tocando puertas, de boca en boca, todo bien underground. Pegamos
    volantes de nuestras presentaciones en los postes de la calle, pero
    después viene la policía y los arrancan. Todo es bien difícil, imagínate
    que mil SMS de promoción cuestan 8 CUC. Dinero que no tenemos”.

    “En estos momentos estamos forjando los cimientos para grabar nuestro
    primer clip. Tenemos casi todos los recursos en la mano. Los actores
    somos los muchachos del grupo y contamos con el apoyo gratuito de la
    actriz Andrea Doimeadiós y Alejandro, dueño del bar privado La Estancia,
    que nos brindó su espacio gratis para la filmación. En fin, con un
    poquito por aquí y otro por allá vamos montando el rompecabezas”.

    Richard Gómez y su máquina del tiempo

    Heredero de la guitarra de su padre Rolando, que a su vez la recibiera
    de su padre Ricardo, el trovador recientemente naturalizado tunero,
    Richard Gómez, ha venido a reforzar el frente musical de la provincia.
    Favorecido además, con una voz característica, las letras de sus
    canciones acercan al oyente a una época donde las canciones
    trovadorescas se convertían en himnos de resistencia. Las calles de Las
    Tunas y su gente son ahora la principal fuente de inspiración de un
    hombre sencillo, un músico que se adaptó de manera casi perfecta a
    nuestra ciudad.

    “Yo empecé toda esta historia desde muy chico, desde que tengo uso de
    razón una guitarra pequeña me acompaña. Mi padre mientras fui creciendo
    me inculcó el amor a la música, me habló de mi abuelo, que fue músico y
    compositor. Por todo eso, yo siempre digo que le debo gran parte de lo
    que soy a la tradición familiar”.

    El también compositor y arreglista tuvo la dicha de vincularse al
    movimiento de la Nueva Trova de la mano de una de las grandes en nuestro
    país: Marta Campos. Compartiendo escenario con aquellos que una vez
    integraron la Generación Topo, de ellos tomó lo mejor, se empapó del
    sentimiento patriota, contestatario y por eso sus canciones todas, están
    concebidas al estilo del verdadero juglar, cronista de su tiempo.

    “Para mí fue algo grande conocer de cerca a Silvio, Vicente, Pablo, Noel
    y otros más. Sumergirme en todo aquel proceso fundacional de la Nueva
    Trova confirmó en mí la necesidad de convertirme en trovador. aquel
    proceso me marcó profundamente, la trova y la guitarra son parte
    indisoluble hoy de mi ser. Pudiera decir que todos han sido mis
    maestros, cada cual con su estilo ha tenido que ver en mi formación de
    manera muy particular, y aunque nunca tuve la suerte de algunos de
    convertirme en una gran figura, me siento muy orgulloso de lo que soy”.

    Asistir a una presentación de Richard es recorrer su innegable obra
    trovadoresca, cada canción esta premiada con los sentimientos de una
    generación que pujaba por darse a conocer, para algunos seguramente
    resultaría un descubrimiento, para otros un reencuentro. En mi caso
    descubrir este artista ha sido estar en el primer grupo. Ya había
    escuchado comentarios sobre la nueva adquisición tunera en el ámbito
    musical alternativo, y un concierto fue la plataforma para el encuentro,
    donde definitivamente aquellas letras eran dignas de reconocimiento,
    porque el discurso claro, con metáforas perfectamente entendibles son la
    carta de presentación que muestra el artista en cualquier escenario.

    “La composición es sin dudas un acto de creación, es el momento en que
    convierto en palabras mis sentimientos, vivencias, la manera de traducir
    en canción un grupo de sucesos. Mi manera de componer es algo peculiar,
    me gusta escribir las canciones y luego de pulir el resultado, consulto
    con otros músicos, o simplemente amigos, sobre su parecer. Eso es algo a
    lo que le doy mucha importancia ya que regularmente aquellos que me dan
    su opinión son seguidores de mi obra. Hasta que yo no siento que la
    canción esta lista, no ve la luz”.

    Este artista comenzó su carrera en los 80s, una etapa aun difícil para
    aquellos que osaban ir en contra del institucionalismo cultural, y el
    lenguaje prediseñado y autocensurado no era parte de su repertorio.
    Canciones como “La máquina del tiempo” son una clara crítica a la
    perdida de los inmuebles culturales, al descuido, a la indolencia, y una
    alusión directa al sentimiento personal que debe llevar consigo siempre
    un verdadero trovador. El amor también abunda en las letras de Richard
    Gómez, un artista que con su guitarra en mano, su eterna compañera desde
    niño, recorre esta ciudad llevando lo mejor que sabe hacer: música.
    Sigamos entonces, y sobre todo apoyemos, a este joven talento de nueva
    adquisición en el mundo alternativo tunero.

    Otros artículos:

    • Juventud mezclada con talento
    • Otros espacios y la retroalimentación necesaria
    • Mejor en Banda
    • Talento y constancia: la clave del éxito
    • El underground también tiene sus videoclips

    El termómetro

    Jhoan Baby
    Nunca digas no (2015)

    El gran jazzista Louis Armstrong dijo: “Hay sólo dos maneras de resumir
    la música: es buena o es mala. Si es buena, no te ocupes de nimiedades;
    simplemente gózala”. Considero que de todos los discos independientes
    que han llegado a mis manos, uno de los que más ha apostado por el
    deleite que proporciona cultivar la buena música es, sin lugar a dudas,
    Nunca digas no, de Juan Ramón Mendieta Báez, más conocido en el gremio
    alternativo cubano como Jhoan Baby, quien está al frente del proyecto
    artístico-musical nombrado Joband.

    Compuesto por 13 temas y con la utilización de la denominada world music
    (una categoría definida por una suerte de pastiche musical, entre los
    que se encuentran géneros y estilos como el jazz, pop-rock,reggae, rap,
    música electrónica, soul, funk, así como la inserción de géneros
    folclóricos y étnicos no occidentales), dicho fonograma expresa una
    búsqueda profunda de sonidos globales y posmodernos. Cabe destacar el
    empleo de un discurso religioso en temas como “Cuando todo va mal” y “No
    apagues tu luz”, en pos de una alabanza al dios creador. En ese mismo
    sentido, la voz de Jhoan, con un registro de tres octavas y media que
    oscila entre bajo y tenor, logra evocar en canciones como “Mundo al
    reversa”, “Estrella bajo el mar” y “Muévelo, baby”, los cantos de las
    iglesias afroamericanas y para algún que otro fan, puede que su voz
    grave les recuerde la de ese gran músico llamado Barry White.

    La canción titulada “Latinos todos” constituye algo digno de valorar,
    pues aunque los dos criterios especializados más extendidos acerca de la
    world music plantean que ésta deviene código resistente ante la cultura
    occidental dominante o que simplemente funciona como otra de las
    múltiples formas de sujeción y explotación del imperialismo cultural
    anglosajón, es puesto en evidencia la defensa de un sentimiento
    autóctono, originario. “¡Ay, latinos en movimiento! Ya empezó este show
    que te pone ardiente. Latinos todos, unidos todos, siempre ten presente
    (…) Latinos todos, somos súper diferentes. En este sentido, Latinos…” se
    une a la larga lista de canciones que abogan por este sentimiento
    emancipatorio, tan común en los discursos contraculturales y
    regionalistas. No olvidemos también los temas “Latinoamérica”, de Calle
    13, o más recientemente “La gozadera”, por Gente de Zona a dúo con Marc
    Anthony.

    El track que da nombre al disco es fascinante, pues siempre se agradece
    el ensalzamiento de un discurso que abogue por la defensa de la ilusión,
    por el no abandono de las utopías en esta era tan marcada por lo
    material. Los riffs de guitarra y la voz de un músico tan reconocido
    como Ernesto Blanco, apoyan y engrandecen esta creación musical. En
    “Habana Mix”, “Volver a tenerte”, “Nada va a cambiar”, es palpable la
    influencia de espíritus sonoros como Orishas, Nneka, Al Green, JC Brooks
    & the Uptown Sound, Curtis Mayfield, Asa, Irakere, Kanye West, Cee Lo
    Green, Jamiroquai, Robert Glasper, Duffy, Weeknd, Frank Ocean, Djavan,
    entre otros.

    Un elemento que no puede dejar de mencionarse es el impresionante
    tratamiento del sonido en todas y cada una de las canciones que
    conforman esta producción discográfica. La escucha en esta era digital
    se ha vuelto muy complicada, pues las maneras en que un álbum musical se
    produce, suena y consume, han cambiado drásticamente. No es un secreto
    para nadie que muchos de los discos independientes que se elaboran
    actualmente proceden en su gran mayoría de artífices autodidactas, sin
    estudios académicos. Esto no sucede con Nunca digas no, pues al parecer,
    su director es consciente de la llamada “guerra del volumen”, marcada
    por la tendencia de la industria musical a elevar cada vez más el
    volumen de las canciones, pues el objetivo es que sobresalgan por encima
    del ruido ambiental (autos, fábricas, bocinas, celulares, ipods, etc.)
    Muchas de las grabaciones independientes, alternativas, se producen con
    el denominado “cero digital”, una amplitud de onda por encima de la cual
    el sonido emerge distorsionado. El sonido en sí mismo conlleva una
    filosofía, un respeto, una manera de hacer, que Jhoan Baby y sus músicos
    dominan de forma consciente, y esto se agradece sobremanera.

    Vale distinguir el gran tema “Si te vas”, a dúo con Lou, toda una obra
    maestra del R&B contemporáneo. También resulta interesante y acertada la
    utilización de la colaboración o featuring con diversos cantantes y
    músicos (tendencia bastante marcada en los discos independientes
    cubanos) como Haydee Soul, Súper David, Lou, Ernesto Blanco, Yaso, Patri
    Sevilla, Alensa Jai, Pa Weit, Jissel, Yosmel Valdés (DJ) y Ahmed López
    (saxo).

    Nunca digas no es un fonograma digno de colección y respeto, ya que su
    principal valor radica en la imagen transmitida, que se traduce en el
    hecho de pensarnos como sujetos globales gracias al poder de la música y
    las ideas, a pesar de los accesos limitados.

    Temas:
    1. Intro. Gracias
    2. No pares baby (Feat. Haydee Soul)
    3. No apagues la luz (Feat. Alensa Jai)
    4. Nunca digas no (Feat. Ernesto Blanco)
    5. Mundo al reversa (Feat. Jissel)
    6. Estrella bajo el mar
    7. Volver a tenerte (Feat. Pa Weit)
    8. Nada va a cambiar
    9. Cuando todo va mal
    10. Latinos todos
    11. Habana Mix (Feat. Yaso & Patri Sevilla)
    12. Muévelo baby
    13. Si te vas (Feat. Lou)

    Palamúsica Underground (PMU) es una publicación empeñada en otorgarles
    espacio nacional e internacional a los creadores y artistas musicales
    del ambiente musical underground cubano. Publicamos artículos semanales,
    críticas de discos, noticias y fotos de conciertos, descargas y mucho
    más en nuestro sitio digital www.palamusicaunderground.com.

    Para mantenerte al día por nuestro servicio de correo electrónico sobre
    las últimas noticias de PMU, suscríbete a nuestro boletín electrónico
    aquí, o escríbenos a pmu@palamusicaunderground.com y pide que te
    agreguemos a nuestra lista de envío.

    Para mantenerte al día por SMS de los próximos conciertos underground,
    suscríbete a nuestras notificaciones de SMS aquí, o deja una llamada
    perdida al número 5-315-4326. Si en algún momento deseas salir de la
    lista, puedes hacerlo enviando un SMS al mismo número con la palabra SALIR.

    También tenemos un buzón de voz donde puedes escuchar de manera gratuita
    los próximos conciertos haciendo una llamada al número 5-380-5446.

    Si eres artista o fanático y deseas contribuir con PMU, tus noticias y
    artículos originales son bienvenidos. También nos interesan tus
    opiniones, comentarios y sugerencias. Solo escríbenos a través de
    www.palamusicaunderground.com, o a pmu@palamusicaunderground.com.

    ¡Ahora también estamos en el paquete semanal!

    Calle Luis Moya Local 18, Col. Centro | CP 06050 | Mexico D.F

    Source: Boletín de la música underground en Cuba – Misceláneas de Cuba –
    http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/55fb38be3a682e07c0916447#.Vf1YJfmqqko

    Tags: , , , , , , , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    September 2015
    M T W T F S S
    « Aug   Oct »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
    Archives