La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    El ave fénix
    abril 13, 2016 4:38 am por Paulino Alfonso Estévez

    Lawton, La Habana, Paulino Alfonso, (PD) Con la excepción del Cuarto
    Congreso del Partido Comunista de Cuba, que fue realizado en Santiago de
    Cuba en 1991, todos los demás han tenido lugar en el Teatro Karl Marx,
    en La Habana.

    Los tres primeros congresos estuvieron enmarcados por acontecimientos
    importantes sobre todo en el orden político.
    En aras de no ser redundante, haré una breve síntesis sobre el contexto
    en que se originaron.

    El Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba fue convocado en 1975,
    diez años después de su fundación.

    ¿Por qué tanto tiempo sin congreso? Porque fue impuesto por Moscú como
    parte de la institucionalización del socialismo real después del fracaso
    de la gran zafra. Fue la condición sine qua non para la continuación de
    la ayuda soviética al castrismo.

    Todavía resuenan en mis oídos cuando Fidel Castro al anunciar la
    celebración de aquel congreso, se despidió de “los que nos han
    acompañado en estos años de revolución”.

    El segundo congreso, en 1980, estuvo marcado por el éxodo de cerca de
    135,000 cubanos a través del Mariel, que tanto asustó a Fidel Castro.
    Había la necesidad de mostrar que los que se iban eran la escoria de la
    sociedad.
    .
    Los soviéticos ordenaron reparar aquella situación.

    Por eso, hubo una mejoría en el nivel de vida, principalmente en La
    Habana, Santiago de Cuba, Santa Clara, Cienfuegos, Camagüey y Holguín.
    En el resto del país, apenas se enteraron.

    Presintiendo usted y su hermano el inminente derrumbe de la URSS al
    conocer de boca del General Yazov que la URSS dadas sus limitaciones
    económicas, no podía ayudar más militarmente al castrismo, el Tercer
    Congreso trató absolutamente sobre lo que se llamó “la rectificación de
    errores y tendencias negativas” y se acordara la construcción de
    consultorios médicos, la revitalización de la micro-brigadas y de los
    túneles y algunas otras obras para la defensa.

    En el Cuarto Congreso, en 1991, fue donde, gracias a la caída del Muro
    de Berlín, se comenzó a hablar del Periodo Especial y de cómo todas las
    estructuras del partido se debían preparar para afrontarlo. Como me dijo
    un amigo, fue “el comienzo del fin”.

    En ese quinquenio se produjo el Maleconazo, la aparición de la Brigadas
    de Respuesta Rápida para controlar al pueblo en franca rebeldía y que
    solo fue aplacado -una vez más- gracias a la generosidad de los EE.UU.,
    que acordaron el tratado migratorio.

    Fue también el quinquenio de los plátanos micro-jet, el multi-arado, las
    vacas enanas y todas las otras payasadas que se le ocurrieron a su hermano.

    El Quinto Congreso, en 1997, solo fue una repetición del cuarto, por lo
    que no me referiré a este.

    Catorce años después y solo tras el accidente intestinal que sacó a su
    hermano temporalmente de la escena, fue que usted anunció la celebración
    del Sexto Congreso.

    Como todos conocemos, en este, que fue el congreso de usted, se
    implantaron los Lineamientos de su nueva política económica con la ayuda
    de su obeso ministro Marino Murillo.

    Obviaré los avatares de su aplicación y solo me referiré los logros
    obtenidos en la esfera económica.
    .
    En este quinquenio se obtuvieron logros mayores que los jamás logrados
    por su hermano en los cinco anteriores aquelarres.
    .
    Entre muchos otros éxitos se le condonó a su régimen una astronómica
    deuda externa con Rusia, el Club de Paris y otros países y se le
    renegoció el pago del resto del adeudo de una forma jamás vista.

    Producto del restablecimiento de las relaciones con los Estados Unidos
    se abrieron posibilidades para insertarse en el comercio mundial y se
    terminó favorablemente el diferendo sobre la marca Habana Club.

    Sus ingresos por servicios médicos alcanzaron niveles nunca vistos,
    también los del turismo por la entrada de miles de yanquis en Castrolandia.

    Por último, el más importante de todos: se preservó el cordón umbilical
    con Venezuela.

    Entonces si la libreta sigue ahí, como el Morro, la comida tan escasa
    como de costumbre y el salario del cubano no da para un dólar al día,
    dos preguntas.

    ¿Se necesitará la luminosa presencia de su hermano en este otro
    congreso? ¿Habrá este resucitado cual Ave Fénix de sus cenizas?

    Como sé que usted no cambiará, me reitero enemigamente suyo.
    palfonso44es@gmail.com; Paulino Alfonso

    Source: El ave fénix | Primavera Digital –
    primaveradigital.net/el-ave-fenix/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    April 2016
    M T W T F S S
    « Mar   May »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930  
    Archives