La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    El síndrome del acaparamiento
    LOURDES GÓMEZ | Santiago de Cuba | 2 Sep 2015 – 10:12 am.

    A pesar de las nuevas relaciones con EEUU, la carestía aprieta hasta en
    las tiendas en divisas.

    Durante más de medio siglo Cuba ha sufrido de una crisis de escasez. El
    reparto igualitario a través de la libreta de abastecimiento y la
    dosificación de otros productos industriales fueron las soluciones
    ofrecidas por un gobierno totalitario empeñado en planificar todos los
    aspectos de la vida del cubano. Hoy, el paternalismo gubernamental cede
    ante sus insostenibles descalabros económicos, cada día se ofertan menos
    alimentos normados a pesar de las irregularidades de los abastecimientos
    de los productos liberados.

    Los cambios económicos y políticos realizados en Cuba y el
    establecimiento de relaciones con Estados Unidos, tan impactante a nivel
    mediático, hacen pensar a muchos en el exterior que la crisis de
    carestía está cediendo cuando en realidad está presente hasta en las
    tiendas en divisas. A los evidentes esfuerzos del Gobierno por liberarse
    de la libreta y ofertar productos en un mercado libre los cubanos
    responden adaptando estrategias como el acaparamiento. Nadie confía en
    la perdurabilidad de las mercancías y la realidad es que los productos
    se “pierden”.

    El mercado de la oferta y la demanda es un espejismo, manteniendo
    inseguridades en el ciudadano de a pie que se defiende acaparando. Se
    compra de todo, desde alimentos, aseo personal, hasta equipos
    electrodomésticos. Todo producto liberado genera colas tumultuarias
    dándole fuerza a la figura del revendedor, siempre presente en la
    sociedad cubana, ahora sin temor de mostrar sus intenciones.

    Esta forma de buscarse la vida es cada vez más popular entre jóvenes
    egresados de técnicos medios y obreros calificados a los que les es
    imposible tener un negocio como cuentapropistas. La reventa de productos
    es tal que los empleados de tiendas y mercados, se confabulan con
    revendedores para también buscarse su porción del pastel.

    Lo anterior se hizo evidente en la reciente venta de teléfonos móviles
    Alcatel en Santiago de Cuba. La reventa a 45 CUC en las calles continúa,
    aunque en las tiendas de ETECSA ya no existen. Según un revendedor que
    no quiso identificarse, él los resolvió con un empleado de la compañía
    con el que evidentemente comparte la jugosa ganancia de 10 CUC.

    Ante la desfachatez de los acaparadores, cada vez son más los
    consumidores que se indignan y piden se limiten las ventas por persona.
    El diario Gramma también se hace eco de estas medidas en un reportaje
    referido al funcionamiento de la WiFi y el manejo de las ventas de
    tarjetas de navegación para internet, una nueva mercancía que se suma a
    raíz de su rebaja. La limitación en las ventas parece por ahora la
    medida de contención, aunque ni por asomo resuelve el problema.

    No es de extrañar que se tema la desaparición de la libreta, ansiada
    hasta por los que tienen dinero. Es el resultado de una incertidumbre
    económica para la cual el Gobierno no tiene respuestas. El tema es
    constantemente tratado en cualquier reunión informal. En el parque
    Serrano de Santiago de Cuba, un grupo de hombres discute sobre política.
    El consenso: ahora que establecimos relaciones con Estados Unidos no hay
    plata para comprarles comida.

    Source: El síndrome del acaparamiento | Diario de Cuba –
    http://www.diariodecuba.com/cuba/1441144672_16676.html

    Tags: , , , ,

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    September 2015
    M T W T F S S
    « Aug   Oct »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
    Archives