La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Irse, una obsesión nacional
    JORGE OLIVERA CASTILLO | La Habana | 23 Ene 2016 – 9:58 am.

    Ver la transición hacia un modelo presumiblemente más racional
    encaramado en los hombros del Tío Sam no es una simple metáfora para
    ilustrar el deseo de miles de cubanos de asentarse con carácter
    definitivo en cualquier ciudad de Estados Unidos.

    Estamos ante una irremediable obsesión nacional. Cada semana parten de
    diversos puntos de la Isla las expediciones formadas por hombres y
    mujeres que se hartaron de las promesas del poder, rara veces cumplidas,
    de mejoras en la calidad de vida, y otros éxitos, que los gerifaltes del
    Partido repiten en sus aburridos discursos.

    En la mente de los aspirantes a situarse bajo los ámbitos del american
    dream, no hay cabida para el pesimismo. Les da lo mismo intentarlo por
    tierra que sobre una endeble balsa.

    Temen que progresen los planes de los legisladores cubanoamericanos
    Marco Rubio y Carlos Curbelo en reformar la Ley de Ajuste Cubano.

    “Tengo la impresión de que la van a eliminar. Por eso antes de junio,
    pienso estar allá con la ayuda de los santos. Creo que es mejor la vía
    terrestre, aunque la cosa no está fácil con el lío que se armó en la
    frontera de Costa Rica con Nicaragua. De todas formas, con dinero todo
    se resuelve.” Esta es la opinión de Leonardo, un joven capitalino que se
    gana la vida reparando teléfonos celulares y se jacta de tener
    familiares en la Florida, Nueva Jersey y Pensilvania.

    La sospecha de que la disposición congresional que otorga beneficios a
    los cubanos que logren tocar tierra estadounidense tiene los días
    contados es uno de los motivos que aseguran la constancia de las fugas.

    A esto habría que agregar la ausencia de señales en relación a cambios
    que saquen del estancamiento a una economía sin posibilidades de crecer
    al ritmo que demandan las circunstancias.

    El 2% del PIB previsto para el 2016, la mitad del alcanzado durante el
    año precedente, asegura la continuidad del racionamiento, la inflación y
    los bajos salarios, entre otras dificultades no menos perniciosas y
    extendidas por todo el territorio nacional. Así que las tensiones
    migratorias prevalecerán, incluso con un hipotético giro a favor de una
    ampliación de las transformaciones económicas e incluso cuando los
    Castro no estén en el poder.

    Por otro lado debe puntualizarse que se ha perdido totalmente la fe en
    que el General-Presidente llegue a convertirse en el líder de una
    apertura sin los lastres de las imprecisiones, las pausas y los retrocesos.

    Irse es un deseo instalado en el imaginario del cubano nacido bajo el
    estigma de una revolución que perdió la brújula en su anunciado viaje a
    la excelencia.

    Si algo ha enseñado la historia es que el socialismo real actúa como una
    fuerza centrífuga que termina arrojando hacia el exterior a gran parte
    de sus súbditos. En realidad, pocos son los que logran controlar sus
    miedos y encuentran las maneras de sobrevivir en sus dominios. El resto
    (la mayoría) imagina o materializa un escape, casi siempre temerario.

    Las estadísticas develan las aristas de una crisis migratoria que
    pudiera agravarse en los próximos meses.

    El castrismo ofrece las causas con serena puntualidad. Parece que los
    éxodos les convienen a sus “ilustres” representantes. Sobran evidencias
    para pensar que no se trata de una mera especulación.

    Source: Irse, una obsesión nacional | Diario de Cuba –
    www.diariodecuba.com/cuba/1453503367_19683.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    January 2016
    M T W T F S S
    « Dec   Feb »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
    Archives