La libreta del hambre
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Recent Comments

    Ocho verdades de Cuba que las chicas “lechuga” desconocen
    Sorprende el enorme desconocimiento que muchos tienen de la historia, la
    política, la cultura, las leyes y la sociedad cubana
    Viernes, marzo 3, 2017 | Juan Juan Almeida

    MIAMI, Estados Unidos.- Otra disparatada iniciativa… un tin pintoresca,
    quizás interesante, pero totalmente absurda. Representantes de PETA
    (Personas por un Trato Ético a los Animales) arriban a la terminal aérea
    José Martí de La Habana con la expresa intención de combatir el abuso
    animal y crear hábitos vegetarianos en la isla.

    La idea de ver activistas jóvenes vestidas con hojas de lechuga sobre
    bikinis verdes, resulta una forma atractiva de llamar la atención; y
    sorprende por el enorme desconocimiento que muchos tienen de la
    historia, la política, la cultura, las leyes y la sociedad cubana.

    Quizás las autoridades, como parte de una “considerada” neo diplomacia,
    permita a estas señoritas transitar con ligereza textil por La Habana
    Vieja regalando souvenirs, dando comida a los perros sin hogar o
    repartiendo folletos de iniciación vegetariana con recetas de arroz y
    frijoles. Pero es bueno saber que:

    1. una disposición provincial, que alerta, y dice más o menos así: quien
    circule o se disponga a callejear en traje de baño por la capital
    cubana, aún cuando todos sabemos que es una ciudad costera, incurre en
    contravención y podría ser multado.

    Con respecto a la carne de res, alguien debería explicarle a las
    activistas de PETA que desde el 12 de julio de 1963, fecha de creación
    de las tristemente célebres OFICODAS (Oficinas de Control y Distribución
    de Alimentos):

    2. los cubanos se han visto forzados a cambiar carne por pollo, por
    fricandel y/o pescado, dependiendo de la tanda de abastecimiento en la
    libreta de racionamiento.

    En la mayor de Las Antillas:

    3. se come tanta carne de res como en la India, donde las vacas son
    sagradas.

    Y que al margen de que Cuba es:

    4. la única isla del mundo que en su dieta no figura el pescado.

    Y que los cubanos nacidos en tiempos del eufemismo llamado “Período
    Especial”:

    5. crecieron sin la cultura de comer carne de res.

    Hoy:

    6. una libra de vegetales, en el mercado agropecuario, compite en precio
    con la de carne de cerdo.

    Sería útil saber quién ofrecerá lechugas a estas bellas jovenzuelas
    porque, aún cuando el general Raúl Castro en el año 2008 entregó, en
    régimen de usufructo, 1,7 millones de hectáreas, Cuba continúa:

    7. importando más del 63% de los alimentos que consume.

    8. la lechuga fresca que se ofrece en los restaurantes de los hoteles
    para turistas no se cultiva en la isla.

    Propósito errado, que salvando el punto de riesgo, es muy parecido al
    del presidente boliviano, Evo Morales Ayma, porque conociendo el final
    de su ex compañero y mentor, el venezolano Hugo Chávez, decidió viajar a
    La Habana el pasado 1ro de marzo para recibir con urgencia tratamiento
    médico en Cuba.

    El principal enemigo de quienes pierden el tiempo creando iniciativas
    que solo persiguen bullicio, es el sentido común. Ya es tiempo de
    impulso, determinación, y de concientizar sobre temas reales, como el
    pertubador aumento del índice delictivo, el abuso de género, y los
    innumerables casos de violencia doméstica. Por solo citar lo más notable.

    (Publicado originalmente en Martí Noticias)

    Source: Ocho verdades de Cuba que las chicas “lechuga” desconocen
    CubanetCubanet –
    www.cubanet.org/blogs/ocho-verdades-de-cuba-que-las-chicas-lechuga-desconocen/

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Calendar
    March 2017
    M T W T F S S
    « Feb   Apr »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
    Archives