La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Cuba y sus identidades
    YUSIMÍ RODRÍGUEZ LÓPEZ | La Habana | 27 Dic 2015 – 5:42 pm.

    A pesar de las amenazas y la presión de la Seguridad del Estado sobre el
    Coordinador Nacional del Comité Ciudadanos por la Integración Racial
    (CIR), Juan Antonio Madrazo Luna y otros activistas, el Foro Cuba y sus
    Identidades, auspiciado por el CIR y la campaña Otro 18, que busca
    cambiar la Ley Electoral y la Ley de Asociaciones, se realizó durante
    los días 23 y 24 de diciembre, en la residencia de Juan Antonio Madrazo,
    sede del CIR.

    En ediciones previas, el Foro se ha centrado en la problemática racial.
    Esta vez, se extendió a otras identidades y se suma a Otro 18. Este fue
    el argumento de los miembros de la Seguridad del Estado que amenazaron
    con impedir la realización del evento. A Madrazo se le comunicó que si
    se limitara, como en años anteriores, a la cuestión racial, no había
    problemas. En esos años anteriores, también el evento se llevó a cabo
    bajo amenaza. A muchos interesados en participar se les impidió acceder
    a la sede. Esta vez, se ha unido a la presión una campaña de descrédito
    contra las principales figuras animadoras de Otro 18, a través de SMS.

    Aunque siempre es importante tener en cuenta las circunstancias en que
    se realiza un evento, sobre todo si hablamos de la sociedad civil pro
    democracia en Cuba, el principal medidor para evaluarlo es la calidad de
    las ponencias presentadas. En este caso, fue altísima.

    Es casi imposible resumir en un artículo los trabajos presentados
    durante dos intensas jornadas. Pero la importancia de los temas
    abordados para el presente y futuro de nuestro país, hace que amerite
    referirse a cada uno brevemente, y dar a los lectores la oportunidad de
    saber qué ocurrió en el Foro.

    La participación social

    El periodista independiente Boris González Arenas presentó la ponencia
    “La participación creciente como un rasgo característico de la salud
    democrática”. Expresa la necesidad de cuestionar constantemente a los
    representantes y obligarlos a representar nuestros intereses; de lo
    contrario se está en una democracia tutelada, en la que quien vota no
    sabe ni controla qué hará su representante. Boris González plantea las
    preguntas: ¿Qué es participar y cómo podemos hacerlo en Cuba? ¿Cómo
    pueden la sociedad civil y la oposición política participar en lo
    político y lo social? Puso como ejemplo a la Unión Patriótica de Cuba
    (UNPACU), que además de protestar en las calles ha sido capaz de generar
    alternativas. Boris González también consideró importante establecer
    alianzas con actores nacionales e internacionales, y trabajar con los
    códigos establecidos internacionalmente.

    Durante el debate sobre este tema, desde el público se lanzó una
    pregunta oportuna y necesaria en este mismo momento para el país. ¿Cómo
    hacer que los cubanos, en vez de irse y exigir sus derechos en otra
    nación, como sucede ahora en Costa Rica, permanezcan en Cuba para asumir
    sus responsabilidades y exigir sus derechos?

    Arte cubano

    La ponencia presentada por el Master en Ciencias Sociales, artista
    plástico, profesor de arte y crítico José Gascón Martínez, “Problemática
    de la identidad de la diáspora artística cubana contemporánea”, plantea
    la siguiente interrogante: ¿Es arte cubano el que está en la Isla, o el
    que está afuera? El paradigma impuesto por la política cultural de
    “dentro de la Revolución, todo, y fuera de la Revolución nada”, hizo que
    las instituciones determinaran el contenido artístico de la obra y se
    censuraran muchas exposiciones. Como resultado muchos artistas
    abandonaron el país, y tuvieron que buscar otras temáticas en contextos
    donde el tema de la cubanía no funcionaba.

    Gascón analiza la obra de artistas en la diáspora, desde las víctimas de
    la Operación Peter Pan hasta los de la Generación Miami y los exiliados.

    La ‘racialidad’ en la historia de Cuba

    “Una aproximación a la enseñanza de la historia de Cuba desde la
    racialidad: colores para enseñar”, del Licenciado Fidel Guillermo,
    miembro del Comité Ciudadanos por la Integración Racial, muestra cómo la
    enseñanza de la historia de Cuba en nuestras escuelas ha ignorado a
    figuras negras e importantes hechos históricos que protagonizaron:
    Quintín Banderas, Guillermón Moncada, Evarito Estenoz, Conspiración de
    la Escalera, Conspiración de Aponte, por sólo mencionar algunos. También
    ha ignorado a la intelectualidad negra de los siglos XIX y XX, el
    Partido Independiente de Color y su programa, de los más avanzados para
    su época.

    Se niega el estudio de los más elementales derechos constitucionales y
    de leyes que podrían proteger a ciudadanos víctimas del racismo. Estas
    leyes existen en el código penal desde 1980, por presiones
    internacionales, pero se vetan mediante una resolución, ya que el
    Gobierno no admite la existencia de racismo.

    Democracia y sociedad civil

    Fernando González Palacio, del Partido Solidaridad Liberal Cubana,
    presentó la ponencia “Democracia deliberativa y la sociedad civil en la
    Cuba de hoy”, con un análisis valiente y crítico del caudillismo
    presente en las organizaciones opositoras. Existe una imposición de las
    ideas por parte de sus líderes, y también prejuicios hacia las
    organizaciones LGBTI. Fernando González considera importante que la
    democracia llegue a las organizaciones de la sociedad civil, que los
    representantes actúen como tal y rindan cuentas a sus miembros; no al
    revés, además de la interacción con actores emergentes dentro de la
    sociedad.

    ‘Diálogo latino’

    El Foro fue también marco para la presentación de la revista Diálogo
    Latino, publicación trimestral del Programa de Solidaridad Democrática
    Internacional (Puente Democrático) del Centro para la Apertura y el
    Desarrollo de América Latina (CADAL), que intenta generar un intercambio
    entre referentes de la sociedad civil, académicos y analistas de América
    Latina con los actores del movimiento cívico cubano. El número analiza
    las posibilidades que abre la Ley Electoral vigente para el cambio en Cuba.

    Trabajo comunitario y género

    Nancy Alfaya y Marthadela Tamayo, del Comité Ciudadanos por la
    Integración Racial y el Observatorio Cubano de Derechos Humanos,
    presentaron una de las ponencias más debatidas e interrumpida
    constantemente con preguntas, “El trabajo comunitario desde una mirada
    de género”. Los datos ofrecidos, además de un rico trabajo fotográfico,
    muestran el asentamiento de La Manteca, donde las mujeres constituyen el
    grueso de la fuerza laboral y sostén económico de sus hogares, con la
    venta de útiles del hogar que compran en un mercado mayorista controlado
    por los hombres, y que salen a venderlos desde las 7:00 am. Regresan
    sobre las 9:00 pm y muchas continúan trabajando como peinadoras,
    manicuris, etc. Aunque la remuneración es aceptable (de 300 a 700 pesos
    diarios, y más en algunas temporadas), el precio son las infecciones
    cérvico uterinas, afección de las cuerdas vocales y artrosis.

    La mayoría de las muejres son del Oriente del país, no cuentan con
    libreta de abastecimiento y para tener electricidad tienen que robarla.
    Se les cobra mediante una tarifa fija porque no hay reloj contador. Hay
    CDR, FMC y Colegio Electoral, pero los delegados no van allí a conocer
    sus problemas. Tampoco entra la policía. Hay un altísimo índice de
    deserción escolar e incluso niños en edad primaria que no asisten a la
    escuela, madres adolescentes, violencia de género y entre los menores.
    Las fotos incluso muestran a los niños jugando dinero. El 90% de la
    población es afrodescendiente.

    Marthadela Tamayo y Nancy Alfaya desarrollan talleres sobre identidad y
    autoestima de la mujer, violencia de género y otros temas, además de
    actividades culturales y festivas para los niños.

    Discriminación, raza y género

    En la misma tónica de abordar la realidad concreta de los cubanos estuvo
    “Discriminación de clases sociales en la Cuba contemporánea en cuanto a
    raza y género”, a cargo de Luís O. Machado Reinosa, del Comité
    Ciudadanos por la Integración Racial. La ponencia muestra el racismo en
    Holguín —llegado a ser comparada con Sudáfrica—, y específicamente en el
    municipio Antilla, de donde procede el ponente. Allí, la población negra
    ha sido la más pobre, antes y después de 1959; los mejores trabajos, en
    sector de turismo, los ocupan personas blancas. Los conductores de
    televisión son blancos casi en su totalidad, al igual que los dueños de
    negocios privados. Las personas negras hacen trabajos domésticos y de
    carretilleras, en su mayoría mujeres. El racismo es explícito y los
    blancos no lo ocultan. Incluso los negros que han prosperado son
    tratados con desprecio. Las lesbianas son peor vistas que los gays, y
    las mujeres opuestas al régimen más discriminadas que los hombres.

    Laboratorios de ideas

    Esta presentación estuvo precedida de “Laboratorio de ideas. ¿Qué papel
    pueden jugar en los nuevos escenarios para Cuba?” por Roberto Díaz
    Vázquez, del Centro de Apoyo a la Transición. El trabajo muestra que,
    mientras el Gobierno está recurriendo a laboratorios de ideas del
    archienemigo Estados Unidos, como el Brooking Institution, la sociedad
    civil pro democrática cubana no está en el camino de ser vista por un
    laboratorio de ideas internacional como una fuerza a apoyar. En este
    momento existe un laboratorio de ideas en Pinar del Río, pero no cuenta
    con el financiamiento que esto requiere.

    Un dato interesante aportado por Roberto Díaz es que actualmente Cuba
    ocupa el lugar 177 entre 178 países, en cuanto a Desarrollo Social, de
    acuerdo al ranking mundial de países de 2015. Esto contrasta con las
    afirmaciones del Gobierno cubano.

    También Roberto Díaz estuvo a cargo de la presentación de Ensayos
    Progresistas desde Cuba, los escritos que el régimen cubano consideraba
    un atentado contra la paz internacional, libro de Manuel Cuesta Morúa,
    editado por la Fundación Cadal, en el 2014, con prólogo de Haroldo Dilla
    Alfonso.

    Migración, política, Otro 18

    En su ponencia “Cuba: Migración y política”, Jorge Olivera Castillo, del
    Club de Escritores de Cuba, analiza cómo el país pasó de ser receptor de
    emigrantes a emisor, fundamentalmente a partir de 1959. Olivera hizo un
    recorrido por las principales crisis migratorias, para llegar a la
    actual en Costa Rica. El debate con el público se centró en cómo
    beneficia o perjudica la presente crisis al Gobierno cubano: por una
    parte internacionaliza el problema, crea inseguridad en fronteras de
    esos países y obliga al mundo a preguntarse por qué los cubanos se van
    en masa. Por la otra, sirve para presionar al gobierno norteamericano
    sobre la eliminación de La Ley de Ajuste Cubano y es un pretexto para
    reestablecer controles migratorios, principalmente sobre los médicos y
    otros profesionales.

    El Licenciado Manuel Cuesta Morúa presentó la última ponencia del
    evento, “Otro 18 y el valor agregado de las minorías”. Cuesta Morúa
    advierte de la importancia de la permanente deliberación en espacios
    donde esta sea horizontal, para tener un voto informado, y de tener en
    cuenta a las minorías, para contar con una democracia fuerte.
    “Democracia que no tiene en cuenta a las minorías camina a la
    debilidad”, puso de ejemplo la ruptura del bipartidismo en España.
    Plantea que es necesario introducir los intereses de las minorías en la
    discusión política y convencer a cada persona de que su voto cuenta para
    sí misma. En Otro 18 se debe luchar por la proporcionalidad en la
    representación política. “Si promovemos los derechos de las minorías,
    protegemos los derechos de todos”.

    Durante el segundo día, Juan Antonio Madrazo y Marthadela Tamayo
    presentaron los números 4, 5 y 6 de la revista Identidades, e invitaron
    a los presentes a colaborar con artículos.

    El único aspecto realmente lamentable del evento fue la baja asistencia
    de público, más baja incluso que el año anterior. Esta ausencia no solo
    es achacable al “trabajo” de la Seguridad del Estado, sino a las
    debilidades de la propia sociedad civil, como reconoce Juan Antonio
    Madrazo. Falta interés en los eventos teóricos y en la capacitación.

    Madrazo prevé la continuación del Foro en enero, cuando se presentarán
    ponencias que por diversos motivos no pudieron presentarse ahora.

    Aunque la asistencia al Foro fue reducida, es importante remarcar que el
    CIR con este evento y el acompañamiento a Otro 18 ha dado un salto de la
    búsqueda de integración racial al trabajo para integrar a todas las
    identidades del país.

    Source: Cuba y sus identidades | Diario de Cuba –
    www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1451234576_19084.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    December 2015
    M T W T F S S
    « Nov   Jan »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
    Archives