Racionamiento en Cuba http://racionamientoencuba.impela.net La libreta del hambre Tue, 27 Jun 2017 15:59:06 +0000 en-US hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.8 El régimen levanta un ‘acta de advertencia’ al periodista de DDC Manuel Alejandro León http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-regimen-levanta-un-acta-de-advertencia-al-periodista-de-ddc-manuel-alejandro-leon/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-regimen-levanta-un-acta-de-advertencia-al-periodista-de-ddc-manuel-alejandro-leon/#respond Tue, 27 Jun 2017 15:59:06 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174398

El régimen levanta un ‘acta de advertencia’ al periodista de DDC Manuel
Alejandro León
DDC | Guantánamo | 26 de Junio de 2017 – 19:57 CEST.

El periodista de DIARIO DE CUBA Manuel Alejandro León Velázquez,
liberado el sábado en Guantánamo tras dos días de arresto, se enfrentó
este lunes a las 9:00am (hora local) a otra “cita” con la Seguridad del
Estado, en la que “intentaron que firmara un acta de advertencia”.

“Estuve sentado esperando durante una hora y 20 minutos. Después un
agente de la Seguridad del Estado me llevó a otro despacho, donde me
hizo un acta de advertencia, que ni cogí en las manos. Supongo que el
acta de advertencia tenga que ver con la acusación que me estaba
haciendo el agente Kevin sobre ‘usurpación de funciones’, ‘difusión de
noticias falsas’ y ‘asociación para delinquir'”, detalló León Velázquez.

El régimen quiere acusar al periodista de estos supuestos tres delitos,
para impedir que siga informando sobre lo que ocurre en su provincia y
en la región oriental del país.

“Me amenazaron otra vez con que iba a ir a prisión. Esta amenaza es algo
que emplean a menudo”, agregó.

León Velázquez, también, precisó que le parecía “muy extraño” haber
salido de la cita con las autoridades sin “al menos una multa”. Este
suele ser el procedimiento habitual por el que pasan tanto activistas
como periodistas independientes a los que el régimen pone multas que
ellos califican de “arbitrarias”.

Asimismo, señaló que generalmente “la carta o acta de advertencia es el
primer paso para encaminar el proceso legal”.

Además, el periodista recordó que él no ha firmado ninguno de los
documentos que le han dado las autoridades: “ni el acta de detención del
jueves ni una declaración redactada en computadora por ellos ni el acta
de hoy. Todos los papeles los han firmado ellos”.

Por otra parte, contó que “por el momento” la Seguridad del Estado no lo
ha vuelto a citar.

“Todo el tiempo estuvieron buscando información sobre el motivo del
viaje a España. Querían saber por qué fue el viaje”, añadió.

Sobre las pertenencias que las autoridades le retuvieron, explicó que
solo le devolvieron el pasaporte, una tarjeta SIM y el protector del
teléfono Samsung. “Todo lo demás que me fue robado allí, me informaron
que no me lo iban a devolver porque fueron suministradas por un medio
que es enemigo de la Revolución”.

El jueves, las autoridades le confiscaron “440 dólares americanos, 100
euros y alrededor de 400 pesos en moneda nacional, dos teléfonos, un
transformador de 110 a 220, bolígrafos (…) la acreditación como
periodista de DIARIO DE CUBA y el pasaporte”.

A la vez, realizaron un registro en su casa y se llevaron “una laptop,
una cámara fotográfica (…) varios discos con material audiovisual de
la sociedad civil independiente y del ámbito social cubano, discos de
películas, de música, un impreso de la Declaración Universal de los
Derechos Humanos, otro de la Constitución de la República y varios
paquetes de denuncias de las prisiones”, según detalló.

“Me dijeron que podía denunciarlo a los medios que quisiera, que ellos
no me iban a devolver nada”, añadió.

León Velázquez fue detenido el jueves por la mañana en Río Frío,
Guantánamo, cuando regresaba a su casa tras realizar un viaje a España.

Además del periodista, están amenazadas con la cárcel su esposa y su
suegra, por supuestamente intentar esconder una laptop para evitar que
las autoridades la confiscaran durante el registro a la vivienda familiar.

La Seguridad del Estado hizo firmar a la esposa de León Velázquez un
compromiso de delatar las actividades del periodista.

Presionar a los familiares, incluidos los menores de edad, e intentar
crear conflictos entre parejas es uno de los métodos habituales de la
Seguridad del Estado contra activistas y periodistas independientes.

“Voy a seguir publicando y haciendo mi trabajo, así sea con un lápiz y
una libreta voy a seguir”, concluyó León Velázquez.

Source: El régimen levanta un ‘acta de advertencia’ al periodista de DDC
Manuel Alejandro León | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1498499839_32144.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-regimen-levanta-un-acta-de-advertencia-al-periodista-de-ddc-manuel-alejandro-leon/feed/ 0
Periodista independiente recibe amenazas directas de la Seguridad del Estado http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/periodista-independiente-recibe-amenazas-directas-de-la-seguridad-del-estado/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/periodista-independiente-recibe-amenazas-directas-de-la-seguridad-del-estado/#respond Mon, 26 Jun 2017 18:20:02 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174379

Periodista independiente recibe amenazas directas de la Seguridad del Estado
Luis Felipe Rojas

En un acta de advertencia que se negó a firmar, las autoridades lo
acusan de “asociación para delinquir, usurpación de funciones públicas y
difusión de noticias falsas”.
La Seguridad del Estado levantó este lunes un acta de Advertencia
Oficial contra el periodista independiente Manuel León Velázquez,
detenido el pasado jueves a su llegada a Guantánamo luego de un viaje a
España.

Un oficial a cargo de un nuevo interrogatorio le leyó el acta, que el
reportero se negó a firmar, según relató a Martí Noticias.

“Me dijeron que el dinero, los teléfonos, todo lo que se me había
ocupado o robado, que es el mejor término para este asunto, no se me iba
a devolver”, explicó.

El 22 de junio, el periodista independiente fue detenido en el punto de
control policial de Río Frío, a la entrada de la provincia Guantánamo.
Luego de la detención, su casa fue allanada por la policía y le ocuparon
un laptop, una cámara fotográfica y documentos de trabajo.

León Velázquez, de 30 años de edad, graduado de técnico medio en
Enfermería, colabora frecuentemente con el portal Diario de Cuba y había
sido detenido anteriormente por informar sobre la situación en Baracoa
tras el paso del huracán Matthew.

Aunque no quiso firmar el documento oficial, el reportero dijo que le
leyeron los términos de la advertencia, donde figuran las acusaciones de
“asociación para delinquir, usurpación de funciones públicas y difusión
de noticias falsas”.

En el documento también le advierten sobre su relación con los
opositores Rolando Rodríguez Lobaina e Isael Poveda, que dirigen la
prohibida Alianza Democrática Oriental (ADO) en esa región del país.

Sobre el peligro que enfrenta ante una amenaza de tal envergadura, León
Velázquez aseguró: “Yo voy a seguir escribiendo así sea con un bolígrafo
y una libreta de escuela, pero voy a seguir haciendo mi trabajo y
denunciando los crímenes que hacen esta gente (el régimen) y la
precariedad a que tienen confinado el pueblo cubano”.

El periodista agradeció a quienes divulgaron la noticia de su detención.

“Estoy sumamente agradecido de que todos los medios estén apoyándome en
esta situación”.

Source: Periodista independiente recibe amenazas directas de la
Seguridad del Estado –
www.martinoticias.com/a/cuba-periodista-independiente-amenazas-seguridad-estado/147657.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/periodista-independiente-recibe-amenazas-directas-de-la-seguridad-del-estado/feed/ 0
Cebar pollos con confidencialidad, ¡qué cosas! http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cebar-pollos-con-confidencialidad-que-cosas/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cebar-pollos-con-confidencialidad-que-cosas/#respond Sat, 24 Jun 2017 14:59:32 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174278

Cebar pollos con confidencialidad, ¡qué cosas!
ELÍAS AMOR | Valencia | 24 de Junio de 2017 – 08:40 CEST.

Parece una guasa cubana, pero no lo es. Asombroso. Es una información
publicada en Juventud Rebelde que anuncia, a bombo y platillo, que “las
posibilidades de reanudar la ceba de pollo en Cuba están cercanas
gracias a acuerdos de confidencialidad con firmas extranjeras”, según
fuentes del Departamento de Producción de la Dirección Avícola del Grupo
Ganadero, adscrito al Ministerio de la Agricultura.

Nada más y nada menos que “cebar pollos” con uno de los proyectos
incluidos en la famosa “cartera de oportunidades para la inversión
extranjera” que más de uno sigue intentando comprender, dada la
complejidad de los asuntos que se plantean en la misma. Al parecer, el
proyecto tiene como objetivo “un módulo de 10.000 toneladas de carne de
pollo o un poco más anualmente” (qué más da la cifra definitiva, tal vez
lo menos importante sea la cantidad exacta) y “que puede replicarse en
nueve empresas del país”.

Según se afirma en Juventud Rebelde, y perdonen mi ignorancia, “el pollo
se ceba con una tecnología moderna a nivel mundial, por lo que para que
Cuba pueda competir con grandes productores, como EEUU y Brasil, tiene
que hacerlo con eficiencia; de lo contrario no sería viable desde el
punto de vista económico”. Sorprendente. Cuba compitiendo a nivel
internacional en ceba de pollos.

La pregunta que surge, de forma inmediata, es: ¿pero acaso en Cuba no ha
existido un interés hasta ahora por la ganadería avina? La respuesta la
saben los cubanos. Con el racionamiento, el cuarto de pollo al mes daba
para estirarlo en varias comidas, y cuando se acababa, que era pronto,
había que resolver. Ahora, el régimen quiere superar el absurdo
racionamiento con un proyecto de inversión extranjera. Es como asumir
que en Cuba es imposible producir carne de ave para alimentar a la
población y lo que sobre, exportarlo. No. Es justo lo contrario. El
régimen comunista no creó incentivo alguno para promover la producción
de alimentos y la libre elección de los cubanos.

Antes de 1959 había pollo en Cuba para dar de comer a toda la población
y sobraba. Después se agotó. Pregúntense por qué. El régimen castrista
estaba en otras cosas. Ustedes ya saben, pero ahora, en 2017, y con la
situación económica en el límite, ya no se puede jugar más al bueno y al
malo. A ver cómo sale la operación.

De momento se lo están tomando con interés, a tenor de la información de
Juventud Rebelde. Parece que “se han firmado acuerdos de
confidencialidad y trabajo con varias empresas extranjeras, pues estos
emprendimientos se acometerán en sociedades mixtas”.

Perdonen mi ignorancia, pero no sabía que para cebar aves se necesitara
“confidencialidad”. No son células madre, ni tecnología disruptiva de la
cuarta revolución industrial: es cebar pollos para producir carne
suficiente para que la gente coma lo que quiera y cuando quiera, a
precios competitivos. ¿Es tan difícil hacer las cosas con normalidad en
la economía castrista?

A mí no me cabe la menor duda que Cuba cuenta, como se señala en
Juventud Rebelde, con técnicos y profesionales de gran experiencia en
esta actividad; así como con instituciones especializadas en
Investigaciones avícolas con más de 40 años de experiencia. Cuenta,
además, con una Empresa de Genética Avícola, surgida como parte del
Combinado Avícola Nacional, en 1964; y áreas con infraestructura
logística como viales, electricidad, pozos, cisternas y otras garantías.
Además, “aunque todas las provincias tienen experiencia para realizar la
referida actividad, pues en la década de los 80 del pasado siglo en el
país se producían cerca de 120.000 toneladas de carne de ave
anualmente”, existe más concentración en unas que en otras, en función
de las plantas de incubación disponibles.

Sin embargo, lo que le falta a la economía cubana es espíritu de
empresa, libertad económica, derechos de propiedad privada y, por lo
mismo, menos injerencia del Gobierno en la economía. En definitiva, para
que un sector cualquiera de la economía cubana pueda funcionar hace
falta asumir que ese es el modelo que funciona como en el resto del
mundo, y no esa maraña de burocracia ineficiente que es el castrismo.

¿Cuándo se darán cuenta y despertarán de la pesadilla? No hay
alternativa. La economía tiene unas reglas que se tienen que se deben
conocer y cumplir. Las empresas mixtas que quieren crear con el objetivo
de sustituir las importaciones de más de 1.000 toneladas anuales de ese
producto que actualmente realiza el país son solo una pequeña gota que
no derrama el vaso. Hay que ir a más.

Este artículo apareció en el blog Cubaeconomía. Se reproduce con
autorización del autor.

Source: Cebar pollos con confidencialidad, ¡qué cosas! | Diario de Cuba
www.diariodecuba.com/cuba/1498247368_32078.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cebar-pollos-con-confidencialidad-que-cosas/feed/ 0
Cuba desde adentro con los guías turísticos alternativos http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-desde-adentro-con-los-guias-turisticos-alternativos/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-desde-adentro-con-los-guias-turisticos-alternativos/#respond Wed, 21 Jun 2017 15:23:49 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174227

Cuba desde adentro con los guías turísticos alternativos
MARCELO HERNÁNDEZ, La Habana | Junio 21, 2017

Los rigores económicos hacen a muchos ingenieros trabajar como
cantineros, a los doctores hacer de taxistas y a innumerables
profesionales convertirse en guías alternativos para turistas. Entre
estos últimos, los hay experimentados o inflaglobos, pero todos obtienen
una mejor remuneración que en el sector estatal.

“Cuando cambian un cuadro de lugar enseguida me doy cuenta”, comenta
Natacha, guía de la ciudad de La Habana que asegura haber visitado “más
de 300 veces el Museo de Bellas Artes” con sus clientes. Graduada en el
Instituto Pedagógico, dejó las aulas tras cinco años de trabajo en la
enseñanza media.

“Tuve que ponerme a pensar qué hacer con mi vida y me di cuenta que
pronunciaba muy bien el español, conocía la historia de Cuba y se me
daba bien el trato con la gente”. Una amiga le recomendó comenzar a
ofrecer paseos a extranjeros que llegaban al país.

Al principio, Natacha se paraba en una esquina de La Habana Vieja y
susurraba sus servicios a los viajeros. Ahora, y tras las
flexibilizaciones al trabajo por cuenta propia, ha podido legalizar
parte de sus actividades y conformar un equipo. “Tenemos una red que
incluye casas de alquiler, profesores de baile, masajistas y choferes”,
enumera.

Con el aumento del turismo, que el pasado año superó los 4 millones de
visitantes, la guía está “desbordada de trabajo”, aunque ahora teme que
tras los anuncios del presidente estadounidense Donald Trump “el negocio
decaiga”.

Natacha acompaña a sus clientes “a lugares donde nunca un guía estatal
los va a llevar”. “El programa es flexible en función de los gustos:
desde zonas exclusivas hasta barrios pobres, viajes en taxis colectivos,
un paseo en tren y una fiesta de santería”.

Habla fluidamente inglés y francés, recientemente comenzó a estudiar
italiano y japonés. “Todavía el turismo japonés es pequeño pero pagan
muy bien y son gente muy respetuosa”, cuenta Natacha. La mayoría de sus
clientes termina recomendando su trabajo a algún amigo que quiere viajar
a Cuba. “Así se hace una cadena de confianza que me ha permitido tener
hasta 200 clientes al año”.

Los precios de un paseo con la antigua profesora varían. “Pueden ir de
20 a 100 CUC según el lugar, el tiempo y la complejidad del tema”.
Durante años incluyó visitas fuera de La Habana pero ahora se lo ha
dejado a sus colegas más jóvenes porque su madre es muy mayor y no puede
moverse de la ciudad.

“Este trabajo es duro porque lleva mucha implicación personal, aprender
cada día algo nuevo y responder muchas preguntas”, explica. “Paso horas
caminando, la mayor parte del tiempo bajo el sol, pero no cambio mi
independencia por volver a una escuela”. Asegura que ser guía para
turistas le ha permitido “poner un plato de comida cada día en la
mesa… un buen plato de comida”.

Una alternativa que está en expansión son los sitios digitales que
anuncian guías independientes y ofrecen una gran variedad de servicios o
paquetes de entretenimiento. Recientemente un equipo de treintañeros
cubanos residentes en Miami puso en marcha Tour Republic, una web para
vender actividades recreativas en la Isla.

El sitio conecta al viajero con guías urbanos como un marketplace
-similar a Airbnb- pero en vez de ofrecer alojamientos comercializa
paseos de variada intensidad y duración, desde un recorrido en un auto
clásico por La Habana, hasta una escapada por la peculiar naturaleza del
valle de Viñales.

Máximo, un italiano de 30 años recién llegado a La Habana, dudaba este
martes si comprar un paquete de tres días que, por 58 dólares, incluye
visitas al museo de Ernest Hemingway, la universidad de La Habana, las
viejas fortalezas coloniales de la capital y hasta un encuentro con la
escultura de John Lennon ubicada en un parque del Vedado.

En Tour Republic el cliente paga el servicio online y debe estar a la
hora acordada en el sitio donde comienza el itinerario. En el caso del
paseo que interesa a Máximo, el guía se ubica en los bajos de la
escalinata del Capitolio y parte cada mañana a las diez.

El turista dice preferir un guía independiente porque “el programa es
más flexible y se puede ajustar más” a lo que quiere. En una pequeña
libreta tiene anotados algunos sitios de interés que se escapan de la
ruta turística típica: el pueblo de San Antonio, el Instituto Superior
de Arte y la barriada de Alamar.

“En este ruedo hay gente muy preparada y con excelente formación”,
asegura Carlos, un guía alternativo que cada mañana parte de la estatua
de José Martí en el parque Central para un recorrido que ha bautizado
Habana Verdadera. “Los llevo por las calles por donde no pasan los
turistas normalmente, les hago que prueben un trago de ron en un bar
donde de verdad van los cubanos”, cuenta.

El joven, graduado de geografía, lleva siete años “zapateando la
ciudad”. Al principio “no sabía mucho de historia, arquitectura ni
personajes famosos, pero poco a poco me he ido convirtiendo en una
enciclopedia andante de Cuba”, asegura.

La plataforma GuruWalk también se ha subido a la cresta de la ola del
interés turístico por Cuba. La empresa española maneja una web
internacional para reservas de free walking tours y ha elegido La Habana
como su sitio preferido para comenzar las operaciones.

El director de comunicación, Pablo Pérez-Manglano, comenta a 14ymedio
que “la plataforma es completamente democrática, cualquier persona puede
unirse y crear un tour”. Los administradores del sitio verifican una a
una las ofertas, pero las valoraciones las dejan los usuarios después de
hacer cada visita.

“Somos una plataforma libre y gratuita, no cobramos nada ni al guía ni
al visitante, y por tanto, esperamos que cada persona entienda y se haga
cargo de cumplir, o no, con la legalidad en sus respectivas ciudades del
mundo”, aclara.

El sitio ya cuenta con siete free tours en La Habana, uno en Santiago y
otro en Santa Clara. “Además, hemos tenido unos 200 usuarios registrados
en el último mes, lo cual es bastante para ser una plataforma tan
nueva”, destaca Pérez-Manglano.

A diferencia de Tour Republic no hay que pagar nada online y el dinero
se entrega directamente al guía.

Las perspectivas que brinda la web para emprendedores como Natacha
suenan halagüeñas. GuruWalk no niega “la entrada a alguien por no tener
una titulación de guía oficial”. Más bien busca “personas apasionadas de
la cultura y la historia, que además disfruten enseñando y transmitiendo
esos conocimientos”.

Una de las estrategias de la empresa es darse a conocer entre “los
propietarios de casas particulares” porque es a ellos a los que más
veces los extranjeros preguntan: “¿Qué tenemos que ver en la ciudad?”.

Pérez-Manglano subraya que la piedra angular de GuruWalk es la “economía
colaborativa”. En lugar de “certificados, normas, reglas, o permisos”,
les interesa la confianza, que “se construye poco a poco”.

Source: Cuba desde adentro con los guías turísticos alternativos –
www.14ymedio.com/economia/Cuba-adentro-guias-turisticos-alternativos_0_2240175966.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-desde-adentro-con-los-guias-turisticos-alternativos/feed/ 0
Socialismo para las mayorías, disfrute capitalista para una minoría! http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/socialismo-para-las-mayorias-disfrute-capitalista-para-una-minoria/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/socialismo-para-las-mayorias-disfrute-capitalista-para-una-minoria/#respond Wed, 21 Jun 2017 15:00:48 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=174216

¡Socialismo para las mayorías, disfrute capitalista para una minoría!
20 Junio, 2017 6:36 pm por Rogelio Travieso Pérez

El Cerro, la Habana, Rogelio Travieso, (PD) Hay hechos que son
relevantes en el recuerdo de los que hoy tienen más de sesenta y cinco
años. Así, tenemos los discursos interminables, las promesas
incumplidas, los juicios en tribunales revolucionarios, generalmente
parcializados, el ademán de Fidel Castro de renunciar al puesto de
primer ministro que provocó la renuncia del presidente Urrutia, la
explosión del barco La Coubre.

Antes de la eliminación de los partidos políticos y de la prensa libre,
Fidel Castro, durante su visita a Estados Unidos, había manifestado que
no debía tenerse preocupación referente al comunismo en Cuba.

Luego vino la Ley de Reforma Agraria que originó el surgimiento del
latifundio estatal, la nacionalización de las compañías Texaco, Shell y
Esso y el resto de las propiedades norteamericanas y el establecimiento
de relaciones con la URSS y la ruptura con Estados Unidos.

El 15 de abril de 1961, en el acto en 12 y 23 para despedir el duelo de
las víctimas del ataque aéreo, fue declarado el Estado Socialista ante
una representación minoritaria del pueblo cubano.

Al producirse el desembarco de la Brigada 2506 por Playa Girón, más de
100,000 cubanos fueron detenidos durante los días que duraron los combates.

Antes de la creación del Partido Comunista de Cuba (PCC), la dirección
revolucionaria transitó por las Organizaciones Revolucionarias
Integradas (ORI) y el Partido Unido de la Revolución Socialista Cubano
(PURSC).

En los años 60, se destinaron cuantiosos recursos y hubo pérdidas de
vidas humanas con la exportación de la revolución.

En la década de los sesenta se intentó erradicar la prostitución. Las
prostitutas fueron incorporadas a planes de reeducación y convertidas en
costureras y taxistas, las llamadas violeteras por el color violeta de
los autos.

Dada la incapacidad del sistema socialista, en marzo de 1962 se inició
el racionamiento de alimentos que dura hasta hoy.

En octubre de 1962, con la Crisis de los Misiles, Cuba y el mundo
estuvieron al borde de sucumbir en un holocausto nuclear.

En marzo de 1968, con la Ofensiva Revolucionaria, el régimen se
radicalizó aun más y se convierte en totalitario.

Después de la muerte de Che Guevara, se insistió en la creación de un
hombre nuevo inspirado en su figura.

En 1970 fue un fracaso muy costoso para la economía nacional la Zafra de
los 10 Millones.

A partir de 1975 y durante los años 80, miles de cubanos fueron enviados
a pelear en las guerras en Angola y Etiopía, con un alto costo en
recursos y vidas humanas.

En 1976 fue redactada y aprobada la nueva Constitución, ideologizada y
excluyente.

Después de años de separación e incomunicación: En 1978, el régimen se
mostró menos extremista y permitió, luego de años de separación, que los
cubanos empezaran a relacionarse con sus parientes en el exterior.

Quienes tenemos edad suficiente recordamos que este tipo de relaciones,
las autoridades las controlaban y cuestionaban. Quienes lo duden, que
averigüen por aquellas planillas que llamaban “cuéntame tu vida” que
obligatoriamente había que llenar para poder ser admitidos en centros de
estudio y de trabajo. En dichas planillas indagaban la integración
revolucionaria, y si uno tenía creencias religiosas y familiares en el
exterior y si se carteaba con ellos.

Hasta que se desintegró, fue millonaria la ayuda recibida de la URSS.

En 1986, luego de muchos errores y fracasos y olfateando lo que ocurría
en el campo socialista, Fidel Castro hizo un giro económico brusco,
anunció el “Proceso de rectificación de errores y tendencias negativas”,
y exclamó: ¡Ahora si vamos a construir el Socialismo!

¿Y en los 25 años transcurridos desde 1961 qué se estaba construyendo?

Entre 1989 y 1991 se derrumbó el socialismo real en Europa del Este y la
URSS.

En Cuba, durante el Periodo Especial, aumentó más aun la centralización.

Para intentar paliar el hambre se dio paso al Plan Alimentario. Resultó
otro fracaso del que muy poco se dijo.

En 1995 se despenalizó la tenencia de dólares y se crearon las casas de
cambio de divisas (CADECA). Dada la crisis económica, era conveniente
que los cubanos radicados en el exterior, principalmente en Estados
Unidos, ayudaran a sus familiares en Cuba.

Con el descalabro del chavismo en Venezuela, la situación cubana tiende
a empeorar.

Este sistema, que demostró su fracaso en infinidad de oportunidades, con
sus ineficiencias, el voluntarismo, la corrupción generalizada,
actualmente está atrapado en un círculo vicioso.

Los cubanos siguen obligados a la simulación. Gritan: ¡Socialismo o
Muerte! y al día siguiente se marchan de Cuba.

Las promesas de un futuro mejor desaparecieron como agua en canasta. No
hubo hombre nuevo. Con la indisciplina social generalizada, los salarios
de miseria, y los altos precios, el trabajar perdió sentido. La
prostitución y el alcoholismo se han generalizado.

Una significativa parte de los más jóvenes solo tiene un plan: marcharse
de Cuba.

Este sistema malogró las vidas de todos los cubanos, Cuba es hoy el país
más envejecido del continente.

¿De quién es la responsabilidad de todo eso?

¡Cuánta razón tuvieron los que sentenciaron en Europa del Este que el
socialismo es el camino más largo entre el capitalismo y el capitalismo!

El centralismo estatista debe acabar. Cuba, requiere reformas económicas
y cambios estructurales. De lo contrario, los 58 años transcurridos es
muy posible que solo sirvan para otra piñata al estilo nicaragüense o ruso.

En Cuba, actualmente lo que hay es el peor de los socialismos para la
mayoría y disfrute capitalista para una minoría.
rogeliotravieso@nauta.cu; Móvil 538 59142 Partido Liberales de Cuba.

Source: ¡Socialismo para las mayorías, disfrute capitalista para una
minoría! | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/socialismo-para-las-mayorias-disfrute-capitalista-para-una-minoria/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/socialismo-para-las-mayorias-disfrute-capitalista-para-una-minoria/feed/ 0
Populism Cuban Style: Conquests, Threats and Leadership http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/populism-cuban-style-conquests-threats-and-leadership/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/populism-cuban-style-conquests-threats-and-leadership/#respond Thu, 15 Jun 2017 16:02:56 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173977

Populism Cuban Style: Conquests, Threats and Leadership

14ymedio, Yoani Sanchez, 6 June 2017 — The leader speaks for hours on
the platform, his index finger pointing to an invisible enemy. A human
tide applauds when the intonation of a phrase demands it and stares
enraptured at the bearded speaker. For decades these public acts were
repeated in Havana’s Plaza of the Revolution, shaping the face of
revolutionary populism.

However, Fidel Castro’s extensive speeches constituted only the most
visible part of his style of governing. They were the moments of
collective hypnotism, peppered with promises and announcements of a
luminous future that allowed him to establish a close bond with the
population, to incite class hatred and to extend his growing power.

Castro has been the most complete product of Cuban populism and
nationalism. Evils that sink their roots into national history and whose
best breeding ground was the Republican era (1902-1958). Those winds
brought the hurricane that shaped a young man born in the eastern town
of Biran, who graduated as a lawyer and came to hold the military rank
of Commander-in-Chief.

The political framework in which Castro was formed was far from a
democratic example. Many of the leaders of that convulsed Cuba of the
first half of the twentieth century did not distinguish themselves by
presenting programmatic platforms to their constituents. The common
practice was horse-trading to obtain votes, along with other aberrations
such as stealing ballot boxes or committing fraud.

From his early days, the young attorney elbowed his way into the milieu
of those figures who relied on gangster like behavior, rather than the
transparent exercise of authority. He quickly absorbed many of the
elements of demagoguery that would be greatly useful to him later when
the time came to subject an entire nation.

Unlike republican populism, whose purpose was the conquest of electoral
favor, revolutionary populism had as its goal the abolishment of the
structures of democracy. From January 195,9 the civic framework was
systematically dismantled and the laws were subjugated to the
disproportionate will of a single man.

To achieve this dream of control, the Maximum Leader persuaded the
citizens that they could enjoy a high degree of security if they
renounced certain “bourgeois freedoms,” among them the ability to elect
their leaders and a system of power in which leadership alternates.

The so-called Moncada Program outlined in History Will Absolve Me, is a
concentration of these promises in the style of a tropical Robin
Hood. The pamphlet was presented as Fidel Castro’s plea of self-defense
during the trial in which he was indicted for the armed attack on the
Moncada Barracks, the main military fortress of Santiago de Cuba, in
July 1953.

Until that moment, this man was practically unknown as a political
figure. The boldness that characterized the action enveloped him in an
aura of heroic idealism that set him up as the leader of the
revolutionary alternative to the dictatorship of Fulgencio Batista.

In his manuscript, where he described the problems the country faced, he
never warned that solving them would require the confiscation of
properties. He limited himself to detailing the necessity of an agrarian
reform that would eliminate the latifundio and distribute land to the
peasants. These were proposals that rapidly earned him sympathies among
the poorest.

Upon leaving prison, Castro was convinced that the only way to overthrow
the dictatorship was by force. He organized an expedition and opened a
guerrilla front in the mountains of the eastern region of the Island.
Two years later, his triumphal entry into the capital and his
charismatic presence made him the beneficiary of a blank check of
political credit, endorsed by the majority of the population.

The first populist ruse of the new regime was to present itself as
democratic and to deny any tendency that could identify it with
communist doctrine. At the same time that it presented itself as the
enabler of freedom, it expropriated the newspapers, the radio stations
and the television channels.

The regime struck a deadly blow to civil society by establishing a
network of “mass organizations” to bring together neighbors, women,
peasants, workers and students. The new entities had in their statutes a
clause of fidelity to the Revolution and perform – still to this day –
as transmission wires from the power to the population.

The first revolutionary laws, such as the Agrarian Reform, the rent
reductions, the Urban Reform and the confiscation of properties,
constituted a radical rearrangement of the possession of wealth. In a
very short time the State stripped the upper classes of their property
and became the owner of everything.

With the enormous flow of treasure, the new power made multi-million
investments in social benefits that allowed it to achieve “the original
accumulation of prestige.”

From its original proclamation in April 1961, the socialist system
declared the irreversible nature of the measures taken. Maintaining the
conquests achieved required the implementation of a system of system
backed by a legal structure that would make it impossible for former
owners to recover what was confiscated.

The new situation brought with it a powerful apparatus of internal
repression and a large army to deter any external military threat. The
most important bars of the cage in which millions of Cubans were trapped
were erected in those early years.

To the binomial of an irreversible conquest and an undisputed leader was
added the threat of an external enemy to complete the holy trinity of
revolutionary populism.

Conquests

The main conquests in those initial years focused on education, health
and social security. Economic centralism allowed the new ruling elite to
establish ample gratuities and to distribute subsidies or privileges in
exchange for ideological fidelity.

Like all populism that rises to power, the government also needed to
mold consciences, impose its own version of history, and create from the
teaching laboratories an individual who will applaud greatly and
question little.

In 1960 the Island was already among the Latin American countries with
the lowest proportion of illiterates, but even so the Government
summoned thousands of young people to isolated areas to teach reading
and writing. Participation in this initiative was considered a
revolutionary merit and dressed in heroic tones.

The text of the primer to teach the first letters was openly
propagandistic and the literacy campaigners behaved like political
commissars who, on reading the phrase “The sun rises from the East,”
needed to add as a clarification “and from the East comes the help we
are given by the Socialist countries.”

At the end of the process, a massive plan of boarding schools operated
under military methods began, the goal of which was to remove students
from the influence of their families. Mass teacher training also began,
thousands of schools were built in rural areas, and privately run
schools were taken over by the Ministry of Education.

From this rearrangement the “New Man” was supposed to emerge, free from
“petty-bourgeois laziness.” An individual who had never known
exploitation by a boss, paid for sex in a brothel, nor exercised his
freedom.

The fact that there was not a single child left on the island who didn’t
attend school became a dazzling paradigm that blocked the view of the
shadows. To this day, the myth of Cuban education is being used by the
defenders of the system to justify all the repressive excesses of the
last half century.

The state monopoly turned the education system into a tool of political
indoctrination while the family was relegated to the role of a mere
caretaker of the children. The profession of teacher was trivialized to
an extreme degree, and the costs of maintaining this giant apparatus
became unsustainable.

Many of the achievements that were put into practice were unworkable in
the context of the national economy. But the grateful beneficiaries had
no opportunity to know the high cost these campaigns imposed on the
nation. The country was plunged in an inexorable decapitalization and
the deterioration of its infrastructure.

For decades, the media in the hands of the Communist Party helped to
cover up such excesses. But with the disintegration of the Soviet Union
and the end of the massive subsidies that the Kremlin sent to the
island, Cubans came face to face with their own reality. Many of these
supposed advantages vanished or were plunged into crisis.

The Maximum Leader

One of the hallmarks of populism is the presence of a leader who is
given full confidence. Fidel Castro managed to turn that blind faith
into obedience and a cult of personality.

The merging of the leader with the Revolution itself and of Revolution
with the Homeland gave rise to the idea that an opponent of the
Commander-in-Chief was “anti-Cuban.” His flatterers called him genius
but in his long speeches it is difficult to find a theoretical nucleus
from which a conceptual core can be extracted.

In the oratory of the Maximum Leader, a preponderant role was played by
his histrionic character, the cadence of his voice and his playbook of
gestures. Fidel Castro became the first media politician in Cuba’s
national history.

Voluntarism was perhaps the essential feature of his personality and the
hallmark of his extended mandate. To achieve his objectives at the
necessary price, to never surrender before any adversary and to consider
every defeat as a learning opportunity that would lead to victory,
served him to conquer a legion of fidelistas.

The target dates for obtaining the luminous future promised by the
Revolution could be postponed again and again thanks to Castro’s
apparently inexhaustible political credit. The demand for people to
tighten their belts to achieve well-being became a cyclical political
stratagem to buy time.

There were some rather abstract promises, in the style of there would be
bread with freedom, and others more precise, such as the country would
produce so much milk that not even three times as many people could
drink it all. The largest zoo in the world would be built on the island
and socialism and communism would be constructed at the same time.

In December 1986, after 28 years of failed efforts, Fidel Castro had the
audacity – or desperation – to proclaim before the National Assembly the
most demagogic of all his slogans: “Now we are going to build socialism!”

The Enemy

Populist regimes often require a certain degree of tension, of permanent
belligerence, to keep the emotional flame burning. Nothing is better for
that than the existence of an external enemy. Even better if it is a
powerful one that makes alliances with the regime’s political opponents.

From the time he was in the Sierra Maestra commanding his guerrilla
army, Fidel Castro determined who that enemy would be. In a letter dated
June 1958, he wrote: “When this war is over, a much longer and larger
war will begin for me, the war that I will launch against them [the
Americans]. I understand that this is going to be my true destiny.”

Between April and the end of October 1960 there was an escalation of
clashes between Washington and Havana. The expropriation of large tracts
of land held by US companies, the suspension of the sugar quota enjoyed
by the Island, the nationalization of US companies based in Cuba, and
the start of the embargo on goods from the North are some of the most
important.

During that same period, Soviet Deputy Prime Minister Anastas Mikoyan
visited Havana, diplomatic relations were restored with the USSR and
Fidel Castro met in New York with Nikita Khrushchev, who went on to say
in an interview: “I do not know if Castro is a communist, but I am a
fidelista.”

In the eyes of the people Fidel Castro’s stature rose and he begin to
take on the outlines of a world leader. The exacerbation of nationalism,
another characteristic of the populists, reached to its fullest
expression when Cuba began to be shown as the little David facing the
giant Goliath.

Revolutionary arrogance, driven by the conviction that the system
applied in Cuba should extend to the whole continent, led many to
believe that fomenting the Revolution beyond the borders was not only a
duty but a right protected by a scientific truth.

The populist root of this “liberator of peoples” thinking led tens of
thousands of Cuban soldiers to fight in Algeria, Syria, Ethiopia and
Angola as part of the geopolitical interests of the Soviet Union in
Africa, although wrapped in the clothing of a disinterested
Revolutionary internationalism with other peoples toward whom there
supposedly was a historical debt.

The enemy was not only “American imperialism” but the South African
racists, the European colonialists, and any element that appeared on the
international scene that could become a threat to the Revolution.

Convinced, like the Jesuit Ignacio de Loyola, that “in a besieged plaza,
dissidence is treason,” every act of internal opposition has been
identified as an action to contribute to that enemy and by the official
propaganda every dissident deserves to be described as a “mercenary.”

However, the beginning of the diplomatic thaw between Cuba and the
United States in late 2014 has shaken the thesis of a permanent danger
of invasion. The death of Fidel Castro, the decline of leftist forces in
Latin America and the announced stepping down of Raul Castro by February
2018 diminish what remains of revolutionary populism.

On the other hand, younger Cubans have a less grateful and more critical
perception of those conquests in the field of education and healthcare
that were presented as a generous gift of the system.

The reappearance of notable social differences arising from the urgent
acceptance of the rules of the market and the growth of the economy’s
“non-state sector” – the authorities are reluctant to call it “private
sector” – have rendered unrepeatable the slogans of biased
egalitarianism espoused by the ideological discourse that justified the
obsolete rationing system for food products.

Haute cuisine restaurants and hotels of four or five stars, once
exclusively for tourists, are now within reach of a new class of
Cubans. The elimination of the exploitation of man by man, an essential
banner of Marxist-Leninist socialism, has not even been discussed.

The widely shared conviction that the country has no solution is one of
the main drivers of emigration in recent years. But this lack of hope
for the future, combined with fierce repression, also limits the work of
the opposition.

The system that once counted on enthusiasm is now supported by virtue of
reluctance. The so-called historical generation still in power is fewer
than a dozen octogenarians in the process of retirement and the new
offspring are more inclined to business than to the podium. Today’s
grandchildren of those populists have more talent for marketing than for
slogans.

_______________

Editorial Note: This text is part of the collective book El Populismo
del Populismo , which will be presented this Tuesday at the Casa de
América, in Madrid. The coauthors are, among others, Alvaro Vargas
Llosa, Carlos Alberto Montaner, Mauricio Rojas, Roberto Ampuero and
Cayetana Álvarez de Toledo.

Source: Populism Cuban Style: Conquests, Threats and Leadership –
Translating Cuba –
translatingcuba.com/populism-cuban-style-conquests-threats-and-leadership/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/populism-cuban-style-conquests-threats-and-leadership/feed/ 0
El pan de los cubanos http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-pan-de-los-cubanos/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-pan-de-los-cubanos/#respond Thu, 15 Jun 2017 15:11:48 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173954

El pan de los cubanos
14 Junio, 2017 8:09 am por Agustín Figueroa Galindo

La Habana, Cuba, Agustín Figueroa, (PD) Para nadie es un secreto que la
inmensa mayoría de las familias cubanas trata de sobrevivir con los
escasos productos que vende el régimen a través de la libreta de
racionamiento.

El pan que se distribuye cada día a cada persona mediante esta cartilla,
varía en peso y calidad en el transcurso de la semana.

Se sabe que ese pan se encuentra en mal estado la mayoría de las veces,
ácido y sin el peso establecido.

Las personas que elaboran el pan, violan las normas técnicas para que el
pan salga con calidad; porque al igual que muchísimos otros cubanos,
comercializan las materias primas en el mercado negro.

La familia cubana promedio -que trabaja por míseros salarios- no puede
cubrir ni siquiera sus necesidades más básicas, por lo que depende de
ese pan para desayunar, con café, unos pocos días del mes y con agua con
azúcar en las otras ocasiones o para dárselo a sus hijos para que
merienden en sus escuelas. También se utiliza para cuando los niños
regresan del colegio por la tarde, como un paliativo para que
entretengan su estómago hasta que se resuelva qué cocinar.

En la mayoría de los hogares, las personas mayores no comen pan, no
porque no les guste, sino porque se lo dejan a los menores de la casa,
para que calmen el hambre.

El pan que se comercializa por la red de distribución de productos
normados tiene un precio de cinco centavos (moneda nacional), y solo se
puede comprar uno por persona.

A los responsables de controlar la venta de este producto, no les
interesa que tenga calidad: quienes lo consumen son los cubanos de a pie.

Con un poco de mejor calidad, pero a precios inalcanzables para el
bolsillo de muchos ciudadanos, se vende -de forma liberada- el pan de
las llamadas Cadenas Alimenticias, los precios según la forma y tamaño,
oscilan entre 5 y 10 pesos (moneda nacional). Para la mayoría de las
familias trabajadoras es una cantidad de dinero que no les permite
comprarlo diariamente, porque en algunos casos es el equivalente de lo
que ganan en toda una jornada laboral. ¡Y ni qué decir de las personas
jubiladas o de las que reciben amparo de la Seguridad Social!

Está también el llamado pan desmayado, que no tiene mucha calidad, y un
pan suave que venden a dos pesos.

También hay panaderías que venden el pan en CUC. La red estatal que se
dedica a este tipo de comercialización se conoce de forma popular como
“Pan de Paris”. Peo lo que se oferta en estos establecimientos, tanto
dulces como panes, tiene precios que jamás un trabajador, con su
salario, podrá adquirir.

Se conoce bien que ingerir pan sube la presión a los hipertensos,
produce hipoglucemia a los diabéticos; y en general, engorda y es dañino
y perjudicial para la salud de muchas personas, pero los que vivimos en
Cuba no podemos dejar de comerlo por la necesidad de calmar el hambre.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Agustín Figueroa; Móvil 54262837
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Source: El pan de los cubanos | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/el-pan-de-los-cubanos/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-pan-de-los-cubanos/feed/ 0
Cuba, ¿expatrocinador del terrorismo? http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-expatrocinador-del-terrorismo/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-expatrocinador-del-terrorismo/#respond Sun, 11 Jun 2017 12:02:57 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173805

Cuba, ¿expatrocinador del terrorismo?
junio 10, 2017
Rolando Cartaya

El terrorista puertorriqueño Oscar López Rivera, indultado por el
expresidente de EE.UU. Barack Obama, fue invitado por Raúl Castro a
visitar Cuba para rendirle “los honores y el afecto que te mereces”.
López Rivera y sus FALN entrenadas por Cuba son responsables de más de
130 atentados con bomba en ciudades de EE.UU. y de numerosos
estadounidenses muertos o mutilados.
El terrorista puertorriqueño Oscar López Rivera, preso desde mayo de
1981 e indultado en sus últimos días de gobierno por el expresidente de
EE.UU. Barack Obama, fue invitado por Raúl Castro a visitar Cuba para
rendirle “los honores y el afecto que te mereces”.

Un reporte de Telesur fechado el pasado 19 de mayo daba cuenta de que
los medios cubanos divulgaron un mensaje del gobernante al extremista
boricua, dos días después de que obtuviera su libertad plena al cabo de
tres meses de arresto domiciliario:

“Recibe fraternales felicitaciones en nombre del Partido, Gobierno y
pueblo cubanos, quienes compartimos la alegría por tu liberación”, y “te
esperamos en Cuba, cuando te sea posible, con los honores y el afecto
que mereces”, escribió Castro, y añadió: “La historia no olvidará tu
firmeza y lealtad a la causa por la independencia de Puerto Rico, que es
esencial para Nuestra América”. El ex convicto López ha prometido
visitar Cuba en noviembre.

En el más reciente referéndum llevado a cabo en Puerto Rico en noviembre
de 2012, sólo el 5,5% de los votantes se pronunció a favor de la
independencia, mientras que cerca del 61% de los puertorriqueños votaron
a favor de que la isla se convirtiera en el estado número 51 de la Unión
norteamericana.

Múltiples cargos

Fugitivo desde 1976 y acusado en 1977 y 1979, López Rivera, un miembro
de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueñas, fue
finalmente arrestado el 29 de mayo, 1981 y juzgado por el gobierno de
los Estados Unidos.

Los cargos contra él incluían conspiración sediciosa, uso del poder para
cometer un robo, transporte interestatal de armas de fuego, y
conspiración para el transporte de explosivos con la intención de
destruir propiedades del gobierno. López Rivera sostenía que según el
derecho internacional él era un combatiente anticolonialista y no podía
ser procesado por el gobierno de los Estados Unidos.

El 11 de agosto de 1981, fue condenado a 55 años de prisión en una
penitenciaría federal. El 26 de febrero de 1988 fue condenado a otros 15
años por conspirar para escapar de la prisión federal de Leavenworth.

En 1999 el entonces Presidente Bill Clinton les ofreció clemencia a
López Rivera y otros 13 miembros encarcelados de las FALN, a condición
de que renunciaran a la violencia, pero López Rivera la rechazó.

El 17 de enero de 2017, tres días antes de abandonar la Casa Blanca, el
presidente Obama conmutó su sentencia y fue trasladado de una prisión de
Indiana a Puerto Rico, donde cumplió el arresto domiciliario hasta el 17
de mayo pasado.

El mismo Obama accedió en 2015, como parte de su política de deshielo
Cuba a un reclamo de La Habana para que sacara a la isla de la relación
anual de Estados Patrocinadores del Terrorismo del Departamento de
Estado, en la que había permanecido ininterrumpidamente desde 1982. En
realidad el patrocinio de Cuba a grupos terroristas databa de mucho
antes. Incluido el que prestó a las FALN.

¿Héroe de la libertad o asesino?

Un miembro del Consejo Carnegie para la Ética en los Asuntos
Internacionales analiza en el Wall Street Journal las razones por las
que habituales patrocinadores del Desfile Puertorriqueño de Nueva York
como los Yankees de la MLB, Coca-Cola, la cadena Univisión, la aerolínea
JetBlue y la firma de alimentos Goya, así como conocidas figuras
públicas de la Gran Manzana y del estado, se retiraron del más reciente
evento después que los organizadores designaran a López Rivera como el
primer “Héroe Nacional de la Libertad” de la parada.

El autor, Zach Dorfman, repasa el historial criminal de las FALN, que
dice sólo fue posible gracias al patrocinio de Cuba.

Recuerda que entre mediados de la década de los 70 y mediados de la de
los 80, entre muchos otros crímenes feroces, las FALN perpetraron más de
130 ataques con explosivos. Fueron responsables de la explosión de 1975
con 10 libras de dinamita en la histórica Fraunces Tavern, en la que
murieron cuatro personas y 63 resultaron heridas; de una ola de bombas
en la ciudad de Nueva York en agosto de 1977 que dejó un muerto y seis
heridos y obligó a la evacuación de 100.000 empleados de oficinas; y de
un ataque con el propósito deliberado de mutilar a cuatro agentes
policiales.

Dorfman apunta que semejante carnicería fue posible gracias a la
sofisticación organizativa y operativa de las FALN, incluidas sus
numerosas conexiones con la Cuba comunista y sus servicios de inteligencia.

Las autoridades estadounidenses, agrega, han estado al tanto de esos
nexos durante décadas. De acuerdo con documentos judiciales un agente
encubierto de la policía de Nueva York (NYPD) reportó en 1983 que
Filiberto Ojeda Ríos, uno de los presuntos fundadores del grupo, le
confesó que había recibido entrenamiento en explosivos en Cuba.

Y el articulista afirma que el FBI calculaba en 1973 que alrededor de
135 extremistas puertorriqueños habían recibido de los servicios de
inteligencia castristas “amplio adiestramiento en tácticas de guerra de
guerrillas, confección de artefactos explosivos y métodos sofisticados
de sabotaje”.

Dorfman dice haber descubierto en los archivos del Instituto Hoover en
la Universidad de Stanford un documento de la NYPD sin fecha, pero que
parece de alrededor de 1977. Por entonces ese departamento estimaba que
“las FALN se iniciaron a mediados de la década de los 60 con un núcleo
de terroristas puertorriqueños que recibieron entrenamiento avanzado en
Cuba. . . . Después (…) regresaron a Puerto Rico y una ola de atentados
con bombas e incendios sacudió a esa isla. En los últimos años han
mudado sus actividades al territorio continental (de EE.UU.). . . . Se
cree que han mantenido estrechos vínculos, y que de hecho podrían estar
trabajando en coordinación con agentes de inteligencia cubanos”.

Observa el analista que, viéndolo desde esta perspectiva más amplia, las
FALN no era simplemente un “adversario muy motivado e inteligente”, como
planteaba el documento que él encontró, sino un instrumento de la guerra
librada durante décadas en las sombras entre EE.UU. y Cuba.

Para Dorfman, al margen de los lazos históricos y culturales entre ambas
islas caribeñas colonizadas por España, desde el punto de vista de
Castro el entrenar a un grupo de extremistas marxistas determinados
cuyas accciones podían desestabilizar a grandes ciudades de EE.UU. como
Nueva York y Chicago podía ayudar a desarrollar una estrategia
encubierta y de bajo costo para debilitar a su gran antagonista.

En mayo de 2015, la administración Obama sacó a Cuba de la lista de
Estados Patrocinadores del Terrorismo, a fin de allanar el camino para
la reanudación de relaciones diplomáticas dos meses después.

En junio de ese año el Departamento de Estado dijo en su informe anual
sobre el terrorismo en el mundo que Cuba le había dado garantías de que
no facilitaría el terrorismo internacional (salir de la lista le ofrecía
ventajas económicas) y que La Habana había dado pasos para distanciarse
del terrorismo internacional y para reforzar las leyes antiterroristas.

El reporte de la cancillería también admitía que Cuba continuaba
refugiando a fugitivos convictos de la justicia estadounidense y les
proporcionaba vivienda, cartilla de racionamiento y atención médica,
mientras que seguía negándose a devolver a ciertos individuos que
huyeron a la isla en el pasado

Allá viven, cobijados por el gobierno de Raúl Castro, Joanne Chesimard,
Ronald (Alí) LaBeet y otras decenas de asesinos y terroristas, algunos
ya condenados por la justicia estadounidense. Uno de ellos, William
Morales, fabricaba las bombas del grupo de López Rivera, para sembrar el
terror en Nueva York.

Pronto los dos cómplices se darán un abrazo criminal en La Habana, y
quizás Castro, como ya es su costumbre, les levantará las manos, como si
fueran apenas dos boxeadores compartiendo la victoria.

[Con información de The Wall Street Journal]

Source: Cuba, ¿expatrocinador del terrorismo? –
www.martinoticias.com/a/cuba-ex-patrocinador-del-terrorismo/146675.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-expatrocinador-del-terrorismo/feed/ 0
Los diez rasgos populistas de la Revolución cubana http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/los-diez-rasgos-populistas-de-la-revolucion-cubana/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/los-diez-rasgos-populistas-de-la-revolucion-cubana/#respond Fri, 09 Jun 2017 16:41:45 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173755

Los diez rasgos populistas de la Revolución cubana
CARLOS ALBERTO MONTANER, Miami | Junio 09, 2017

¿Se puede calificar de populista a la Revolución cubana? Se puede y debe
hacerse. Enseguida lo veremos.

En diciembre 19 del 2016 The Economist admitía que la palabra populismo
significaba muchas cosas. Servía para caracterizar a Donald Trump,
presidente de Estados Unidos, al comunista español Pablo Iglesias, líder
de Podemos, al violento presidente filipino Rodrigo Duterte, inductor de
las ejecuciones de cientos de personas acusadas de narcotráfico, o
incluso a Evo Morales, presidente de Bolivia y portavoz de los cocaleros
de su país, lo que lo hubiera convertido en víctima de Duterte si
hubiera sido filipino.

Esas aparentes contradicciones no deben sorprendernos. El populismo no
es exactamente una ideología, sino un método para alcanzar el poder y
mantenerse en él.

El populismo le sirve a la derecha y a la izquierda, a ciertos
conservadores y a los comunistas. Incluso, pueden recurrir a él
formaciones democráticas dispuestas a ganar y perder elecciones, como
sucede con el peronismo argentino o el PRI mexicano, u otras, como el
chavismo venezolano, que lo utilizan para alcanzar el poder y, una vez
encumbrados, se afianzan contra todo derecho en la poltrona presidencial
y arman verdaderas dictaduras.

En todo caso, la palabra populismo servía para casi todo. El vocablo,
dotado de una sorprendente elasticidad semántica, había evolucionado
notablemente desde que fue acuñado en Estados Unidos en la última década
del siglo XIX para designar a un sector rural del Partido Demócrata
adversario de los más refinados republicanos, entonces calificados de
elitistas alejados de la realidad del pueblo agrícola norteamericano. En
esa época, como ocurría en el resto del planeta, más de la mitad de la
población norteamericana obtenía su sustento de tareas relacionadas con
el campo.

Pero más que sustituir esa acepción de la palabra –el rechazo a las
élites– , se le fueron agregando otras características, sin que
desapareciera el desprecio por los intelectuales, por las personas
adineradas, los núcleos cercanos al poder, y todo aquel que se desviara
del culto por el “pueblo verdadero”.

De alguna manera, ese viejo rencor hincaba sus raíces en la Revolución
francesa y la devoción popular por los sans-culottes, aquellos jacobinos
radicales que odiaban hasta la manera de vestir de nobles y burgueses
enfundados en unos ajustados bombachos de seda –los culottes– y pusieron
de moda el áspero pantalón de los trabajadores.

Aunque no se llamara populismo, ésa fue la actitud de Stalin cuando
recetó e impuso el “realismo socialista” –una fórmula ajena y
refractaria a cualquier vanguardia– para proteger la esencia
nacionalista del pueblo ruso, lo que lo llevó a calificar de estúpida la
ópera Macbeth de Dmitri Shostakóvich porque estaba, decía, infestada de
cosmopolitismo.

Lo verdaderamente revolucionario y de izquierda era lo que conectara con
la esencia campesina y viril del pueblo ruso.

En ese sentido, en Estados Unidos eran populistas los que se burlaban de
los eggheads que rodeaban al presidente John F. Kennedy. O en Camboya
los matarifes empleados por Pol-Pot para asesinar o reeducar a millones
de estudiantes y maestros procedentes de las ciudades.

Incluso, fueron populistas los patriotas maoístas que perseguían a los
sospechosos de mil desviacionismos, incluidos los que utilizaban gafas
para subrayar su superioridad intelectual en la China de Mao durante la
Revolución Cultural. (Hasta eso, utilizar lentes, llegó a ser
considerado un síntoma de decadencia durante el espasmo
maoísta-populista de la Revolución Cultural china).

La Revolución Cubana también tiene algo de ese salvaje primitivismo
anti-establishment. Durante décadas fue desechada la corbata burguesa y
el trato respetuoso de usted. Lo revolucionario eran la guayabera o la
camisa varonil, la ropa de mezclilla de los obreros, la palabra
compañero o compañera para dirigirse al otro, porque se había desterrado
del lenguaje y de las apariencias todo lo que pudiera calificarse de
elitista.

Lo revolucionario, lo propio del “hombre nuevo”, algo que los niños
aprendían muy pronto en la escuela, era a ser como el Che, una persona
que proclamaba como una virtud la falta de aseo.

Es decir, la Revolución prefería a los niños desaliñados, desinteresados
de los signos materiales, refractario a las colonias y a los
desodorantes, porque un verdadero macho no necesita de esos aditamentos
feminoides. La “gente verdadera”, que eran los revolucionarios, no
sucumbían a esos comportamientos ultraurbanos y pequeñoburgueses de la
“gente falsa”.

Los diez rasgos universales del populismo

Tal vez uno de los mejores acercamientos al tema, uno de los intentos
más certeros de definir de qué estamos hablando cuando mencionamos la
palabra populismo, es el del profesor de Princeton Jan-Werner Müller en
su breve libro What is populism, publicado en el 2016 por la University
of Pennsylvania Press de Filadelfia.

En esencia, se mantiene la definición original de quienes desprecian a
las élites corrompidas por la dolce vita de inspiración occidental, pero
se agregan otros diez factores como:

1. El exclusivismo: sólo “nosotros” somos los auténticos representante
del pueblo. Los “otros” son los enemigos del pueblo. Los “otros”, por lo
tanto, son unos seres marginales que no son sujetos de derecho.

2. El caudillismo: se cultiva el aprecio por un líder que es el gran
intérprete de la voluntad popular. Alguien que trasciende a las
instituciones y cuya palabra se convierte en el dogma sagrado de la
patria (Mussolini, Perón, Fidel Castro, Juan Velasco Alvarado, Hugo Chávez).

3. El adanismo: la historia comienza con ellos. El pasado es una
sucesión de fracasos, desencuentros y puras traiciones. La historia de
la patria se inicia con el movimiento populista que ha llegado al poder
para reivindicar a los pobres y desposeídos tras siglos de gobiernos
entreguistas, unas veces vendidos a la burguesía local y otras a los
imperialistas extranjeros.

4. El nacionalismo: una creencia que conduce al proteccionismo o a dos
reacciones aparentemente contrarias. El aislacionismo para no mezclarnos
con los impuros o el intervencionismo para esparcir nuestro sistema
superior de organizarnos.

5. El estatismo: es la acción planificada del Estado y nunca el
crecimiento espontáneo y libre de los empresarios lo que colmará las
necesidades del pueblo amado, pero necesariamente pasivo.

6. El clientelismo: concebido para generar millones de estómagos
agradecidos que le deben todo al gobernante que les da de comer y acaban
por constituir su base de apoyo.

7. La centralización de todos los poderes: El caudillo controla el
sistema judicial y el legislativo. La separación de poderes y el llamado
check and balances son ignorados.

8. El control y manipulación de los agentes económicos, comenzando por
el banco nacional o de emisión, que se vuelve una máquina de imprimir
billetes al dictado de la presidencia.

9. El doble lenguaje: La semántica se transforma en un campo de batalla
y las palabras adquieren una significación diferente. “Libertad” se
convierte en obediencia, “lealtad” en sumisión. Patria, nación y
caudillo se confunden en el mismo vocablo y se denomina “traición”
cualquier discrepancia.

10. La desaparición de cualquier vestigio de “cordialidad cívica”. Se
utiliza un lenguaje de odio que preludia la agresión. El enemigo es
siempre un gusano, un vendepatria, una persona entregada a los peores
intereses.

La Revolución cubana encaja perfectamente en ese esquema

El marxismo-leninismo admite estos rasgos populistas sin grandes
contradicciones. De alguna manera, la pretensión marxista de haber
descubierto las leyes que gobiernan la Historia es una perfecta coartada
pseudocientífica para que afloren los síntomas.

Exclusivismo

La revolución cubana es exclusivista. “Fuera de la Revolución, nada”,
dijo Fidel en 1961 en su discurso Palabras a los intelectuales. Y
enseguida apostrofó: “dentro de la revolución, todo”. Sus líderes no
tienen el menor remordimiento cuando advierten que “la universidad es
sólo para los revolucionarios”. O cuando cancelan y persiguen toda
opción política que no sea la que ellos preconizan. O cuando alientan a
las turbas a que persigan y les griten a los desafectos o a los gays que
“se vayan”, porque los cubanos no tienen derecho a vivir en el país si
no suscriben la visión oficial definida por la Revolución o si no tienen
la inclinación sexual de los “verdaderos cubanos”. Todo el que no es
revolucionario es “escoria”. Es despreciable y, por lo tanto, extirpable.

En Cuba ni siquiera ha sido posible inscribir verdaderas ONGs
extraoficiales (y la oposición lo ha tratado) porque el Gobierno ha
estabulado a la sociedad en varias instituciones exclusivas – Comités de
Defensa, Federación de Mujeres Cubanas, Confederación de Trabajadores
Cubanos, Federación de Estudiantes, etc. –, presididas por el Partido
Comunista y su ala juvenil. Ya lo dijo Fidel: “fuera de la Revolución,
nada” y “a los enemigos, ni un tantico así”.

Caudillismo

El caudillismo es y ha sido la seña de identidad más evidente de la
Revolución cubana. Fidel Castro, desde 1959 hasta su forzado retiro en
el 2006 debido a una grave enfermedad, hizo lo que le dio la gana con la
sociedad cubana. A partir de ese momento, se transformó en la
inspiración de su hermano Raúl, escogido por él para sucederlo en el
trono, algo que oficialmente ocurrió en el 2008, pero que en realidad no
culminó hasta el 25 de noviembre de 2016, cuando Fidel, finalmente,
murió tras 90 años de una vida agitada.

Fidel, con la permanente complicidad de Raúl, lo hizo todo de manera
inconsulta: desde cambiar el sistema económico del país introduciendo el
comunismo, lo que implicó la desbandada de los empresarios y el
empobrecimiento de la sociedad, hasta convertir la nación en un nuevo
satélite de la URSS, sacando a los cubanos de su hábitat cultural
latinoamericano. Ejerciendo su omnímoda voluntad, llevó a los cubanos a
pelear en interminables guerras africanas, mientras desarrollaba decenas
de “focos” revolucionarios, como el que le costó la vida al Che Guevara
en Bolivia en 1967. Fidel, y luego Raúl, no sólo han sido los caudillos.
Han sido los amos de una plantación de verdaderos esclavos.

Adanismo

El adanismo ha sido parte esencial del discurso de la Revolución cubana.
El sustantivo proviene de Adán, el primer hombre sobre la tierra según
el mito bíblico. Nunca hubo verdaderos cubanos, gallardos e
independientes, hasta que triunfó la Revolución. Ahí comenzó la
verdadera historia de la patria y de los patriotas.

Entre José Martí, muerto en 1895 combatiendo a los españoles, y Fidel
Castro, Máximo Líder de la Revolución desde 1959, hay un total vacío
histórico. Para subrayar esos nexos, Fidel Castro dio órdenes de que a
su muerte lo sepultaran junto a Martí. Así se hizo en noviembre de 2016.

En ese fantástico relato adánico, la Revolución es la única heredera de
los mambises independentistas que se enfrentaron a los españoles. La
república fundada en 1902 no existe. Fue una pseudorepública fantasmal
subordinada a los yanquis, descalificada por la Enmienda Platt que
autorizaba la intervención de Washington en caso de que se interrumpiera
el curso democrático. (La Enmienda Platt fue derogada en 1934, pero ese
dato no obsta para que una de las frecuentes acusaciones a la oposición
sea la de plattista).

Los ataques a la pseudorepública se llevaban a cabo en todos los
frentes, incluido el del entretenimiento. Uno de los programas más
populares de la televisión cubana se titulaba San Nicolás del Peladero,
emitido semanalmente por la televisión entre los años 60 y 80 del siglo
pasado. Era un pueblo imaginario de la Cuba prerrevolucionaria,
gobernado por un alcalde del Partido Liberal, tramposo y deshonesto,
pero los conservadores no le iban a la zaga. El propósito era
caricaturizar la época y burlarse de la República. Era reforzar en el
pueblo la idea de que la historia real y gloriosa del país independiente
comenzó en 1959.

Nacionalismo

Fidel Castro y sus cómplices nunca se molestaron en explicar cómo se
podía hacer una revolución comunista en Cuba sin renunciar al
nacionalismo, pero igual sucedía en la URSS, donde se cultivaban sin
tregua ni pausa las raíces de la madre patria Rusia aunque ello fuera
profundamente antimarxista.

El nacionalismo, pues, proclamado con fiereza, ha sido una de las señas
de identidad de la Revolución cubana, y muy especialmente desde la
desaparición de la URSS. Sólo que el nacionalismo conduce
inevitablemente al proteccionismo en el terreno económico, aunque en el
político el régimen cubano, mientras protesta airado contra cualquier
acción o crítica sobre o contra la Revolución, invariablemente
calificada como “injerencista”, al mismo tiempo proclama su derecho a
inmiscuirse en los asuntos de cualquier país mientras repite la consigna
de que “el deber de cualquier revolucionario es hacer la revolución”.

Estatismo

Hay un estatismo económico, que es el más difundido, que supone, contra
toda experiencia, que le corresponde al Estado crear y preservar las
riquezas. Ahí se inscriben las expresiones “soberanía alimentaria”,
control de las “empresas estratégicas”, las “nacionalizaciones” (que
son, realmente, estatizaciones), o el fin de la plusvalía, como quería
Marx, por medio de la transferencia al sector público de las actividades
privadas.

La Cuba comunista, como nadie disputa, ha sucumbido a esos
planteamientos estatistas al extremo de haber sido la sociedad más
estatizada del perímetro soviético, especialmente desde que en 1967
decretó la confiscación de casi 60.000 microempresas (todas las que
había) en lo que llamó la Ofensiva revolucionaria. Pero acaso eso, con
ser radicalmente injusto y empobrecedor, no es lo más grave. Al fin y al
cabo, el populista es casi siempre estatista, especialmente si se coloca
a la izquierda del espectro político.

Lo más pernicioso es el razonamiento, fundado en la expresión “razón de
Estado”, acuñada por Maquiavelo, quien le llamara Arte dello Stato
(Discursos sobre la primera década de Tito Livio), que comienza por
admitir que a la patria se le sirve “con ignominia o con gloria”, lo que
lleva a los gobernantes populistas a cometer cualquier crimen o
violación de la ley amparándose sin recato en el patriotismo. La
revolución es un Jordán que limpia cualquier exceso.

Esa coartada, esa “razón de Estado”, les sirve a los gobernantes
populistas para cometer toda clase de crímenes. No dicen, como
Maquiavelo, que lo primordial es proteger al Estado, sino algo muy
parecido porque la idea de revolución se ha confundido, a propósito, con
la de nación, caudillo, y pueblo.

En Cuba todo se justifica con proteger a la Revolución, sinónimo de
Estado. Y ese todo incluye desde encarcelar a decenas de miles de
ciudadanos, como el Comandante Huber Matos, hasta asesinar a Oswaldo
Payá o a decenas de personas que huían a bordo de una vieja embarcación
llamada 13 de marzo, en la que viajaban numerosos niños. Para ellos son
gajes del oficio, peccata minuta que se redimirá en el futuro radiante
que les espera a los cubanos cuando llegue el comunismo.

Clientelismo

Fidel Castro, lector de Mussolini e imitador de su discípulo Perón,
sabía que lo primero que debe hacer un gobernante populista es crearse
una base de apoyo popular asignando privilegios a sabiendas de que a
medio plazo eso significará la ruina del conjunto de la sociedad.

En 1959 comenzó por congelar y reducir arbitrariamente el costo de los
alquileres y de los teléfonos y electricidad en un 50%, al tiempo que
decretaba una reforma agraria que transfería a los campesinos en
usufructo (no en propiedad) una parte sustancial de las tierras.

Esto le ganó, provisionalmente, el aplauso entusiasta de millones de
cubanos (que era lo que perseguía), aunque destruyó súbitamente la
construcción de viviendas y paralizó las inversiones en mantenimiento y
expansión, tanto de la telefonía como de las redes eléctricas y de la
conducción de agua potable, lo que luego sería una catástrofe para la
casi totalidad de la sociedad. (Lo de “casi” es porque la nomenklatura,
acaso el 1% de la población, suele estar a salvo de estas carencias
tercermundistas).

Fue entonces, a partir del primer reclutamiento clientelista, cuando en
cientos de miles de viviendas los cubanos agradecidos comenzaron por
colocar en sus hogares letreros que decían “Fidel, esta es tu casa”, a
los que luego agregaron otro más obsequioso que demostraba que le habían
entregado al caudillo cualquier indicio de juicio crítico: “Si Fidel es
comunista, que me pongan en la lista”.

En todo caso, esa primera fase sería provisional, en la medida en que se
creaba el verdadero sostén de la dictadura: los servicios de
inteligencia, para lo que tuvo abundante ayuda soviética. En 1965 ya la
contrainteligencia controlaba totalmente a la sociedad cubana, dedicada
a desfilar bovinamente en todas las manifestaciones, mientras la
inteligencia se dedicaba a fomentar los focos revolucionarios en medio
planeta.

El clientelismo revolucionario, por supuesto, no se consagró solamente a
los cubanos. Los extranjeros útiles como caja de resonancia (Sartre,
García Márquez, por ejemplo), o por los cargos que desempeñaban (el
chileno Salvador Allende, el mexicano López Portillo, entre cientos de
casos) eran cortejados y ensalzados en una labor de reclutamiento tan
costosa como eficaz a la que le asignaban decenas de millones de dólares
todos los años. A su manera, también eran estómagos o egos agradecidos.

Centralización de poderes

En Cuba no existe el menor vestigio de separación de poderes. Durante
los primeros años de la Revolución el Consejo de Ministro, cuyo factótum
era Fidel, se ocupaba de legislar al tiempo que despedían a los jueces
independientes y nombraban a “compañeros revolucionarios” en esos cargos.

Los comunistas no creen en la separación de poderes. Los cubanos le
llaman a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Parlamento de la
nación, los niños cantores de La Habana. Se trata de un coro afinado y
obsecuente que jamás ha discutido una ley o hecho una proposición crítica.

Son convocados dos veces al año por periodos muy breves para refrendar
las decisiones del Ejecutivo, que hoy son, claro está, las de Raúl, como
hasta su muerte fueron las del Comandante. De acuerdo con la famosa
frase mexicana atribuida al líder sindical oficialista Fidel Velázquez
con relación al PRI: “el que se mueve no sale en la foto”.

El Poder Judicial es, igualmente, una correa de transmisión de la
autoridad central. Si el pleito tiene algún componente ideológico, la
sentencia se estudia y genera en la policía política. Incluso, cuando se
trata de un delito común, pero el autor es un revolucionario o un
desafecto connotado, esa circunstancia se toma en cuenta.

Cuando el comandante Universo Sánchez, un líder histórico de la
Revolución, asesinó a un vecino por un pleito personal, la condena fue
mínima, dados los antecedentes políticos del delincuente. En Cuba todos
son iguales ante la ley … menos los héroes revolucionarios o los
opositores.

Control económico

En Cuba no hay el menor factor económico aislado de las órdenes de la
cúpula dirigente. Como no existe el mercado, el Gobierno decide el
salario y el precio de las cosas y servicios. Y como el Banco Central o
Nacional es un apéndice del Ministerio de Economía, sin la menor
independencia, ahí se fija arbitrariamente el valor de la moneda, el
monto de los intereses o la cantidad de papel moneda que se imprime.

Por otra parte, las empresas extranjeras que operan en el país, siempre
asociadas al Gobierno, tienen que reclutar a sus trabajadores por medio
de una entidad oficial que les cobra en dólares, pero paga los salarios
en pesos, confiscando a los trabajadores hasta el 95% de lo que obtienen.

Asimismo, el país posee dos monedas: el CUC y el peso corriente y
moliente. El peso convertible o CUC, equivalente al dólar americano, es
canjeado a 24 pesos por CUC, lo que quiere decir que los trabajadores
cubanos perciben un salario promedio mensual de 20 dólares, el más bajo
de América Latina, Haití incluido. A esto se agrega un elemento
terrible: el 90% de los bienes o servicios que los cubanos aprecian sólo
se pueden adquirir en CUC.

Doble lenguaje

La utilización del doble lenguaje está en la raíz misma de la
Revolución. Eso quiere decir que la palabra justicia en una sociedad
como la cubana quiere decir el derecho del “pueblo combatiente” a
aplastar como si fuera una alimaña a cualquier compatriota que se atreva
a criticar a la Revolución.

Quiere decir recurrir a los eufemismos más descarados. La “libreta de
racionamiento” pasará a llamarse “libreta de abastecimientos”. Los
campesinos enfrentados al régimen serán denominados “bandidos”. Durante
el prolongado periodo de falta de combustible que detuvo a los pocos
tractores y obligó al Gobierno a volver a la carreta tirada por bueyes
se calificó como “el regreso a las gloriosas tradiciones agrícolas”.

Pero ese doble lenguaje a veces se convierte en mentiras puras y duras,
como las que se vierten en las estadísticas oficiales para tratar de
maquillar el desastre económico introducido por el castrismo.

Fin de cualquier signo de “cordialidad cívica”

El concepto de “cordialidad cívica” es consustancial a la democracia.
Consiste en respetar a quien tiene ideas diferentes a las nuestras. En
Cuba la noción de cordialidad cívica es tabú.

En un régimen como el cubano no existe (ni puede existir) una oposición
respetable. Y no la hay para poder negarle el derecho a utilizar
cualquier tribuna o para evitar cualquier forma de negociación con la
oposición. ¿Cómo tratar con personas tan singularmente malvadas? Ése es
el propósito de desacreditarlas.

Todos los disidentes son vendepatrias y gusanos al servicio del
imperialismo yanqui. Cualquier grupo de personas que desee agruparse
para defender una idea diferente a las que el gobierno preconiza
oficialmente, inmediatamente es vilipendiado y ofendido.

En Cuba, además, la ofensa personal es parte del primer círculo
represivo. La mayor parte de las personas rehuye el enfrentamiento
verbal, y mucho más si éste constituye el preludio a la agresión, como
suele suceder antes de los actos de repudio, verdaderos pogromos
organizados por la policía política contra los opositores.

Colofón

Reitero lo dicho. No puede haber la menor duda. La dictadura cubana
encaja perfectamente en el molde del populismo de izquierda. Basta
repasar esas diez categorías. Lo comunista no quita lo populista.

_________________________________________________________________

Nota de la Redacción: Este texto es parte del libro colectivo El
Estallido del Populismo, que se presentó el pasado martes en la Casa de
América, en Madrid. Los coautores son, entre otros, Álvaro Vargas Llosa,
Yoani Sánchez, Mauricio Rojas, Roberto Ampuero y Cayetana Álvarez de Toledo.

Source: Los diez rasgos populistas de la Revolución cubana –
www.14ymedio.com/opinion/rasgos-populistas-Revolucion-cubana_0_2232976686.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/los-diez-rasgos-populistas-de-la-revolucion-cubana/feed/ 0
Cuba drills for own oil as Venezuelan flow falters http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-drills-for-own-oil-as-venezuelan-flow-falters/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-drills-for-own-oil-as-venezuelan-flow-falters/#respond Fri, 09 Jun 2017 12:46:59 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173722

Cuba drills for own oil as Venezuelan flow falters
Rigoberto DIAZ
AFP 8 June 2017

The “Varadero 1,008” drill in the village of Boca de Camarioca is part
of a plan by Cuba to make up for lost oil imports from Venezuela by
boosting its domestic supply
More
Near the Cuban seaside village of Boca de Camarioca, a giant drill runs
into the ground and out to sea, probing for oil.

Cuba once got most of its oil cheap from its socialist ally Venezuela,
largely paid for by exporting medical staff and supplies — but economic
crisis in Venezuela has stemmed the flow of crude.

That has caused “instability” of supplies on the communist island, says
Roberto Suarez, joint director of the state oil monopoly Cuba Petroleo
(CUPET).

“We are making every effort to explore and identify zones that might
produce oil.”

The island is being forced to look for alternatives at home as analysts
warn that, without Venezuela, there are few available abroad.

– Urgent search –

Cut-price oil from Venezuela helped rescue Cuba from the downturn it
suffered in the 1990s after the collapse of the Soviet Union, its most
powerful patron.

But Venezuela’s oil exports have plunged by 40 percent since 2014,
according to independent analysts.

Cuban authorities have been regularly resorting to energy rationing
since last year.

Cuba consumes 130,000 barrels of oil a day but only produces 50,000
itself, estimates Jorge Pinon, a former oil executive and now an analyst
at the University of Texas at Austin.

Venezuela for years supplied more than 100,000 barrels of crude a day to
Cuba, which refined and exported the excess.

But that industry has declined too. UN statistics body Uncomtrade says
output at the key Cienfuegos refinery plunged from $500 million in 2013
to $15.4 million last year.

A total halt to Venezuelan oil imports would cost Cuba $1.5 billion a
year, Pinon estimates — a further blow to its already grim finances
after it entered recession last year.

– Billions of barrels –

Dressed in orange overalls, engineer Geisel Escalona supervises the work
of the 58-meter (190-foot) drill, rented from the Chinese company Great
Wall.

CUPET hopes to drill a well dubbed “Varadero 1,008” to tap part of a
reserve which it estimates to hold 11 billion barrels of oil.

In the best case scenario for Havana, that would turn Cuba into a
well-funded small power overnight — able to project the Americas’ only
Communist regime years into the future.

But for now, there is no breakthrough.

The company’s on-shore oil platforms have run dry and attempts to drill
in the Gulf of Mexico have been fruitless.

Now, it is using a technique known as “horizontal drilling” in this
village east of Havana, probing for possible off-shore oilfields with a
drill that slants underground from an on-shore location.

“We have reached down to 1,350 meters… and we hope to get down to
8,200 meters,” Escalona said.

CUPET already has nine other wells drilled in the broader Varadero zone.
Between them they account for more than 98 percent of Cuba’s home oil
production, Suarez said.

– Lifeline from Russia? –

Cuba also appears to be reaching out beyond its shores — it received
249,000 barrels of crude from Russian state oil firm Rosneft in May.

That was part of a deal for 1.8 million barrels signed in March with a
Cuban state metal company. Full terms of the deal were not made public.

Pinon interpreted it as “a test for a lifeline while they wait for
Venezuela’s political and economic collapse.”

However he judged that under the current political conditions, it was
unlikely Moscow would return to supporting Cuba to the extent it did
during the Cold War.

Other traditional allies such as Algeria and Iran, he said, also appear
economically unable to do much to help Cuba at the moment.

“I know of no other country that has the financial strength, the level
of oil production and the political alignment with Cuba which could
replace Venezuela without it having an impact on the Cuban economy,”
said Pinon.

“Brazil, Angola, Algeria, China, Russia? I doubt it.”

Source: Cuba drills for own oil as Venezuelan flow falters –
uk.news.yahoo.com/cuba-drills-own-oil-venezuelan-flow-falters-071655325.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-drills-for-own-oil-as-venezuelan-flow-falters/feed/ 0
Country drills for own oil as Venezuelan flow falters http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/country-drills-for-own-oil-as-venezuelan-flow-falters/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/country-drills-for-own-oil-as-venezuelan-flow-falters/#respond Thu, 08 Jun 2017 14:51:06 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173690

Country drills for own oil as Venezuelan flow falters
Cuba once got most of its oil cheap from its socialist ally Venezuela,
largely paid for by exporting medical staff and supplies.
Published: 09:43 , Refreshed: 09:38 Pulse News Agency International By AFP

Near the Cuban seaside village of Boca de Camarioca, a giant drill runs
into the ground and out to sea, probing for oil.
Cuba once got most of its oil cheap from its socialist ally Venezuela,
largely paid for by exporting medical staff and supplies — but economic
crisis in Venezuela has stemmed the flow of crude.
That has caused “instability” of supplies on the communist island, says
Roberto Suarez, joint director of the state oil monopoly Cuba Petroleo
(CUPET).
“We are making every effort to explore and identify zones that might
produce oil.”
The island is being forced to look for alternatives at home as analysts
warn that, without Venezuela, there are few available abroad.
Urgent search
Cut-price oil from Venezuela helped rescue Cuba from the downturn it
suffered in the 1990s after the collapse of the Soviet Union, its most
powerful patron.
But Venezuela’s oil exports have plunged by 40 percent since 2014,
according to independent analysts.
Cuban authorities have been regularly resorting to energy rationing
since last year.
Cuba consumes 130,000 barrels of oil a day but only produces 50,000
itself, estimates Jorge Pinon, a former oil executive and now an analyst
at the University of Texas at Austin.
Venezuela for years supplied more than 100,000 barrels of crude a day to
Cuba, which refined and exported the excess.
But that industry has declined too. UN statistics body Uncomtrade says
output at the key Cienfuegos refinery plunged from $500 million in 2013
to $15.4 million last year.
A total halt to Venezuelan oil imports would cost Cuba $1.5 billion a
year, Pinon estimates — a further blow to its already grim finances
after it entered recession last year.
Billions of barrels
Dressed in orange overalls, engineer Geisel Escalona supervises the work
of the 58-meter (190-foot) drill, rented from the Chinese company Great
Wall.
CUPET hopes to drill a well dubbed “Varadero 1,008” to tap part of a
reserve which it estimates to hold 11 billion barrels of oil.
In the best case scenario for Havana, that would turn Cuba into a
well-funded small power overnight — able to project the Americas’ only
Communist regime years into the future.
But for now, there is no breakthrough.
The company’s on-shore oil platforms have run dry and attempts to drill
in the Gulf of Mexico have been fruitless.
Now, it is using a technique known as “horizontal drilling” in this
village east of Havana, probing for possible off-shore oilfields with a
drill that slants underground from an on-shore location.
“We have reached down to 1,350 meters… and we hope to get down to
8,200 meters,” Escalona said.
CUPET already has nine other wells drilled in the broader Varadero zone.
Between them they account for more than 98 percent of Cuba’s home oil
production, Suarez said.
Lifeline from Russia?
Cuba also appears to be reaching out beyond its shores — it received
249,000 barrels of crude from Russian state oil firm Rosneft in May.
That was part of a deal for 1.8 million barrels signed in March with a
Cuban state metal company. Full terms of the deal were not made public.
Pinon interpreted it as “a test for a lifeline while they wait for
Venezuela’s political and economic collapse.”
However he judged that under the current political conditions, it was
unlikely Moscow would return to supporting Cuba to the extent it did
during the Cold War.
Other traditional allies such as Algeria and Iran, he said, also appear
economically unable to do much to help Cuba at the moment.
“I know of no other country that has the financial strength, the level
of oil production and the political alignment with Cuba which could
replace Venezuela without it having an impact on the Cuban economy,”
said Pinon.
“Brazil, Angola, Algeria, China, Russia? I doubt it.”

Source: Cuba: Country drills for own oil as Venezuelan flow falters –
World – Pulse –
www.pulse.ng/world/cuba-country-drills-for-own-oil-as-venezuelan-flow-falters-id6802843.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/country-drills-for-own-oil-as-venezuelan-flow-falters/feed/ 0
Cuba recibe el petróleo ligero que a Venezuela le falta para el funcionamiento de sus refinerías http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-recibe-el-petroleo-ligero-que-a-venezuela-le-falta-para-el-funcionamiento-de-sus-refinerias/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-recibe-el-petroleo-ligero-que-a-venezuela-le-falta-para-el-funcionamiento-de-sus-refinerias/#respond Wed, 07 Jun 2017 15:56:37 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173671

Cuba recibe el petróleo ligero que a Venezuela le falta para el
funcionamiento de sus refinerías
14YMEDIO, La Habana | Junio 07, 2017

Los líderes sindicales de la petrolera estatal venezolana PDVSA han
denunciado a Reuters el bajo funcionamiento de las refinerías nacionales
por desvíos de combustible. Según la agencia británica, la refinería de
Puerto de la Cruz está funcionando al 16% por la falta de petróleo
ligero, precisamente el crudo que está siendo enviado a Cuba y Curazao.

“El desvío de crudo es una de las causas de la situación de la
refinería, pero también los problemas siguen por falta de
mantenimiento”, dijo José Bodas, líder sindical de Puerto la Cruz. Los
trabajadores, añadió, no pudieron reiniciar en mayo el craqueador
catalítico de Puerto La Cruz debido a la falta de repuestos.

El pasado marzo, y tras un parón de ocho meses, PDVSA reanudó la
exportación del crudo Mesa 30 a Cuba con una cantidad de entre 850.000 y
1,4 millones de barriles al mes.

Mesa 30 es una de las variedades más ligeras de combustible y es
utilizado por la estatal venezolana y sus socios para diluir el crudo
extrapesado de la Faja del Orinoco y alimentar a varias refinerías
locales. Sin embargo, según fuentes e informes internos citados por la
agencia, desde la caída de la producción petrolera se está intentando
buscar una alternativa para suplir a su red doméstica y a sus clientes
extranjeros.

De las tres unidades de destilación de crudo de Puerto La Cruz solo está
trabajando una tras la reanudación de los trabajos de esta planta, según
ha contado un trabajador de la instalación.

Los problemas de las refinerías de Venezuela han sido denunciados por
sus trabajadores en los últimos meses, aunque la falta de gasolina es la
muestra más evidente. La escasez se ha hecho visible en Venezuela y Cuba.

La refinería Isla, en Curazao utilizada por PDVSA como instalación
auxiliar, también arrastra problemas tras el incendio sufrido en una de
sus cuatro destiladoras y está previsto que una de sus unidades de
craqueo térmico se use para destilar crudo, mientras otra destiladora
comenzará a procesar crudo pesado, dijo la refinería en un comunicado.

Isla, que principalmente produce para la exportación a las empresas de
China que son prestamistas de Venezuela, tiene dos cargamentos de crudo
estadounidense vendidos por BP en espera desde hace un mes pasado por
falta de unidades para procesarlo.

PDVSA está considerando refinar el crudo DSW estadounidense en su
refinería de Amuay.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha reducido desde el año pasado los envíos
de crudo a precios preferentes a Cuba en más de un 40%, y de los 100.000
barriles diarios que recibía la Isla en los mejores momentos del
convenio entre ambos países, a día de hoy esa cantidad llega apenas a
los 53.000.

El anunciado envío de 250.000 toneladas de petróleo y diésel a Cuba,
fruto de un acuerdo firmado el pasado marzo entre PDVSA y la petrolera
rusa Rosneft, se produce en un momento en que la disminución del
suministro de crudo por parte de Venezuela ha provocado cortes de
suministro en la Isla, así como el racionamiento de la gasolina premium
o de alto octanaje, cuya distribución solo está permitida a los turistas
y al personal diplomático.

Source: Cuba recibe el petróleo ligero que a Venezuela le falta para el
funcionamiento de sus refinerías –
www.14ymedio.com/economia/Cuba-petroleo-Venezuela-funcionamiento-refinerias_0_2231776807.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/cuba-recibe-el-petroleo-ligero-que-a-venezuela-le-falta-para-el-funcionamiento-de-sus-refinerias/feed/ 0
Prohibido ser rico en Cuba o el sainete de la Asamblea http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/prohibido-ser-rico-en-cuba-o-el-sainete-de-la-asamblea/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/prohibido-ser-rico-en-cuba-o-el-sainete-de-la-asamblea/#respond Wed, 07 Jun 2017 15:10:02 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173647

Prohibido ser rico en Cuba o el sainete de la Asamblea
junio 06, 2017
Iván García, desde La Habana

La Habana – La suerte está echada. Por unanimidad, como siempre, la
sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular
celebrada el 31 de mayo y 1 junio en el Palacio de las Convenciones,
aprobó el plan económico del 2016 al 2021 y un modelo de país para el 2030.

Si no fuera tan serio lo que se decide, pareciera una transmisión de
Saturday Night Live, el late night show estadounidense. Y es que los
debates parlamentarios tenían más pinta de bufo que de racionalidad.

Varias ‘discusiones’ fueron televisadas. Ni Pánfilo, el famoso humorista
que encarna a un anciano obsesionado por la libreta de racionamiento,
genera tantas incoherencias y cantinfladas.

En las distintas comisiones, los supuestos representantes del pueblo
polemizaban, intentando cambiar una palabra en el contexto de un
párrafo, retocando un concepto o proponiendo tonterías para justificar
los dos días de reuniones con desayuno, almuerzo y comida en un recinto
climatizado, con pausas para tomar café y agua mineral.

Cipayos de otra dimensión. Ningún parlamentario le pidió al reaparecido
Marino Murillo, que definiera hasta dónde se permitía la acumulación de
capitales y qué se entendía por riqueza en Cuba.

Algunas referencias públicas ofrecen pistas. Ya el régimen prepara un
paquete de medidas para impedir o restringir la prosperidad de
ciudadanos y pequeños emprendedores.

Lucio, economista, considera que “para frenar la riqueza además de
normas jurídicas, utilizarán disposiciones represivas e impositivas. A
quienes acumulen ciertas cantidades de dinero que el gobierno considere
excesiva, se les aplicará la cuchilla fiscal con rigor y, en el peor de
los casos, el decomiso o sanción penal. No veo otra manera de frenar la
acumulación de capital”.

Existe una incongruencia abismal en el nuevo potaje legislativo.
Mientras la junta militar que gobierna la Isla aprueba y concede estatus
legal a los negocios particulares, con el cepo de las prohibiciones
restringe su desarrollo, para impedir que prosperen y hagan dinero.

El miedo a perder el control social ejercido por el Estado paraliza a
los mandarines criollos.

Les preocupa que cualquier negocio exitoso de medianas proporciones
crezca, mueva sumas de dinero que puedan superar el millón de dólares y
genere encadenamientos productivos que beneficien a la sociedad.

O que el dueño de un restaurante pueda abrir dos o tres sucursales, para
expandirse dentro de la misma ciudad o en otras provincias. Y que el
dinero necesario, mediante préstamos bancarios u otras opciones,
sobrepase el millón.

Por supuesto, si un empresario privado hace bien las cosas ganará
bastante. Incluso cifras de seis ceros en un año. Ésa es la base del
desarrollo en una nación. Mientras respeten la ley y paguen los
impuestos, ¡bienvenidos sean los emprendimientos privados triunfadores!

Pero el gobierno tiene una estrategia definida. Las únicas empresas que
pueden acumular millones de dólares y hacer inversiones compartidas con
firmas extranjeras son las estatales. O mejor dicho, los conglomerados
militares estilo GAESA u otros del mismo corte. Es el Estado jugando al
capitalismo.

En el monocorde y aburrido parlamento cubano, no escuché ninguna voz
pidiendo explicaciones y detalles sobre el destino final de las
ganancias millonarias obtenidas por Gaviota o RAFIN.

Para 2020, Gaviota contará con 50 mil habitaciones, marinas, campos de
golf y tiendas. En los próximos diez años, el emporio militar se
convertirá en el mayor grupo hotelero de América. Se desconoce el
paradero de sus réditos.

RAFIN, que según los entendidos es la combinación de la siglas de Raúl y
Fidel Castro, es una opaca sociedad anónima en un país de economía
planificada, que jamás ha declarado públicamente de dónde proviene su
capital.

Esta misteriosa empresa compró las acciones de una compañía italiana de
telecomunicaciones que en sociedad mixta con el Estado trabajó en la
modernización de ETECSA. Ahora RAFIN es el dueño absoluto de ETECSA.

¿Qué hace con las millonarias ganancias? ¿Por qué a los diputados no les
preocupa que ETECSA no disponga de un fondo social que beneficie a las
escuelas primarias, secundarias y preuniversitarias que no tienen acceso
a internet y cuentan con precarios laboratorios de computación?

Tampoco se quejaron sobre los precios excesivos de ETECSA por sus
servicios de telefonía móvil, wifi e internet, tema que ha estado
presente en charlas online realizadas por medios oficiales, y en las
cuales los lectores han manifestado su malestar. O de los alarmantes
precios de los productos ofertados en las tiendas recaudadoras de
divisas. O más escandalosos aún, los precios de los autos exhibidos en
amplios e iluminados salones de venta.

Ningún parlamentario le exigió a las empresas estatales rebajar los
precios de electrodomésticos, televisores o teléfonos inteligentes en la
tienda que Samsung inauguró en 3ra. y 70, Miramar, al oeste de La
Habana, donde un Edge 7 cuesta el equivalente a 1,300 dólares y un
televisor 4K de 70 pulgadas ronda los 5 mil dólares.

Es de ciencia ficción que un Estado planifique la vida de sus ciudadanos
para el 2030, cuando ni siquiera se sabe cómo llegaremos a fin de año.
El cubano de a pie no le presta atención a los debates parlamentarios ni
a los partidistas.

La gente suele mirar hacia otro lado. Esa apatía, simulación e
indiferencia en los asuntos del país, allana el camino para los desmanes
del régimen.

Los trabajadores asisten a las reuniones sindicales y, sin meditar,
aprueban modelos económicos que no desean y ni siquiera entienden. Y en
sus barrios y circunscripciones, votan mecánicamente por candidatos a
delegados del Poder Popular que nadan resuelven.Cuba se ha convertido en
una nación de zombis domesticados.

Todos se quejan en voz baja en sus casas, con familiares, vecinos o
amigos. En la calle, en sus centros laborales o de estudios, aparentan
fidelidad al gobierno a la hora de aprobar un documento o votar en
elecciones estériles. Tenemos lo que nos merecemos.

Deang Xiao Ping, comunista convencido y padre de las reformas económicas
en China, comprendió que hacer dinero no era una vergüenza ni un delito.
“Da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace
ratones”, dijo en 1960. En la autocracia cubana, el gato que caza
ratones viste de verde olivo.

Source: Prohibido ser rico en Cuba o el sainete de la Asamblea –
www.martinoticias.com/a/prohibido-ser-rico-en-cuba-/146368.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/prohibido-ser-rico-en-cuba-o-el-sainete-de-la-asamblea/feed/ 0
Populismo a la cubana: conquistas, amenazas y liderazgo http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/populismo-a-la-cubana-conquistas-amenazas-y-liderazgo/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/populismo-a-la-cubana-conquistas-amenazas-y-liderazgo/#respond Tue, 06 Jun 2017 14:31:51 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173609

Populismo a la cubana: conquistas, amenazas y liderazgo
YOANI SÁNCHEZ, La Habana | Junio 06, 2017

El líder habla por horas en la tribuna, su dedo índice emplaza a un
enemigo invisible. Una marea humana aplaude cuando la entonación de
alguna frase lo exige y mira embelesada al barbudo orador. Por décadas
esos actos públicos se repitieron en la Plaza de la Revolución de La
Habana y dieron forma al rostro del populismo revolucionario.

Sin embargo, las extensas alocuciones de Fidel Castro constituían solo
la parte más visible de su estilo de gobernar. Eran los momentos del
hipnotismo colectivo, salpicados de promesas y anuncios de un futuro
luminoso que le permitieron establecer un vínculo estrecho con la
población, azuzar los odios de clases y extender su creciente poder.

Castro ha sido el producto más acabado del populismo y del nacionalismo
cubanos. Males que hunden sus raíces en la historia nacional y cuyo
mejor caldo de cultivo fue la etapa republicana (1902-1958). Aquellos
vientos trajeron el huracán en que se convirtió un joven nacido en la
oriental localidad de Birán, que se graduó como abogado y llegó a
ostentar el grado militar de Comandante en Jefe.

El marco político en que se formó Castro estaba lejos de ser un ejemplo
democrático. Muchos de los líderes de esa Cuba convulsa de la primera
mitad del siglo XX no destacaban por presentar plataformas programáticas
a sus electores. La práctica común consistía en intercambiar influencias
para obtener votos, amén de otras desviaciones como robar urnas o
cometer fraude.

El joven jurista se codeó desde muy temprano con figuras que tenían más
de comportamiento gansteril que de ejercicio transparente de la
autoridad. Asumió rápidamente muchos de esos ingredientes de la
demagogia que años después le serían de mucha utilidad a la hora de
someter a toda una nación.

A diferencia del populismo republicano cuyo propósito era la conquista
del favor electoral, el populismo revolucionario tuvo como meta abolir
las estructuras democráticas. A partir de enero de 1959 el entramado
cívico fue sistemáticamente desmantelado y las leyes quedaron relegadas
frente a la desmesurada voluntad de un hombre.

Para alcanzar ese sueño de control, el Máximo Líder persuadió a los
ciudadanos de que podrían disfrutar de un elevado grado de seguridad si
renunciaban a determinadas “libertades burguesas”, entre ellas la
posibilidad de elegir a los gobernantes y contar con la alternancia en
el poder.

El denominado Programa del Moncada esbozado en La Historia me absolverá
es un concentrado de estas promesas al estilo de un Robin Hood tropical.
El panfleto fue presentado como alegato de autodefensa de Fidel Castro
durante el juicio en que se le encausó por el ataque armado a la
principal fortaleza militar de Santiago de Cuba en julio de 1953.

Hasta ese momento, aquel hombre era prácticamente desconocido como
figura política. El arrojo que caracterizó la acción lo envolvió en un
aura de heroico idealismo que lo colocó como líder de la alternativa
revolucionaria frente a la dictadura de Fulgencio Batista.

En el texto, donde describió los problemas que padecía el país, nunca
advirtió que para solucionarlos sería preciso confiscar propiedades. Se
limitó a detallar lo necesario de una reforma agraria que eliminara el
latifundio y repartiera tierras a los campesinos. Eran propuestas que le
ganaron rápidas simpatías entre los más pobres.

Al salir de prisión, Castro estaba convencido de que la única forma de
derrocar la dictadura era por la fuerza. Organizó una expedición y abrió
un frente guerrillero en las montañas de la región oriental de la Isla.
Dos años después, su entrada triunfal a la capital y su carismática
presencia lo convirtieron en el beneficiario de un cheque en blanco de
crédito político avalado por la mayoría de la población.

La primera artimaña populista del nuevo régimen fue presentarse como
democrático y negar cualquier tendencia que pudiera identificarlo con la
doctrina comunista. Al mismo tiempo que se mostraba como propiciador de
la libertad, expropiaba los periódicos, las estaciones de radio y los
canales de televisión.

Asestó un golpe mortal a la sociedad civil al instaurar una red de
“organizaciones de masas” para agrupar a vecinos, mujeres, campesinos,
obreros y estudiantes. Las nuevas entidades tenían en sus estatutos una
cláusula de fidelidad a la Revolución y se comportan –hasta la
actualidad– como poleas de transmisión desde el poder hacia la población.

Las primeras leyes revolucionarias, como la Reforma Agraria, la rebaja
de alquileres, la Reforma Urbana y la confiscación de propiedades
constituyeron un reordenamiento radical de la posesión de las riquezas.
En muy breve tiempo el Estado despojó de sus bienes a las clases altas y
se convirtió en omnipropietario.

Con el enorme caudal atesorado, el nuevo poder hizo millonarias
inversiones de beneficio social que sirvieron para lograr “la
acumulación original del prestigio”.

El sistema socialista proclamado en abril de 1961 pregonó desde sus
inicios el carácter irreversible de las medidas tomadas. Mantener las
conquistas alcanzadas requería de la implantación de un sistema de
terror respaldado por una estructura legal que imposibilitara a los
antiguos propietarios recuperar lo confiscado.

La nueva situación trajo un poderoso aparato de represión interna y un
nutrido ejército para disuadir de cualquier amenaza militar externa. Los
barrotes más importantes de la jaula en la que quedaron atrapados
millones de cubanos se erigieron en esos primeros años.

Al binomio de una conquista irrenunciable y de un líder indiscutible se
le sumó la amenaza de un enemigo externo para completar la santísima
trinidad del populismo revolucionario.

Las conquistas

Las principales conquistas en aquellos años iniciales se enfocaron en la
educación, la salud y la seguridad social. El centralismo económico
permitió a la nueva elite gobernante establecer amplias gratuidades y
repartir subsidios o privilegios a cambio de fidelidad ideológica.

Como todo populismo que llega al poder, el Gobierno necesitaba además
moldear conciencias, imponer su propia versión de la historia y sacar de
los laboratorios docentes un individuo que aplaudiera mucho y
cuestionara poco.

En 1960 la Isla era uno de los países con más baja proporción de
analfabetos en América Latina, no obstante el Gobierno convocó a miles
de jóvenes hacia zonas intrincadas para enseñar a leer y escribir. La
participación en esa iniciativa fue considerada un mérito revolucionario
y se vistió con tintes heroicos.

El texto de la cartilla para enseñar las primeras letras era
abiertamente propagandístico y los alfabetizadores se comportaban como
unos comisarios políticos que al leer la frase “El sol sale por el Este”
debían agregar como explicación “y del Este viene la ayuda que nos
brindan los países socialistas”.

Al concluir el proceso se inició un plan masivo de becas bajo métodos
castrenses, que consistían en alejar a los estudiantes de la influencia
de la familia. Comenzó también la formación masiva de maestros, se
construyeron miles de escuelas en zonas rurales y los centros docentes
bajo gestión privada pasaron al inventario del Ministerio de Educación.

De aquel reordenamiento debía salir el “hombre nuevo”, sin “rezagos
pequeñoburgueses”. Un individuo que no había conocido la explotación de
un patrón, no había pagado por sexo en un burdel ni había ejercido la
libertad.

El hecho de que no quedara en la Isla un solo niño sin ir a la escuela
se convirtió en un paradigma deslumbrante que no dejaba ver las sombras.
Hasta el día de hoy el mito de la educación cubana es esgrimido por los
defensores del sistema para justificar todos los excesos represivos del
último medio siglo.

El monopolio estatal convirtió el sistema de educación en una
herramienta de adoctrinamiento político y la familia fue relegada a un
papel de mera cuidadora de los hijos. La profesión de maestro se
banalizó en grados extremos y los costos para mantener este gigantesco
aparato se volvieron insostenibles.

Muchas de las conquistas que se pusieron en práctica eran inviables en
el contexto de la economía nacional. Pero los agradecidos beneficiarios
no tenían la oportunidad de conocer el elevado costo que estas campañas
significaban para la nación. El país se sumió en una inexorable
descapitalización y en el deterioro de su infraestructura.

Los medios informativos en manos del Partido Comunista ayudaron por
décadas a tapar tales excesos. Pero con la desintegración de la Unión
Soviética y el fin de los cuantiosos subsidios que el Kremlin enviaba a
la Isla, los cubanos se dieron de bruces con su propia realidad. Muchas
de aquellas supuestas ventajas se esfumaron o entraron en crisis.

El máximo líder

Uno de los rasgos distintivos del populismo es la presencia de un líder
a quien se le tributa una total confianza. Fidel Castro logró convertir
esa fe ciega en obediencia y culto a la personalidad.

La homologación del líder con la Revolución y de ésta con la Patria
extendió la idea de que un opositor al Comandante en Jefe era un
“anticubano”. Sus aduladores lo catalogaban de genio pero en sus
prolongados discursos resulta difícil encontrar un núcleo teórico del
que pueda extraerse un aporte conceptual.

En la oratoria del Máximo Líder jugaba un papel preponderante su
carácter histriónico, la cadencia de su voz y la forma de gesticular.
Fidel Castro se convirtió en el primer político mediático de la historia
nacional.

El voluntarismo fue quizás el rasgo esencial de su personalidad y la
marca de su prolongado mandato. Lograr los objetivos al precio que fuera
necesario, no rendirse ante ninguna adversidad y considerar cada derrota
como un aprendizaje que conduciría a la victoria le valieron para
conquistar una legión de fidelistas. Su empecinamiento tuvo todos los
visos de un espíritu deportivo incapaz de reconocer las derrotas.

Los plazos para obtener el futuro luminoso prometido por la Revolución
se podían postergar una y otra vez gracias al crédito político de
Castro, en apariencia inagotable. La exigencia al pueblo de ajustarse
los cinturones para alcanza el bienestar se convirtió en una cíclica
estratagema política para comprar tiempo.

Hubo promesas un tanto abstractas al estilo de que habría pan con
libertad y otras más precisas, como que el país produciría tanta leche
que ni siquiera triplicándose la población podría consumirla toda. En la
Isla se fundaría el zoológico más grande del mundo o se podrían
construir el socialismo y el comunismo al mismo tiempo.

En diciembre de 1986, cuando ya habían pasado 28 años de intentos
fallidos, Fidel Castro tuvo la audacia —o el desparpajo— de proclamar
ante la Asamblea Nacional el más demagógico de todos sus lemas: “¡Ahora
sí vamos a construir el socialismo!”

El enemigo

Los regímenes populistas suelen necesitar de cierto grado de crispación,
de permanente beligerancia, para mantener encendida la llama emocional.
Para eso nada mejor que la existencia de un enemigo externo. Aún mejor
si es poderoso y hace alianzas con los adversarios políticos del patio.

Desde que estaba en la Sierra Maestra comandando su ejército
guerrillero, Fidel Castro determinó quién sería ese enemigo. En una
carta fechada en junio de 1958 escribió: “Cuando esta guerra se acabe,
empezará para mí una guerra mucho más larga y grande; la guerra que voy
a echar contra ellos [los americanos]. Me doy cuenta que ese va a ser mi
destino verdadero.”

Entre el mes de abril y finales de octubre de 1960 se produjo una
escalada de enfrentamientos entre Washington y La Habana. La
expropiación de grandes extensiones de tierra en manos de compañías
estadounidenses, la suspensión de la cuota azucarera de la que gozaba la
Isla, la nacionalización de las empresas norteamericanas radicadas en
Cuba y el inicio del embargo a las mercancías procedentes del Norte, son
algunos de los más importantes.

En ese mismo lapso de tiempo el viceprimer ministro soviético Anastas
Mikoyan visitó La Habana, se restablecieron las relaciones diplomáticas
con la URSS y Fidel Castro se entrevistó en Nueva York con Nikita
Jruschov, quien llegó a decir en una entrevista: “Yo no sé si Castro es
comunista, pero sí que yo soy fidelista”.

A los ojos del pueblo la estatura de Fidel Castro se elevaba y comenzaba
a tener ribetes de líder mundial. La exacerbación del nacionalismo, otra
característica de los populistas, llegó a su máxima expresión cuando
Cuba empezó a ser mostrada como el pequeño David enfrentado al gigante
Goliat.

La arrogancia revolucionaria, impulsada por la convicción de que el
sistema aplicado en Cuba debía extenderse a todo el continente, hizo
creer a muchos que fomentar la Revolución más allá de las fronteras era
no solamente un deber, sino un derecho amparado por una verdad científica.

La raíz populista de este pensamiento “liberador de pueblos” llevó a
decenas de miles de soldados cubanos a combatir en Argelia, Siria,
Etiopía y Angola como parte de los intereses geopolíticos que tenía en
África la Unión Soviética, aunque envuelto en el ropaje del
desinteresado internacionalismo revolucionario con otros pueblos con los
que supuestamente se tenía una deuda histórica.

El enemigo no era ya solamente “el imperialismo norteamericano” sino que
se sumaban los racistas sudafricanos, los colonialistas europeos y
cuanto elemento apareciera en el tablero internacional que pudiera
convertirse en una amenaza a la Revolución.

Convencidos, como el jesuita Ignacio de Loyola, de que “en una plaza
sitiada la disidencia es traición”, cada acto de oposición interna se ha
identificado con una acción para contribuir con ese enemigo y para la
propaganda oficial todo disidente se merece ser calificado de “mercenario”.

Sin embargo, el comienzo del deshielo diplomático entre Cuba y Estados
Unidos a finales de 2014 ha hecho tambalearse la tesis de un permanente
peligro de invasión. La muerte de Fidel Castro, la declinación de las
fuerzas de izquierda en América Latina y la anunciada retirada del poder
de Raúl Castro para febrero de 2018 hacen languidecer lo que queda del
populismo revolucionario.

Por otro lado, los más jóvenes tienen una percepción menos agradecida y
más crítica sobre aquellas conquistas en el terreno de la educación y la
salud que en su día fueron presentadas como una dádiva generosa del sistema.

La reaparición de notables diferencias sociales surgidas a partir de la
impostergable aceptación de las reglas del mercado y del crecimiento del
“sector no estatal” de la economía —las autoridades se resisten a
llamarlo “sector privado— han vuelto irrepetibles los lemas del
igualitarismo ramplón propugnado por el discurso ideológico que
justificaba el anquilosado sistema de racionamiento de productos
alimenticios.

Restaurantes de alta cocina y hoteles de cuatro o cinco estrellas,
otrora de uso exclusivo para turistas, están hoy al alcance de una nueva
clase. Ni siquiera se ha vuelto a hablar de la eliminación de la
explotación del hombre por el hombre, bandera esencial del socialismo
marxista-leninista.

La convicción extensamente compartida de que el país no tiene solución
es uno de los resortes que más ha impulsado la emigración en los últimos
años. Pero esa falta de ilusión por el futuro, combinada con una férrea
represión, también limita la labor de la oposición.

El sistema que una vez vivió del entusiasmo se sostiene ahora en virtud
del desgano. La llamada generación histórica no llega a una docena de
octogenarios en vías de jubilación y a los nuevos retoños se les nota
más inclinación al empresariado que a las tribunas. Los nietos de
aquellos populistas tienen hoy más talento para el mercadeo que para las
consignas.

_____________________________________________________________________

Nota de la Redacción: Este texto es parte del libro colectivo El
Estallido del Populismo, que se presenta este martes en la Casa de
América, en Madrid. Los coautores son, entre otros, Álvaro Vargas Llosa,
Carlos Alberto Montaner, Mauricio Rojas, Roberto Ampuero y Cayetana
Álvarez de Toledo.

Source: Populismo a la cubana: conquistas, amenazas y liderazgo –
www.14ymedio.com/opinion/Populismo-cubana-conquistas-amenazas-liderazgo_0_2230576925.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/populismo-a-la-cubana-conquistas-amenazas-y-liderazgo/feed/ 0
Opciones de EEUU ante Cuba y Venezuela http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/opciones-de-eeuu-ante-cuba-y-venezuela/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/opciones-de-eeuu-ante-cuba-y-venezuela/#respond Sun, 04 Jun 2017 12:16:15 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173509

Opciones de EEUU ante Cuba y Venezuela
Una organización estadounidense especializada en servicios de
inteligencia analiza las opciones que evalúa del Gobierno de Donald Trump
Agencias, Madrid | 03/06/2017 3:25 pm

Un informe de la empresa estadounidense StratFor, especializada en
servicios de inteligencia, señala que a medida que el presidente de los
Estados Unidos, Donald Trump, moldea sus políticas sobre América Latina,
dos países son los que resultan más preocupantes: Cuba y Venezuela,
según Infobae.
Desde 2014, Washington ha tratado de arreglar los lazos con La Habana.
Trump ahora tendrá que decidir si continuar, enmendar o revertir las
políticas implementadas por su predecesor, Barack Obama. Mientras tanto,
el empeoramiento de la situación —con disturbios y luchas políticas— en
Venezuela será cada vez más difícil de ignorar para la Casa Blanca.
Los destinos de Cuba y Venezuela pueden no estar tan separados como
parecen a primera vista. Si los Estados Unidos toman medidas para
enfriar sus lazos con Cuba, el gobierno en Venezuela podría ser capaz de
aferrarse al poder por más tiempo.
El informe afirma que los problemas en Cuba y Venezuela no están de
ninguna manera al tope de la agenda de la nueva Administración
estadounidense. Durante mucho tiempo han tenido una atención menor que,
por ejemplo, la guerra civil en Siria, el programa nuclear de Corea del
Norte o la invasión rusa en Ucrania. Sin embargo, hay un número de
funcionarios estadounidenses que tienen una participación en las
relaciones diplomáticas de Washington con los dos Estados latinoamericanos.
Entre ellos, hay legisladores que argumentan que La Habana ha recibido
demasiadas concesiones de Washington al mismo tiempo que ha hecho muy
pocas, en particular con respecto a los derechos humanos. Sin embargo,
también hay un creciente grupo de legisladores que aboga por un comercio
más libre con Cuba. Pero sus voces pueden no ser lo suficientemente
fuertes como para influir en la decisión de Trump.
Después de todo, es probable que Cuba no sea un tema suficientemente
crucial para el Congreso de Estados Unidos para que los legisladores
intenten presionar al Presidente para que apoye el proyecto de ley del
Senado. Aunque los republicanos a cargo de las ramas legislativa y
ejecutiva han tenido diversos grados de éxito en revertir las
iniciativas de Obama en varias otras áreas, los lazos de Washington con
La Habana son un tema doméstico mucho menos sensible que asuntos como el
cuidado de la salud.
El retroceso en el alcance de la Casa Blanca hacia Cuba, entonces, es
algo que el Presidente puede seguir rápidamente con pocas consecuencias
políticas en su país. Aunque el apoyo popular a mejores vínculos con
Cuba es más alto de lo que ha sido en décadas, varios legisladores
estadounidenses influyentes —incluyendo el republicano Marco Rubio y el
demócrata Robert Menendez— se opusieron a la decisión de Obama de
comenzar las relaciones con La Habana en 2014.
A pesar del apoyo sustancial de ambos lados para el mayor comercio con
Cuba, pocas compañías o individuos de EEUU incurrirían en pérdidas si
las regulaciones del comercio fueran apretadas una vez más. Así que
mientras muchos políticos y empresas estadounidenses quisieran tener
mayor acceso al mercado cubano, no es necesario. Cuba sigue siendo una
nación relativamente pobre de unos 12 millones de personas con pocos
vínculos comerciales con Estados Unidos.
Trump podría, por lo tanto, rescindir parte de las órdenes ejecutivas de
Obama, liberando las regulaciones comerciales y de viaje a Cuba sin
mucho riesgo de contragolpe en casa.
En Venezuela, el camino de la Casa Blanca es mucho menos claro. Las
crisis sociales y económicas del país tienen una prioridad demasiado
baja como para justificar la intervención directa de Estados Unidos.
Washington está ciertamente preocupado por el papel de Venezuela como
centro regional de narcotráfico, su movimiento hacia un Estado de
partido único y el aumento de la inmigración de venezolanos a los países
vecinos a medida que se profundiza la crisis económica del país.
Sin embargo, cualquier medida para el Estado venezolano sólo empeorará
las duras dificultades económicas del país. Y debido a que los problemas
de Venezuela no representan una amenaza significativa para los Estados
Unidos, la mayoría de las Administraciones anteriores en Washington se
han contentado con dejar al gobierno bolivariano en su lugar.
Este enfoque ha convenido a los líderes cubanos. Para La Habana, la
supervivencia de un gobierno amistoso en Caracas es una cuestión de
seguridad nacional: Venezuela proporciona a la pequeña nación isleña
alrededor de 55.000 de los menos de 170.000 barriles de crudo y
combustibles que consume por día, con un fuerte descuento. Este acuerdo
ha aislado en gran medida al Gobierno cubano con escasez de dinero de
los picos en los precios del crudo.
De alguna manera, sin embargo, también ha actuado como una camisa de
fuerza, cerrando firmemente el destino del gobierno cubano en Venezuela.
(No es de extrañar que, en medio de la creciente inestabilidad en
Venezuela, La Habana se ha movido rápidamente para apuntalar su defensa
del gobierno venezolano). Incluso sin la amenaza del colapso del
gobierno en Venezuela, los líderes cubanos estarían preocupados por la
disminución de la producción de la empresa estatal de energía Petróleos
de Venezuela (PDVSA).
Es probable que La Habana carezca de los fondos para reemplazar
inmediatamente el petróleo venezolano barato con importaciones a precio
completo de los productores de otros lugares, dejándolo con pocas
opciones excepto el racionamiento de combustible en el caso de que los
suministros de energía venezolanos disminuyan.
El presidente cubano, Raúl Castro, mantendrá así su apoyo a su homólogo
venezolano, Nicolás Maduro, en los próximos meses. La única alternativa
sería poner en peligro su propio asiento en el poder. Según una fuente
de StratFor, La Habana ha enviado fuerzas paramilitares cubanas a
Venezuela a través de los puertos de La Guaira, Guanta y Puerto Cabello,
además del personal de inteligencia que ya se había estacionado en el
país. Caracas pretende incorporar estas fuerzas dentro de las unidades
de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) encargadas de erradicar las
persistentes protestas del país.
Es esta relación entre Cuba y Venezuela la que la Casa Blanca tendrá que
tener en cuenta a medida que fije sus políticas hacia cada país,
especialmente este último, más problemático.
Las manifestaciones en Venezuela, que ya tienen más de dos meses de
duración, reflejan la profunda insatisfacción de la gente con la
Administración de Maduro. También es poco probable que se disipe en el
corto plazo, a pesar de la fuerte vigilancia y el aumento de las
detenciones, lo que pone en duda la capacidad del partido gobernante
para ganar las elecciones que vengan en el futuro. Mientras tanto, con
la Procuraduría General de Venezuela cada vez más en desacuerdo con el
círculo íntimo de Maduro, las luchas internas entre la élite política
del país probablemente se intensificarán.
Estos problemas no impedirán que Cuba continúe apoyando al gobierno de
Maduro (o cualquier gobierno sucesor similar que surja). A corto plazo,
las importaciones de energía confiables y de bajo costo son demasiado
importantes como para arriesgarse a perder ante un cambio en el
gobierno. Y si Estados Unidos rescinde sus concesiones a Cuba, La Habana
tendrá pocas razones para no incrementar su apoyo a la Administración
venezolana a la que Washington se opone.
De hacerlo, la vida de la Administración de Maduro o de un sucesor
aliado podría alargarse, garantizando la seguridad de La Habana en sus
importaciones de combustible para el futuro cercano.
Sin embargo, también resultaría en una mayor represión y violencia
contra los partidos de oposición venezolanos, poniendo a Estados Unidos
en la incómoda posición de tener que elegir entre imponer sanciones más
severas a Venezuela o permitir que un gobierno más autoritario
permanezca en el poder sin oposición en Caracas.
Sin duda, estas preocupaciones entrarán en las discusiones de la Casa
Blanca. Pero probablemente no determinará la decisión final de la
Administración sobre sus estrategias cubanas y venezolanas. Con muchos
otros temas más apremiantes a los que atender, Trump podría elegir
fácilmente dejar estas preguntas de lado por el momento.

Source: Opciones de EEUU ante Cuba y Venezuela – Noticias – Cuba – Cuba
Encuentro –
www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/opciones-de-eeuu-ante-cuba-y-venezuela-329513

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/opciones-de-eeuu-ante-cuba-y-venezuela/feed/ 0
Adiós bufetes y batas blancas: bajos salarios socavan profesiones en Cuba http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/adios-bufetes-y-batas-blancas-bajos-salarios-socavan-profesiones-en-cuba/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/adios-bufetes-y-batas-blancas-bajos-salarios-socavan-profesiones-en-cuba/#respond Thu, 01 Jun 2017 16:20:52 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173339

Adiós bufetes y batas blancas: bajos salarios socavan profesiones en Cuba
RIGOBERTO DIAZ
AFP

LA HABANA
El enfermero se hizo bicitaxista, y la futura abogada es un hada inmóvil
que atrae turistas. Ambos podrían trabajar en lo suyo, pero los salarios
– relativamente los más bajos de la región – pulverizan el prestigio
profesional en Cuba.

Es una angustia para miles y un reto para la transición histórica.
Después de la muerte de Fidel Castro en noviembre, su hermano Raúl
dejará la presidencia en febrero de 2018, tras liderar por 10 años una
lenta y cauta apertura dentro del modelo centralizado soviético.

Por primera vez, en más de medio siglo, un Castro no estará al frente
del poder.

Gracias a la Revolución, José Antonio Torres se graduó como enfermero
intensivista y Beatriz Estévez está a punto de terminar la universidad.
En otros países la educación superior cuesta, y mucho.

Hasta la década pasada, por cada 100,000 habitantes, 3,328 accedían a
ella en América Latina. En Cuba la tasa fue cinco veces mayor, según un
estudio de la Unesco de 2015.

Aun con el embargo estadounidense, el sistema socialista garantiza
acceso universal y gratuito a educación y salud. El Estado emplea al 70%
de los cinco millones trabajadores, incluidos todos los médicos y
abogados. En 2015 la desocupación fue de 2.4%.

Hasta aquí el lado noble de la historia.

De 38 años, mulato y delgado, Torres ganaba veinte dólares al mes. Colgó
la bata blanca y ahora pedalea fuerte en La Habana por sus cuatro hijos.

De su lado, Estévez, una soltera de 26 años, pasa una hora frente al
espejo maquillándose como hada y cuatro, inmóvil, recibiendo propinas
bajo la sombra habanera.

“En un día puedo ganar lo mismo que un enfermero en un mes, y un poquito
más”, justifica el enfermero. Estévez remata: “En un bufete no voy a
ganar ni la mitad de lo que gano ahora mismo haciendo de estatua viviente”.

El hada de la calle Mercaderes se lleva 20 dólares en una sola jornada.
El sueldo promedio mensual ronda los 29. Un ingeniero industrial recibe,
por ejemplo, 32 dólares al mes trabajando ocho horas diarias.

Muchos profesionales migran. Y los que se quedan, incluidos actores de
televisión, se suman al floreciente sector turístico ya sea como
meseros, taxistas o alquilando cuartos.

Medio millón de cubanos trabajan por su cuenta y su salario mensual
cuadruplica el estatal.

Mientras se maquilla, Estévez habla sin enfado: “No tengo pena decir que
estudié Derecho y no lo quiero ejercer porque (…) todo el mundo sabe por
qué pasan estas cosas”.

Torres debió renunciar a uno de los mejores hospitales del país. “No fue
una decisión fácil (…), pero tenía que buscar una alternativa para
seguir manteniendo a mi familia”.

“No me imagino un trabajador latinoamericano viviendo con 25 dólares
mensuales”, reconoce el economista cubano Pavel Vidal, de la Universidad
Javeriana de Cali.

Aunque hay una red de seguridad social que “da cierta protección” –
señala el experto – la dualidad monetaria y su consecuente inflación;
las reformas a medio cumplir y una inversión extranjera a cuentagotas
exprimen el bolsillo.

En la isla circulan dos monedas locales, se puede ganar en una y gastar
en otra. El CUC, la moneda fuerte, está casi a la par con el dólar.

El salario no alcanza, aun cuando cada cubano recibe algunos alimentos
subsidiados por la libreta de abastecimiento.

El economista Pedro Monreal, autor de varios estudios sobre el tema,
estima que el salario mensual medio debería aumentar cuatro veces (hasta
los 116 dólares equivalentes) para cubrir la canasta básica.

En abril de 2016, Raúl Castro admitió que los salarios y pensiones “son
insuficientes para satisfacer necesidades básicas”.

Entre 2010 y 2015 el salario de médicos, deportistas y empleados de
ciertas empresas creció un 43%. Los demás no recibieron el mismo ajuste.

En los últimos ocho años la economía ha crecido en promedio 2.3% del
PIB, y los salarios solo han recuperado el 30% del valor adquisitivo que
tenían en 1989, cuando inició la crisis por el desplome soviético,
recuerda Vidal a la AFP.

Torres lo ilustra: “En un par de zapatos se te va el salario completo”.

El gobierno quiere mejorar la productividad para aumentar sueldos.
Mauricio de Miranda, economista cubano de la Universidad Javeriana,
cuestiona la ecuación.

“El tema no es sentarse a esperar a que aumente la producción para que
aumenten los salarios, porque entre otras cosas la producción no aumenta
por las restricciones que el propio gobierno pone”, señala a la AFP.

Entretanto, las matrículas universitarias descienden. En 2009-2010 se
inscribieron 606,863 estudiantes, en el de 2014-2015 fueron 173,298,
según la Oficina Nacional de Estadística.

Source: Adiós bufetes y batas blancas: bajos salarios socavan
profesiones en Cuba | El Nuevo Herald –
www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article153253409.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/adios-bufetes-y-batas-blancas-bajos-salarios-socavan-profesiones-en-cuba/feed/ 0
Prohibida la propiedad y la riqueza en Cuba: marcha atrás sin freno http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/prohibida-la-propiedad-y-la-riqueza-en-cuba-marcha-atras-sin-freno/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/prohibida-la-propiedad-y-la-riqueza-en-cuba-marcha-atras-sin-freno/#respond Thu, 01 Jun 2017 14:35:12 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173320

Prohibida la propiedad y la riqueza en Cuba: marcha atrás sin freno
[01-06-2017 12:44:19]
Elías Amor
Economista

(www.miscelaneasdecuba.net).- Uno de los temas planteados en las
comisiones de asuntos económicos, constitucionales y jurídicos y
atención a los servicios de la Asamblea Nacional ha sido la regulación
de la propiedad y la riqueza en Cuba. Marino Murillo, que había estado
fuera de juego en los últimos meses, ha surgido de las cenizas, cuál ave
fénix, para tratar de reivindicar, como señala Granma, “las
modificaciones realizadas a los documentos del Partido por parte de los
diputados a la ANPP y los miembros del Comité Central del Partido en las
reuniones del mes de abril, así como aquellas propuestas que no fueron
aprobadas”.
Modificaciones que en lo relativo a la propiedad y la riqueza en Cuba se
inclinan hacia el ala ideológica más reaccionaria del régimen comunista.
O expresado, tal y como lo ha dicho el diputado por el municipio Manatí,
Pastor Batista “en las formas de gestión no estatales no se permitirá la
concentración de la propiedad y la riqueza material y financiera…”.

No se permitirá. Otra prohibición más del régimen castrista a la que se
debe estar atento. Básicamente por lo que supone de distancia de la
economía cubana del resto del mundo en esa obsesión dinástica con “la
concentración de la propiedad y la riqueza material y financiera” que ha
tenido efectos tan negativos sobre el país.

A los diputados cubanos les preocupa “qué estamos haciendo para evitar
que se concentre la riqueza, un fenómeno que constituye hoy una realidad
en un pequeño sector de la población”, sobre todo, en lo que llaman
“formas no estatales”, que no son otra cosa que pequeñas empresas y
proyectos emprendedores que están en el origen de la generación de
riquezas que se quieren cercar y prohibir desde el Estado totalitario.
En cuando a “pequeño sector de la población” su número limitado obedece
al “racionamiento” en la concesión de licencias para el ejercicio del
trabajo por cuenta propia, que es otra forma de controlar el sector en
su conjunto.

La libertad económica es objeto, una vez más, de obstáculos para su
pleno desarrollo en Cuba. Por si alguien no lo había entendido, ni los
acuerdos con Obama, ni la apertura a la inversión extranjera, ni las
generosas condonaciones de deudas por parte del Club de París, o los
acuerdos de cooperación con instituciones internacionales, como la Unión
Europea, han servido para que el régimen comunista deje atrás su penosa
herencia de ineficacia y pésima gestión que ha llevado a los salarios
medios de los cubanos a los niveles más bajos del mundo. Sino, todo lo
contrario, al reafirmar la guerra obsesiva contra la propiedad y la
riqueza de los cubanos.

Los herederos de las confiscaciones y expropiaciones sin compensación
que comenzaron en 1959 y finalizaron en 1967 con la llamada “ofensiva
revolucionaria” no quieren reconocer los errores cometidos por sus
antepasados, y se cierran en banda a cualquier reforma institucional de
la economía que suponga trasladar a los cubanos la capacidad de elección
y el derecho a decidir en cuestiones económicas. Limitando la propiedad
privada y la riqueza, el régimen comunista mantiene el control económico
sobre la población que tantos réditos ha dado a la demagogia y
propaganda castrista, convirtiendo a la isla en uno de los últimos
reductos de la trasnochada guerra fría.

Es lamentable que ahora, que tienen todo a su favor para que los cubanos
puedan volver a disfrutar de la prosperidad económica que les arrebató
Fidel Castro, se mantengan firmes en sus posiciones y se nieguen a
cualquier cambio. Y además, lo hacen desde un profundo desconocimiento
de las reglas de funcionamiento de la economía de mercado, la misma a la
que no quieren abrir espacios en Cuba. Y si no, qué nos explique
Murillo qué relación puede existir entre un modelo multisectorial en la
economía, y la posibilidad de contratar fuerza de trabajo, con la
generación de excedente económico. Evidentemente, ninguna. Cuidado,
mucho cuidado con lo que se dice porque eso afecta la credibilidad
internacional de la economía mucho más que un presunto embargo o
bloqueo, o un impago de deudas.

Además, algunas de las ideas que han salido a la palestra son
abrumadoras y ponen de manifiesto, una vez más, las lógicas precauciones
que los inversores internacionales deben mantener con la economía
castrista. Por supuesto que allí donde hay propiedad privada tiene que
existir un determinado nivel de concentración. De hecho, la propiedad
tiene como finalidad el crecimiento. Que Murillo se lo pregunte a los
inversores canadienses, holandeses o españoles. O si quiere a los
brasileños del Mariel. Todos le van a decir lo mismo. Invierten en Cuba
para ganar ingresos, acumular más riqueza y pagar beneficios a los
accionistas. No son organizaciones de beneficencia. No sólo aspiran a
más ingresos para generar más riqueza, sino también empleo, progreso,
bienestar. Murillo dice que hay que “precisar qué entendemos por
concentración de la riqueza”.Que les pregunte. Los tiene cerca.

Sin duda, una cuestión de primer curso de economía que cualquier
estudiante le podría responder pero que estos inversores extranjeros lo
harán encantados. La concentración de la riqueza es fundamental para el
despegue de las naciones, para la innovación tecnológica, para el
desarrollo sostenible y la acumulación. La riqueza permite a las
sociedades crecer de generación en generación, superar los lastres del
subdesarrollo y modernizarse. Sin concentración de la riqueza, las
naciones se convierten en ejércitos de pobres sometidos al control del
estado, sin capacidad de consumo e inversión, ni libertad para elegir.
La ausencia de concentración está directamente relacionada con la
pobreza y el totalitarismo económico.

La riqueza no cae del cielo. Se genera con la corriente de ingresos
proveniente del trabajo, el esfuerzo, la capacidad de asunción de
riesgos, el talento y la cualificación, la capacidad para emprender y la
existencia de un sistema jurídico y normativo que facilite el proceso de
creación de la riqueza y no lo obstaculice. Valores que existieron en
Cuba antes de 1959. La riqueza se genera con ingresos procedentes del
uso adecuado de aquellos factores productivos. Después se acumula con el
ahorro y la restricción del consumo a corto plazo para disponer de
ingresos para el futuro. Murillo puede pensar en la política tributaria
que considere más adecuada para la redistribución de los ingresos. Pero
esa política de redistribución de los ingresos no debe suponer una
agresión a la propiedad y la riqueza construida, porque entonces, la
economía entra en crisis.

La regulación que se plantea el Estado castrista para frenar la
concentración de las riquezas es una vuelta atrás, un regreso al pasado,
a un modelo que no ha funcionado, pero que se resiste a desaparecer. Ni
la empresa estatal socialista, ni la inversión extranjera, ni tampoco
las cooperativas controladas por el régimen van a servir para que la
economía cubana salga del atolladero. Hay que devolver la riqueza y la
propiedad a los cubanos. A todos. Y permitir que esa riqueza se acumule
y crezca, con instituciones jurídicas estables y creíbles. Por supuesto
que pueden aparecer desigualdades, y para ello diseñar sistemas
tributarios modernas y eficientes que no frenen el proceso de
crecimiento de las bases imponibles. Hay mucho que aprender y más que
hacer. No pierdan esta oportunidad histórica.

Source: Prohibida la propiedad y la riqueza en Cuba: marcha atrás sin
freno – Misceláneas de Cuba –
www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/592ff0033a682e0b0c861267#.WTAlUWh976Q

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/prohibida-la-propiedad-y-la-riqueza-en-cuba-marcha-atras-sin-freno/feed/ 0
El trapicheo comunista y el buen vestir http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-trapicheo-comunista-y-el-buen-vestir/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-trapicheo-comunista-y-el-buen-vestir/#respond Thu, 01 Jun 2017 12:39:51 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173298

El trapicheo comunista y el buen vestir
En los 80, los rusos, y ahora los venezolanos: el trapicheo de ropa y comida sigue siendo inherente a este tipo de regímenes
Viernes, mayo 26, 2017 | Gladys Linares

LA HABANA, Cuba.- A menudo los medios critican la forma de vestir de los jóvenes cubanos. Estos se apropian de distintas modas foráneas, como la del pantalón caído para mostrar los calzoncillos, sobre todo si son de marca, o la de usar camiseta, short y chancletas no solo por las calles, también en lugares inadecuados imitando a la mayoría de los turistas que visitan el país y a quienes se les acepta esta falta sin chistar. Mientras, a los cubanos los censuran por ser chabacanos, poco elegantes y por carecer de una identidad propia en el vestir.

Pero jamás se hace alusión a que el gobierno castrista destruyó la industria textil, una de las más importantes del país, que suministraba al mercado nacional tejidos apropiados de algodón y otros similares que hoy los artesanos deben comprar en el extranjero, lo cual encarece en exceso sus confecciones.

Actualmente los diseñadores están agrupados en la Asociación de Artesanos y Artistas de Cuba (ACAA) y presentan sus creaciones en diversos escenarios. En uno de ellos, la primera Convención de Comercio Cuba 2017, celebrada del 15 al 19 de mayo con la participación de expertos de más de diez países, diseñadores y modistos cubanos expusieron con el propósito de estrechar los vínculos entre potenciales inversionistas, distribuidores y clientes.

Este artículo del Granma evidencia lo que comentan las personas que han visitado las ferias: es cierto que las ropas están hechas con telas apropiadas para nuestro clima, como lino, lienzo o algodón, y que hasta llevan bellos encajes como el frivolité, de tan buen gusto, pero son muy caras. Además, no están hechas a la medida y esto les resta cierta elegancia.

Por otra parte, quienes intentan comprarse ropa en nuestras tiendas estatales, ya sea en CUC o en moneda nacional, frecuentemente chocan con la frustrante realidad de que las telas no son apropiadas para nuestro clima, o los diseños no satisfacen sus gustos, o los precios no se corresponden con la calidad ni son realistas. Sin embargo, aun a sabiendas de esto, el gobierno prefiere dejar podrir las prendas antes que rebajarlas.

Después de 1959, los cubanos, que siempre nos caracterizamos por vestir bien, con sobriedad, y cuidar nuestra apariencia física, nos vimos obligados a cubrirnos con adefesios hechos del látex o poliéster vendido por los cupones de la libreta de racionamiento, que nada tenían que ver con nuestro clima. Mientras, los dirigentes y sus familiares tenían un par de tiendas en la calle Muralla para apertrecharse –sin costo y sin racionamiento– de ropa y calzado de calidad, bisutería, etc.

Tras permitirles la entrada a Cuba a los emigrados hacia Estados Unidos –la llamada Comunidad–, estos traían ropa para sus familiares y también para vender, y entonces se empezó a notar cierto cambio en el vestir de muchos, aunque a riesgo de ser acusados de “diversionismo ideológico”.

Todavía por aquel entonces a los cubanos nos estaba prohibido comprar en las “diplotiendas” –hasta podíamos ser encarcelados por tenencia de divisas–, pero algunos bastante osados se arriesgaban a negociar con estudiantes y técnicos extranjeros, diplomáticos, marineros, para poder comprar ropa que luego vendían en la calle.

Recuerdo que por aquel entonces también rusas, checas y polacas se dedicaban a la venta de cintas para el pelo, zapatos y ropa importada del campo socialista, sobre todo de niños.

De regreso, los europeos se llevaban principalmente ron y tabacos, y todo aquel trasiego de pacotilla ocurría con la anuencia de las autoridades. Por cierto que ahora son los venezolanos los que se dedican al trapicheo. De regreso a su país se llevan comida (azúcar, arroz, frijoles) y artículos de aseo personal, pues, según dicen (ya saben que la información entra en la Isla a cuentagotas), el desabastecimiento en Venezuela es total.

Source: El trapicheo comunista y el buen vestir CubanetCubanet – https://www.cubanet.org/destacados/el-trapicheo-comunista-y-el-buen-vestir/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/06/el-trapicheo-comunista-y-el-buen-vestir/feed/ 0
La deuda de los asaltantes al Moncada http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/la-deuda-de-los-asaltantes-al-moncada/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/la-deuda-de-los-asaltantes-al-moncada/#respond Wed, 31 May 2017 19:54:57 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173263

La deuda de los asaltantes al Moncada
¿Indemnizó Fidel Castro a los soldados que mataron los insurgentes esa
noche?
Jueves, mayo 25, 2017 | Alberto Méndez Castelló

LAS TUNAS, Cuba.- Un viejo archivero se encuentra iracundo por estos
días. Bajo apremio judicial, habían metido en la cárcel a alguien que,
además de su amigo, era su transportista y recién había recuperado la
libertad tras meses de encierro.

El bicitaxista amigo del viejo archivero, además de transportar
pasajeros, era activista de UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), y al
compás del pedaleo solía dispersar octavillas anticastristas.

Pero el activista de UNPACU no había ido a la cárcel por el delito de
“propaganda enemiga”, previsto y sancionado por el Código Penal cubano,
sino como apremio por haberse negado a pagar las multas impuestas a
resultas de “atentar contra el ornato público” tirando “papeles” en las
calles.

“Con techos de vidrio lanzan piedras a los tejados ajenos. ¿Y qué
pretenden? ¿Que les devuelvan rosas? Mira, escribe de esto”, dijo el
viejo archivero dándome un legajo de papeles amarillentos.

Di vueltas al legajo de largas cuartillas del tipo oficio, de indudable
procedencia judicial, pero no continué por temor a que las hojas de
papel se deshicieran en mis manos y tontamente sólo dije: “Sí, esto es
la copia o la fotocopia de una sentencia de antes de 1959, ¿no?”

Enfadado ahora no con los jueces y los policías castristas que habían
mandado a la cárcel a su amigo, sino conmigo por no discernir que era
aquella el acta de condena del difunto Fidel Castro por el asalto al
Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, el viejo archivero me ordenó:
“¡Lee!”

Pero al momento cambió de opinión diciéndome: “No, dame acá, te vas a
perder en la sanción penal que es lo que menos importa, déjame yo leerte
esto.”

Luego de pasar algunas hojas del legajo, el viejo archivero leyó: “Así
mismo imponemos como responsabilidad de carácter civil la obligación de
indemnizar a los herederos de los segundos tenientes Pedro Feraud Mejías
y Andrés Morales Álvarez en la suma de cinco mil pesos moneda oficial; a
los herederos de los sargentos Ramón Silverio Enríquez y Luis Oliva en
la suma de cuatro mil pesos…”

“Un momento”, dije, sacando mi libreta de notas y apuntando las cifras
que el viejo acababa de citar.

“Pues como veo que cogiste al vuelo este asunto continúo”, dijo el viejo
y prosiguió leyendo: “A los herederos de los cabos Isidro C. Izquierdo
Rodríguez y Nemesio Traba Montero, en la suma de tres mil pesos; a los
herederos de los soldados Manuel Álvarez Morgado, Urbano Sánchez Ávila,
Jesús Sánchez Pruna, Eusebio Baró Melodio, Felino Miró Ruíz, José
Vázquez, Ibrahim Galano Liranza, Pedro Guilarte y Ramiro Saturnino
Santiesteban, en la suma de dos mil pesos; a los herederos del cabo de
la banda de música Manuel Miras Nieve, en la suma de tres mil pesos; a
los herederos del sargento de la Policía Nacional Gerónimo Suárez
Camejo, en la suma de cuatro mil pesos, a los herederos del vigilante de
la Policía Nacional Pedro M. Pompa Castañeda, en la suma de dos mil
pesos y a los herederos del vigilante Roberto Fernandiz en la suma de
mil pesos… ¿Cuánto suma eso?”, preguntó el viejo.

“Déjeme ver… 52 mil pesos”, dije.

“Pero esto no para aquí, esa era la indemnización para los herederos de
los muertos, ahora viene la de los heridos”, dijo el viejo archivero y
prosiguió la lectura: “Y a indemnizar en la suma de treinta pesos al
teniente…”, la lista de indemnizados por cuantías menores era larga y al
final el archivero volvió a preguntar: “¿Cuánto suma esta?”

“Un momento… 1250 pesos”, dije.

“Pero la cosa no para ahí,” dijo el viejo, y leyó: “Y así mismo a
indemnizar al Estado cubano en la suma de dos mil cuatrocientos setenta
y un pesos y veintidós centavos, importe de los daños causados en las
dependencias del Cuartel Moncada, del Hospital Militar, del Reparto
Militar, del Hospital Civil y del Palacio de Justicia, cuyas cantidades
harán efectivas solidariamente, sufriendo en definitiva y en defecto del
pago de las mismas, apremio personal subsidiario a razón de un día por
cada tres pesos que no abonaren,” concluyó su lectura el archivero
preguntando:

“¿A cuánto asciende la suma total?”

“Déjeme ver… 52 mil pesos más 1250… 53 250 más 2 471,22… 55 721,22”, dije.

“¡Ajá…!”, exclamó el archivero, añadiendo: “De todas formas el apremio
no podía exceder de seis meses de cárcel.”

“¡Oiga… pero si los asaltantes al Cuartel Moncada fueron amnistiados!
Sólo pasaron en la cárcel 21 meses y 15 días”, dije.

El viejo archivero me miró como si quisiera traspasarme con la mirada,
como diciendo: “¡Qué jurista más comemierda es éste!” Y abochornado,
admití: “Sí, usted tiene razón, la amnistía o el indulto no exoneran la
responsabilidad penal.”

Era aquella una certeza inobjetable: la Ley de Amnistía No.2 de fecha 6
de mayo de 1955, por la que los asaltantes al Cuartel Moncada fueron
liberados cuando aún no habían cumplido dos años de prisión, no incluía
la responsabilidad civil por daños y perjuicios y a esos efectos su
artículo 8 expresaba: “La aplicación de esta amnistía no exonera de las
responsabilidades de orden civil que fueron consecuencia de la penal en
estos casos.”

Incluso hoy, el vigente Código Penal cubano se expresa en esos términos:
“La amnistía extingue la sanción y todos sus efectos, aunque no se
extiende a la responsabilidad civil, a menos que en la ley respectiva se
disponga otra cosa”.

Y otra cosa se había dispuesto con los asaltantes al Cuartel Moncada el
26 de julio de 1953: habían sido liberados de la responsabilidad penal,
pero no habían sido exonerados de la responsabilidad civil, y,
apremiados por los tribunales, podían ir a la cárcel durante seis meses
por ese incumplimiento.

Pero no pocos asaltantes liberados el 15 de mayo de 1955, ya en junio se
habían instalados en México. Personalmente el difunto Fidel Castro se
instaló en ese país el 7 de julio de 1955, pero ya antes lo había hecho
el ahora general Raúl Castro, bajo cuyo régimen a no pocos cubanos se
les impide salir de Cuba porque tienen pagos de multas pendientes,
mientras que a otros se les lleva a la cárcel por no pagar multas
traídas por los pelos.

¿Quién lo diría…? Y todavía algunos hablan de la “dictadura cruel de
Fulgencio Batista” sin mirarse al espejo. Quizás, si lo hicieran, en el
vidrio encontraran a huidizos apremiados ahora haciendo de apremiantes
jueces.

Source: La deuda de los asaltantes al Moncada CubanetCubanet –
www.cubanet.org/opiniones/la-deuda-de-los-asaltantes-al-moncada/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/la-deuda-de-los-asaltantes-al-moncada/feed/ 0
Rusia, la nueva Meca del mercado negro cubano http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/rusia-la-nueva-meca-del-mercado-negro-cubano/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/rusia-la-nueva-meca-del-mercado-negro-cubano/#respond Wed, 31 May 2017 19:14:07 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173256

Rusia, la nueva Meca del mercado negro cubano
El país euroasiático está en la mira de las ‘mulas’
Jueves, mayo 25, 2017 | Alejandro Garrido

LA HABANA, Cuba.- Yunior Rodríguez descubrió los placeres de vivir como
un explorador. Ahora realiza el recorrido La Habana-Moscú entre tres y
cuatro veces al año por medio de Aeroflot Russian Airlines, o por Air
France con escala de cuatro horas en Ámsterdam. Incluso viaja a Guyana,
y planea llegar a Panamá antes de que termine este año.

Es otra gota de agua en la ola de viajeros e inmigrantes cubanos que
buscan alternativas de mejoría económica fuera de su propio país.
Después de cerradas las puertas de Ecuador, las opciones de los cubanos
enrumbaron por vías más extensas y caras.

“Escogí Rusia porque me pareció lo más barato. Siento curiosidad por lo
ruso. Son demasiadas historias que nos contaron y que no viví, y se ha
convertido en un enlace viable y sin visado hacia otro mundo”, comenta
mientras arranca una hoja de una libreta escolar y saca un lapicero del
bolsillo del pantalón.

Empieza a dibujar números y a sacar cuentas. A la par explica que para
el recorrido de 9550 kilómetros “el pasaje oscila entre los 650 y los
1300 CUC, en las oficinas de las aerolíneas del Miramar Trade Center. En
mi primer viaje del año puedo traer hasta 125 kilogramos de mercancía, y
por Air France puedo traer 30 kilogramos más de equipaje de mano”.

Al llegar al Aeropuerto Internacional Sheremetyevo siempre le recibe
Marcelo, un guía que lo aloja en un cuarto de su casa donde hay cuatro
literas y dos colchones. Cuenta que “al principio le pagaba 100 dólares
americanos diarios (6371,64 rublos) por el alojamiento, la comida, los
taxis y para que me sirviera de guía en los mercados; ahora lo hago todo
solo”.

Para cumplir con sus travesías cesó sus vínculos laborales con el Estado
cubano. “Al menos por ahora”, subraya. Desembolsa cerca de 2 mil USD
solo en viaje y gasta otros 2 mil a 3 mil en compras. Ya en Cuba, tiene
solo dos meses para vender por cantidad o a plazos todo lo que trae para
poder irse otra vez. “Las ganancias me hacen mantener a mi familia,
sostener la universidad de mi hermano y además apoyar a mi madre”,
comenta. Aunque vive solo con su mujer e hijo, respalda a ambas
familias, la suya y la de su mujer y detalla que “no pueden vivir
holgadamente, pero comen y no andan con huecos en los zapatos”.

Comentó que hubo algunos de sus acompañantes que se quedaron en Moscú,
objetivo final Estados Unidos. “Al principio pensé que estaban locos,
luego me explicaron que viajarían en ferrocarril transiberiano desde la
localidad de Novosibirsk, más allá de los Urales, hasta alcanzar
presumiblemente Uelen o Kadykchan, que son puntos lo más al norte
posibles”. El viaje es de alrededor de 5 mil kilómetros hasta las
inmediaciones del Círculo Polar Ártico para cruzar el estrecho de Bering
hasta Alaska y luego acogerse a la Ley de Ajuste cubano. “La vuelta les
sale como en 10 000 a 12 000 CUC por persona”, refiere.

El salto final, describe Yunior que puede ser en avioneta o en botes de
pesca o barcos balleneros. Ya en Alaska siguen viaje en trineo hasta el
primer punto habitable de la península y luego siguen hasta Anchorage y
de ahí vuelan a Seattle, en el estado de Washington.

Hasta la fecha, Islas Cook, Niue, Tuvalu o Guyana son otros países
libres de visado para los viajeros cubanos.

“Hasta Guyana llegué porque es más cerca y los pasajes están entre 630 y
690 dólares, las ropas tiene casi el mismo precio que en Rusia, pero los
electrodomésticos son más caros que en Cuba. Allí los cubanos han hecho
colonia, y los hay hasta dueños de tiendas. Te puedes encontrar con
facilidad una cubana de tendera, o vendedora”, refiere sobre su más
reciente experiencia.

Añade que tiene un amigo que ha sido titulado viajero frecuente. “Él me
vende las cortesías que recibe, y cuando llego al aeropuerto me cargo
con la comida de la semana, que en el salón VIP es gratis y así no tengo
que gastar dinero en dieta. Viajar a Guyana se ha convertido en más
económico, con esas facilidades, pero mi objetivo es Panamá”.

Sobre Panamá comenta que allá es donde está el negocio del boom en Cuba:
las motos, los electrodomésticos y las piezas de carro.

“A nosotros, los viajeros, los cubanos nos pagan por la calidad de lo
que traemos, y porque completamos sus necesidades con facilidades de
pago, porque tenemos los mismos precios que en las tiendas del país,
pero a nosotros nos pueden pagar a plazos”, concluye.

Source: Rusia, la nueva Meca del mercado negro cubano CubanetCubanet –
www.cubanet.org/actualidad-destacados/rusia-la-nueva-meca-del-mercado-negro-cubano/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/rusia-la-nueva-meca-del-mercado-negro-cubano/feed/ 0
A correr oficiales raulistas! http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/a-correr-oficiales-raulistas/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/a-correr-oficiales-raulistas/#respond Wed, 31 May 2017 18:31:20 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173248

¡A correr oficiales raulistas!
La represión desatada para evitar la celebración del 20 de Mayo en la
Isla denota que la dictadura está con los pelos de punta
Martes, mayo 23, 2017 | Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba.- De pronto pensaron los oficiales y tracatanes de la
policía política del dictador Raúl Castro que los miles de defensores de
los Derechos Humanos en Cuba irían a la explanada de la Punta, en el
Malecón habanero, a celebrar el 20 de Mayo, como se hizo la primera vez
en 1902, cuando surgió la República. A plena noche del día 19, se
apresuraron a atajar a los miles de opositores.

Visitaron sus casas, ubicadas hasta en repartos lejanos de la capital, e
hicieron llamadas telefónicas a tutiplén, amenazando, advirtiendo…

Seguramente gastaron mucha más gasolina venezolana de la que utilizaron
el 1ro de mayo para transportar su ganado agradecido a la Plaza y hasta
las líneas telefónicas de ETECSA quedaron congestionadas.

Estoy segura que despertaron a los líderes Marta Beatriz Roque, a Cuesta
Morúa, a Oscar Elías Biscet, a Berta Soler, a Guillermo Fariñas, allá en
la provincia de Santa Clara, a Rodiles, al abogado René Gómez Manzano y
a un centenar de periodistas independientes que escriben para los
portales independientes bloqueados por orden de Raúl, esos que dicen
demasiadas verdades sobre su fracasada administración.

Al periodista José Fornaris, presidente de la Asociación Pro Libertad de
Prensa (APLP), lo llamaron a su celular para prohibirle una reunión que
programaba con vistas a celebrar el 20 de Mayo en su domicilio. Y, el
colmo de los colmos, llegaron a los confines de la comunidad de Santa
Fe, al oeste de La Habana, para despertar a esta anciana octogenaria y
minusválida y a sus perros para advertirle en tono de esbirro nazi, que
no se atreviera a ir a la casa de Fornaris.

Todo porque el presidente estadounidense puso buenos puntos sobre las
íes, cuando en un comunicado de la Casa Blanca, dijo que “el despotismo
cruel” no puede apagar el anhelo de libertad de los cubanos¨ y que su
administración quedaba comprometida con el logro de los derechos del
pueblo cubano.

Imagino cómo se habrá sentido el nuevo Jefe Máximo de la dictadura más
vieja de este mundo, mientras utiliza las poquitas fuerzas que le quedan
para aprobar nuevos documentos de un modelo económico y social, -“los
más estudiados, discutidos y rediscutidos de la historia de la
Revolución”-, olvidándose de que ese mismo modelo, como dijera Fidel, no
sirve ni para nosotros mismos.

¿Qué le respondió a Donald Trump? Casi nada. Apenas un comunicado
“light”, repleto de frases gastadas.

Tampoco respondió cuando, al morir el Tirano Número Uno, Trump lo
calificó como un “brutal dictador” que oprimió a su propio pueblo.

Desde entonces el nuevo presidente de Estados Unidos se ha convertido en
el millonario más querido por esa masa pacífica y heterogénea cubana,
que por ser partidaria de la libertad y la democracia, sufre
discriminación, represión, cárcel y todo tipo de vejámenes en la prensa
nacional, controlada por la dictadura castrista.

Las descomunales declaraciones de Trump seguramente pusieron los pelos
de punta al fracasado de Birán, con sus tiendas de productos
alimenticios vacías, su vieja cartilla de racionamiento tan obsoleta
como su ejército y un pueblo que espera por el prometido vaso de leche
para desayunar.

Source: ¡A correr oficiales raulistas! CubanetCubanet –
www.cubanet.org/destacados/correr-oficiales-raulistas/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/a-correr-oficiales-raulistas/feed/ 0
El enfermero bicitaxista y la abogada estatua viviente: la realidad de los profesionales en la Isla http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/el-enfermero-bicitaxista-y-la-abogada-estatua-viviente-la-realidad-de-los-profesionales-en-la-isla/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/el-enfermero-bicitaxista-y-la-abogada-estatua-viviente-la-realidad-de-los-profesionales-en-la-isla/#respond Tue, 30 May 2017 15:41:55 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173179

El enfermero bicitaxista y la abogada estatua viviente: la realidad de
los profesionales en la Isla
AGENCIAS | La Habana | 29 de Mayo de 2017 – 23:52 CEST.

El enfermero es bicitaxista; y la futura abogada, una estatua viviente
(un hada inmóvil que atrae turistas).

Ambos podrían trabajar en lo suyo, pero los salarios (de los más bajos
de la región) pulverizan el prestigio profesional en Cuba, apunta AFP.

José Antonio Torres se graduó como enfermero intensivista y Beatriz
Estévez está a punto de terminar la Universidad.

De 38 años, mulato y delgado, Torres ganaba 20 dólares al mes. Colgó la
bata blanca y ahora pedalea fuerte en La Habana por sus cuatro hijos.

Por su parte, Estévez, una soltera de 26 años, pasa una hora frente al
espejo maquillándose como hada y cuatro, inmóvil, recibiendo propinas
bajo la sombra habanera.

“En un día puedo ganar lo mismo que un enfermero en un mes, y un poquito
más”, justifica Torres.

“En un bufete no voy a ganar ni la mitad de lo que gano ahora mismo
haciendo de estatua viviente”, apunta Estévez.

El hada de la calle Mercaderes se lleva 20 dólares en una sola jornada.
El sueldo promedio mensual ronda los 29. Un ingeniero industrial recibe,
por ejemplo, 32 dólares al mes trabajando ocho horas diarias.

Muchos profesionales migran. Y los que se quedan, incluidos actores de
televisión, se suman al floreciente sector turístico ya sea como
meseros, taxistas o alquilando cuartos.

Medio millón de cubanos trabajan por su cuenta y su salario mensual
cuadruplica el estatal.

Mientras se maquilla, Estévez habla sin enfado: “No me da pena decir que
estudié Derecho y no lo quiero ejercer porque (…) todo el mundo sabe
por qué pasan estas cosas”.

Torres debió renunciar a uno de los mejores hospitales del país. “No fue
una decisión fácil (…), pero tenía que buscar una alternativa para
seguir manteniendo a mi familia”.

Salarios insuficientes

“No me imagino un trabajador latinoamericano viviendo con 25 dólares
mensuales”, reconoce el economista cubano Pavel Vidal, de la Universidad
Javeriana de Cali.

Aunque hay una red de seguridad social que “da cierta protección”
(señala el experto) la dualidad monetaria y su consecuente inflación;
las reformas a medio cumplir y una inversión extranjera a cuentagotas
exprimen el bolsillo.

El salario no alcanza, aun cuando cada cubano recibe algunos alimentos
subsidiados por la libreta de abastecimiento.

El economista Pedro Monreal, autor de varios estudios sobre el tema,
estima que el salario mensual medio debería aumentar cuatro veces (hasta
los 116 dólares equivalentes) para cubrir la canasta básica.

En abril de 2016, Raúl Castro admitió que los salarios y pensiones “son
insuficientes para satisfacer necesidades básicas”.

Entre 2010 y 2015 el salario de médicos, deportistas y empleados de
ciertas empresas creció un 43%. Los demás no recibieron el mismo ajuste.

De acuerdo con datos oficiales, en los últimos ocho años la economía ha
crecido en promedio 2,3% del PIB, y los salarios solo han recuperado el
30% del valor adquisitivo que tenían en 1989, cuando inició la crisis
por el desplome soviético.

Torres lo ilustra: “En un par de zapatos se te va el salario completo”.

El Gobierno quiere mejorar la productividad para aumentar sueldos.
Mauricio de Miranda, economista cubano de la Universidad Javeriana,
cuestiona la ecuación.

“El tema no es sentarse a esperar a que aumente la producción para que
aumenten los salarios, porque entre otras cosas la producción no aumenta
por las restricciones que el propio Gobierno pone”, señala a la AFP.

“Lo que tiene que hacer el Estado es permitir a los profesionales
ejercer su oficio: de 201 actividades aprobadas por el Gobierno para el
trabajo por cuenta propia, la mayoría son actividades no cualificadas.
No llegan ni a diez las actividades cualificadas”, lamenta el economista
y profesor universitario Carmelo Mesa-Lago.

Asimismo, Mesa-Lago considera una pérdida económica el hecho de que
muchos cuentapropistas con estudios universitarios y preuniversitarios
se dediquen a actividades no cualificadas.

Entretanto, las matrículas universitarias descienden. En 2009-2010 se
inscribieron 606.863 estudiantes, en el de 2014-2015 fueron 173.298,
según la Oficina Nacional de Estadísticas.

Source: El enfermero bicitaxista y la abogada estatua viviente: la
realidad de los profesionales en la Isla | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1496094765_31494.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/el-enfermero-bicitaxista-y-la-abogada-estatua-viviente-la-realidad-de-los-profesionales-en-la-isla/feed/ 0
Profesionales mal pagados se van al sector turístico http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/profesionales-mal-pagados-se-van-al-sector-turistico/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/profesionales-mal-pagados-se-van-al-sector-turistico/#respond Tue, 30 May 2017 13:52:06 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173172

Profesionales mal pagados se van al sector turístico
Medio millón de cubanos trabajan por su cuenta y su salario mensual
cuadruplica el estatal
Agencias, Madrid | 30/05/2017 9:48 am

El enfermero se hizo bicitaxista, y la futura abogada es un hada inmóvil
que atrae turistas. Ambos podrían trabajar en lo suyo, pero los salarios
—relativamente los más bajos de la región— pulverizan el prestigio
profesional en Cuba, informa la AFP.
Es una angustia para miles y un reto para la transición histórica.
Después de la muerte de Fidel Castro en noviembre, su hermano Raúl
dejará la presidencia en febrero de 2018, tras liderar por 10 años una
lenta y cauta apertura dentro del modelo centralizado soviético.
Por primera vez, en más de medio siglo, un Castro no estará al frente
del poder.
Gracias a la Revolución, José Antonio Torres se graduó como enfermero
intensivista y Beatriz Estévez está a punto de terminar la universidad.
En otros países la educación superior cuesta, y mucho.
Hasta la década pasada, por cada 100.000 habitantes, 3.328 accedían a
ella en América Latina. En Cuba la tasa fue cinco veces mayor, según un
estudio de la Unesco de 2015.
Aun con el embargo estadounidense, el sistema socialista garantiza
acceso universal y gratuito a educación y salud. El Estado emplea al 70
% de los cinco millones trabajadores, incluidos todos los médicos y
abogados. En 2015 la desocupación fue de 2,4 %.
Hasta aquí el lado noble de la historia.
De 38 años, mulato y delgado, Torres ganaba veinte dólares al mes. Colgó
la bata blanca y ahora pedalea fuerte en La Habana por sus cuatro hijos.
De su lado, Estévez, una soltera de 26 años, pasa una hora frente al
espejo maquillándose como hada y cuatro, inmóvil, recibiendo propinas
bajo la sombra habanera.
“En un día puedo ganar lo mismo que un enfermero en un mes, y un poquito
más”, justifica el enfermero. Estévez remata: “En un bufete no voy a
ganar ni la mitad de lo que gano ahora mismo haciendo de estatua viviente”.
El hada de la calle Mercaderes se lleva 20 dólares en una sola jornada.
El sueldo promedio mensual ronda los 29. Un ingeniero industrial recibe,
por ejemplo, 32 dólares al mes trabajando ocho horas diarias.
Muchos profesionales migran. Y los que se quedan, incluidos actores de
televisión, se suman al floreciente sector turístico ya sea como
meseros, taxistas o alquilando cuartos.
Medio millón de cubanos trabajan por su cuenta y su salario mensual
cuadruplica el estatal.
Mientras se maquilla, Estévez habla sin enfado: “No tengo pena decir que
estudié Derecho y no lo quiero ejercer porque (…) todo el mundo sabe por
qué pasan estas cosas”.
Torres debió renunciar a uno de los mejores hospitales del país. “No fue
una decisión fácil (…), pero tenía que buscar una alternativa para
seguir manteniendo a mi familia”.
“No me imagino un trabajador latinoamericano viviendo con 25 dólares
mensuales”, reconoce el economista cubano Pavel Vidal, de la Universidad
Javeriana de Cali.
Aunque hay una red de seguridad social que “da cierta protección”
—señala el experto—, la dualidad monetaria y su consecuente inflación;
las reformas a medio cumplir y una inversión extranjera a cuentagotas
exprimen el bolsillo.
En la Isla circulan dos monedas locales, se puede ganar en una y gastar
en otra. El CUC, la moneda fuerte, está casi a la par con el dólar.
El salario no alcanza, aun cuando cada cubano recibe algunos alimentos
subsidiados por la libreta de abastecimiento.
El economista Pedro Monreal, autor de varios estudios sobre el tema,
estima que el salario mensual medio debería aumentar cuatro veces (hasta
los 116 dólares equivalentes) para cubrir la canasta básica.
En abril de 2016, Raúl Castro admitió que los salarios y pensiones “son
insuficientes para satisfacer necesidades básicas”.
Entre 2010 y 2015 el salario de médicos, deportistas y empleados de
ciertas empresas creció un 43 %. Los demás no recibieron el mismo ajuste.
En los últimos ocho años la economía ha crecido en promedio 2,3 % del
PIB, y los salarios solo han recuperado el 30 % del valor adquisitivo
que tenían en 1989, cuando inició la crisis por el desplome soviético,
recuerda Vidal a la AFP.
Torres lo ilustra: “En un par de zapatos se te va el salario completo”.
El Gobierno quiere mejorar la productividad para aumentar sueldos.
Mauricio de Miranda, economista cubano de la Universidad Javeriana,
cuestiona la ecuación.
“El tema no es sentarse a esperar a que aumente la producción para que
aumenten los salarios, porque entre otras cosas la producción no aumenta
por las restricciones que el propio gobierno pone”, señala a la AFP.
Entretanto, las matrículas universitarias descienden. En 2009-2010 se
inscribieron 606.863 estudiantes, en el de 2014-2015 fueron 173.298,
según la Oficina Nacional de Estadística.

Source: Profesionales mal pagados se van al sector turístico – Noticias
– Cuba – Cuba Encuentro –
www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/profesionales-mal-pagados-se-van-al-sector-turistico-329455

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/profesionales-mal-pagados-se-van-al-sector-turistico/feed/ 0
‘Eso es para los animales’. Guantanameros se quejan del picadillo que les vende el Gobierno http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/eso-es-para-los-animales-guantanameros-se-quejan-del-picadillo-que-les-vende-el-gobierno/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/eso-es-para-los-animales-guantanameros-se-quejan-del-picadillo-que-les-vende-el-gobierno/#respond Tue, 30 May 2017 12:26:14 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173154

‘Eso es para los animales’. Guantanameros se quejan del picadillo que
les vende el Gobierno
MANUEL ALEJANDRO LEÓN VELÁZQUEZ | Guantánamo | 25 de Mayo de 2017 –
13:14 CEST.

“Es para animales”, coinciden guantanameros sobre la calidad
del picadillo que distribuye el Gobierno a través del sistema de
racionamiento. “No deberían considerarlo apto para el consumo humano”,
insisten.

Este producto llega una o dos veces al mes a las bodegas. Los
guantanameros han visto descender progresivamente la calidad de la cuota
que reciben. El asunto ha llegado incluso a la prensa oficial local.

“A veces llega demasiado ácido, con un olor fuerte, plagado de tendones
y otros componentes que, cuando terminas de limpiar, apenas queda qué
comer”, citó el semanario Venceremos, que recogió quejas de consumidores
sobre ese y otros productos.

“Es algo parecido a un natilla, pero de soya y vísceras de animales”,
describió a DIARIO DE CUBA Mercedes Fistó, ama de casa jubilada.
“Echándole todos los ingredientes que tengas a mano, puede que el perro
de la casa se lo coma”.

“No creo que sea bueno para la salud humana”, dijo una residente en
Isleta, al sur de la ciudad de Guantánamo. “En ocasiones viene cargado
de sal, sin contar la casi nula presencia de masa consistente”.

Antes “daba gusto cocinarlo”, declaró un jubilado que descansaba en el
portal de su vivienda. “Tiempo atrás tenía mejor calidad, se le podía
notar algo de carne. Yo iba a la carnicería con una jaba cualquiera y no
había riesgo de que se me botara. Ahora tengo que ir con una vasija
porque aquello es medio líquido, además de que trae una cantidad
descabellada de tendones”.

Gisela Echavarría, ama de casa, dijo que no sabe de qué forma preparar
el picadillo para que sea más agradable al paladar de su familia.

“La verdad es que ya no sé cómo voy a cocinarlo. Es tan aguado que da
mala impresión, y no importa el condimento que le eches, sabe mal y los
niños no quieren saber de él. Lo peor es que la situación económica está
tan mala que a veces no hay otra cosa, pero si yo pudiera, no lo compraba”.

En las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) el Gobierno vende picadillo
generalmente de res, pollo y pavo, con mejor aceptación en cuanto a
calidad, pero muchos consumidores se quejan de los precios.

“El picadillo de la TRD es bueno, pero trae muy pocos gramos y es muy
caro. Hay de 95 centavos de CUC y de 1,10 y si a eso le sumas que tienes
que comprar más de uno para una comida de cuatro personas, no da la
cuenta. Poco a poco nos están matando de hambre”, criticó una maestra.

“Deberían mandar una inspección de La Habana para que valore la
situación y prohíba la venta de esa cosa, que nadie sabe qué es”, afirmó
Lorenzo García, residente en el reparto Caribe, sobre el picadillo del
sistema de racionamiento. “Estoy seguro de que para Occidente no se
atreven a asignar eso”, añadió, aunque las quejas se repiten también en
esa zona del país.

“Mi esposa no lo compra, pero como lamentablemente en este país hay
gente que pasa el mar por el fondo, le damos la libreta de
abastecimiento para que lo coja a una vecina que tiene tres niños y vive
sola”, concluyó.

Source: ‘Eso es para los animales’. Guantanameros se quejan del
picadillo que les vende el Gobierno | Diario de Cuba –
www.diariodecuba.com/cuba/1495710869_31378.html

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/eso-es-para-los-animales-guantanameros-se-quejan-del-picadillo-que-les-vende-el-gobierno/feed/ 0
Castro Regime Rushes Unfinished Business Before Raul Leaves the Presidency http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/castro-regime-rushes-unfinished-business-before-raul-leaves-the-presidency/ http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/castro-regime-rushes-unfinished-business-before-raul-leaves-the-presidency/#respond Sun, 21 May 2017 17:23:31 +0000 http://www.cubaverdad.net/weblog/?p=173072

Castro Regime Rushes Unfinished Business Before Raul Leaves the Presidency

14ymedio, Havana, 19 May 2017 — The government rushed on Friday to
accomplish some pending tasks before Raul Castro leaves the
presidency. The Third Plenary Session of the Central Committee of the
Communist Party ratified two programmatic documents at a meeting where
Marino Murillo reappeared, vice-president of the Council of Ministers
removed from the family photo of power as of November of last year.

Just 40 days before the promised deadline, the Conceptualization of the
Cuban Social and Economic Development Model and the bases of the
National Economic and Social Development Plan were approved until 2030.
The package also included compliance with the new modifications to The
Guidelines of the Economic and Social Policy of the Party and the
Revolution.

A note read on the noon edition of the television news reported that
President Raul Castro considers these documents as “the most studied,
discussed and rediscussed in the history of the Revolution.” The
approval of the texts occurs after a long process in which, it is said,
more than 1.5 million Cubans participated.

The Plenum agreed to submit to the consideration of the National
Assembly the Conceptualization of the Model and the Guidelines, but with
regards to the Plan it only proposed to inform the parliamentarians
about its approval.

The ratification of these programs comes at a difficult time for the
country. Last year, the island experienced a 0.9% decrease in its Gross
Domestic Product (GDP) for the first time since 1995. Stopping this drop
and obtaining an increase in GDP is the government’s main economic
objective for this year.

The political and economic crisis in Venezuela has caused an abrupt drop
in oil imports to the island. Of the 100,000 barrels a day received by
Cuba at a subsidized price during the best years of closer ties with
Venezulea, analysts estimate that now only less than half as many
barrels are arriving.

A Russian oil company has taken on providing an emergency supply and
plans to send in the next few months about 250,000 tonnes of oil and
diesel to the island where, since last year, the consumption of
electricity in state entities has been rationed and cuts have been
applied to the fuel supply.

The current scenario directly raised questions about what was
established in the Plan for 2030.

The Conceptualization does not reference that the ultimate goal of Cuban
socialism is to build the communist society; nor does it mention as a
goal the suppression of the exploitation of man by man.

Missing in the document are topics of great interest to the population
such as the elimination of rationing system, the permitting of
professionals to exercise self-employment in their specialties, or human
rights.

Source: Castro Regime Rushes Unfinished Business Before Raul Leaves the
Presidency – Translating Cuba –
translatingcuba.com/castro-regime-rushes-unfinished-business-before-raul-leaves-the-presidency/

]]>
http://racionamientoencuba.impela.net/2017/05/castro-regime-rushes-unfinished-business-before-raul-leaves-the-presidency/feed/ 0