La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    ¿De qué parte de la res es el picadillo para niños que vende el Estado?
    MARÍA MATIENZO PUERTO | La Habana | 30 de Agosto de 2016 – 16:02 CEST.

    La distribución de picadillo de carne de res para niños de hasta 14 años
    es un “simulacro para hacernos creer que ellos se acuerdan de nuestros
    hijos”, opina una madre trabajadora de una oficina gubernamental de La
    Habana Vieja, que se extraña por el interés hacia un tema que, al
    parecer, “no le preocupa a nadie”.

    “Lo empezaron a vender y ya, no responden por ninguna queja ni porque a
    veces lo sustituyan por pollo sin avisar. Te das cuenta de que seguimos
    en las mismas”, añade. Así ha sucedido en las últimas cuatro entregas.

    Un carnicero del Vedado que asegura no haber recibido ninguna queja del
    picadillo que expende, da cuenta de otra sustitución que no se le
    notifica a los clientes: “A veces lo que nos entran es picadillo de
    Búfalo, por eso se ve más prieta la carne, pero no es de tiñosa como
    cree alguna gente”.

    “Si llega bueno o no, no tiene nada que ver con nosotros”, se exculpa.
    “De lo que sí estoy seguro, y no porque nadie me lo haya dicho, sino
    porque conozco La Habana entera, es de que no llega el mismo picadillo
    aquí, en el Vedado, que en Alamar, aunque digan lo contrario”.

    La misma clienta describe, además, cómo puede quedar el producto tras su
    elaboración si no se tiene cuidado: “Cuando se está cocinando tienes que
    mantenerte alerta porque fácil se te convierte en unas pelotas durísimas
    que tienes que romper después con las manos porque si no, no te rinde nada”.

    El carnicero asegura que cuando la carne se hace “pelotas” es porque es
    “búfalo, no res, porque el búfalo viene con más sebo”.

    El Gobierno distribuye una libra por niño. Las madres a las que no les
    queda más remedio que comprarlo y ponérselo en la mesa a sus hijos se la
    ingenian para que dure para tres o cuatro comidas.

    Sunay tiene un niño de cinco años y cree que distribuir por la libreta
    una cuota de “picadillo” para los menores es buena… El problema es que
    la carne se ha convertido en “bazofia”.

    “Sí, es picadillo, pero no se sabe de qué parte de la res porque a veces
    tiene una peste que no hay quien se lo coma”, dice. “La última vez olía
    a rayos, me recordó al picadillo de soya del período especial y decidí
    que mi hijo no comería más eso que dan como carne”.

    Otra madre se disculpa mientras cuenta el destino del picadillo en su
    cocina. “Parecerá un exceso mío, pero en la casa quien se lo come es la
    perra”.

    Una vecina del Vedado que asegura tener “muy buena boca” y comer
    cualquier cosa, dice que ella no tiene ningún problema con el picadillo.
    De hecho, en su casa quien se lo come es ella, no su nieto.

    Arlyn prefiere aprovecharlo para hacer hamburguesas y ofrece su receta:
    “Lo adobo dos o tres días antes y lo hago pelotas. No le hace falta
    huevo ni nada porque no sé lo que tiene que él solo se compacta”.

    Migue tiene 10 años y, aunque debería ser uno de los consumidores
    beneficiados, dice que él no se come “esa carne” porque tiene “un montón
    de pellejo”.

    Siempre que llega la hora de la comida y lo único que la madre de Migue
    ha logrado conseguir es el “picadillo de la bodega”, como le dicen
    todos, “se arma tremenda bronca”, cuenta su progenitora.

    De las entrevistadas, muy pocas dijeron darle el picadillo a sus hijos.
    La mayoría busca otra alternativa y deja “el picadillo del Gobierno”
    como última opción.

    Los precios del picadillo de res de diferentes calidades en las tiendas
    en divisas oscilan entre 1.10 y 2.10 CUC, mientras que en la bodega
    cuesta solo un peso en moneda nacional.

    “Prefiero sacrificarme y comprarle la bandejita de la tienda”, dice
    Leyla. “En 3era y 70 (Miramar) sacan unas de cuatro y pico que suelen
    estar muy buenas, la verdad. No llegan al kilo, pero tampoco es solo una
    libra”.

    Source: ¿De qué parte de la res es el picadillo para niños que vende el
    Estado? | Diario de Cuba –
    www.diariodecuba.com/cuba/1472565744_24967.html

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    August 2016
    M T W T F S S
    « Jul   Sep »
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
    Archives